Análisis

La desconexión de la ‘BBC’

Cristiano Ronaldo lamenta las ocasiones perdidas ante la UD Las Palmas./Reuters
Cristiano Ronaldo lamenta las ocasiones perdidas ante la UD Las Palmas. / Reuters

La mayor sequía goleadora de Benzema, Bale y Cristiano coincide con el peor Real Madrid en Liga desde que tiene al tridente

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

¿Qué le ocurre a la ‘BBC’? Esa es la pregunta del millón a la que no encuentran respuesta ni la afición del Real Madrid, ni la crítica, ni los jugadores, ni el técnico Zinedine Zidane. Más allá de afirmar que la negación de las estrellas blancas ante el gol es sólo cuestión de rachas y de mostrar su convencimiento de que todo cambiará con tiempo y trabajo, el entrenador galo y sus estrellas no dan con la tecla para transformar la dinámica negativa. «Ellos son los primeros que no estan cntentos.

Seguro que marcarán dentro de poco. Lo importante es crear ocasiones», apuntó Zizou, el domingo, sobre esta crisis de artilleros. «Ya llegarán sus goles. No nos preocupa que hayan metido poco porque son jugadores que marcan la diferencia y lo importante es ganar marque quien marque», apostilló el capitán, Sergio Ramos tras el triunfo balsámico ante Las Palmas.

Más información

El equipo, e individualmente Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema, presentan los peores números desde que los tres coinciden en el Madrid, camino ya cinco años. Resulta insólito que ninguno de ellos defienda a sus países en los próximos compromisos internacionales por cuestiones diferentes: Benzema está castigado desde el escándalo con el vídeo sexual de su compañero Mathieu Valbuena, Bale sigue su puesta a punto y Cristiano ha preferido prepararse en Madrid y borrarse de los bolos de Portugal contra Arabia Saudí y Estados Unidos.

Ausentes por diferentes motivos en sus selecciones nacionales, suman cuatro goles tras 11 jornadas en el torneo de la regularidad, los mismos que Asensio e Isco y ocho menos que Messi

Llegados al nuevo parón por los compromisos de las selecciones, los números son elocuentes. En el plano colectivo, el Real Madrid es tercero con 23 puntos, a ocho del Barcelona, tras siete victorias, dos empates y dos derrotas, con 22 goles a favor y nueve en contra. Cuatro puntos y nueve goles más sumaban los blancos a estas alturas el curso pasado, cuando eran líderes; un punto más y cuatro goles más hace dos campañas, cuando el Madrid marchaba segundo tras 11 jornadas; en el curso 14-15, el equipo de Carlos Ancelotti era líder con 27 puntos y 42 tantos anotados, y en el 13-14, el primero con la ‘BBC’ al completo, los blancos marchaban terceros con 25 puntos y 27 goles a favor.

Las comparaciones son más elocuentes jugador por jugador, ya que Cristiano y Benzema sólo han marcado un gol en esta Liga y Bale, dos. Cuatro tantos entre los tres, los mismos que Marco Asensio e Isco Alarcón, los ‘pichichis’ del equipo. Y ocho menos que el azulgrana Leo Messi, quien ve más puerta que la BBC, Luis Suárez y los atléticos Griezmann, Gameiro y Vietto juntos. Contrastan estos guarismos con los alcanzados por los astros de Concha Espina desde que compiten juntos. Así, tras 11 jornadas ligueras habían marcado 14 tantos en la 16-17, 16 goles en la 15-16, 29 en la 14-15 y 18 hace cinco temporadas. En estos años, CR7 anotó 5, 8, 18 y 11 dianas, sucesivamente. La serie de Benzema es de 4, 6, 6 y 4 goles en los últimos cuatro años. Y la de Bale es de 5, 2, 5 y 3.

También su presencia se ha visto reducida a causa de las lesiones y de la expulsión por cuatro partidos que arrastró el crack de Madeira desde que empujó al colegiado vasco De Burgos Bengoetxea en la Supercopa ante el Barça. Bale sólo ha jugado cinco encuentros, igual que en el inicio de su primera campaña, Benzema ha salido en siete, uno más que en su peor inicio en la 15-16, y Cristiano ha sido titular en otros siete choques ligueros, menos que nunca.

Desesperados

La sequía realizadora de los iconos merengues es tan alarmante que el luso no marca ante su afición en el torneo de la regularidad desde hace casi seis meses (un doblete el 14 de mayo ante el Sevilla), el galo desde el 2 de abril contra el Alavés, hace por lo tanto más de siete meses, y el galés desde el 18 de febrero contra al Espanyol, hace casi un embarazo.

Con estas trazas no extraña lo que sucedió durante en el partido ante Las Palmas. Cristiano, desesperado, golpeó el césped del Bernabéu tras cabecear a las manos de Raúl Lizoain en el primer tiempo y se giró, resopló y miró al cielo tras asistir a Isco en el tercer gol que abrochó la victoria. El portugués, que lo intentó siempre, se llevó la ovación del Bernabéu.

Peor le fue a Benzema, protegido por Zinedine Zidane al cambiarle por Lucas Vázquez cuando la afición blanca todavía festejaba ese gol del malagueño y casi ni se apercibió de esa repentina sustitución. El delantero francés fue abucheado, ya a los tres minutos de juego, por dormirse en un mano a mano con el guardameta, y también tras un intento de remate de cabeza, libre de marca, en el que no tocó ni el balón. Según publica As, le superan con creces todos los que han sido sus excompetidores en el Real Madrid: Higuaín y Mariano llevan 9 goles en la Juventus y el Lyon; Morata (8 en el Chelsea), Chicharito Hernández (4 en el West Ham) y Adebayor (4 en el Buyksehir turco).

Mientras CR7 y Karim seguían ofoscuados, el galés Gareth Bale rumiaba su situación en uno de los palcos del Bernabéu. El ‘expreso de Cardiff’ ya se ejercita con el grupo pero está de baja desde que a finales de septiembre sufrió su enésima lesión muscular ante el Borussia Dortmund, aunque desde el club blanco se insistió en que se rompió entrenándose con su selección.

Fotos

Vídeos