Jornada 17

El clásico más político, 'seguro' y con duelo de banderas

Agentes de la Policía Nacional supervisan los alrededores del Santiago Bernabéu antes del clásico de 2015. /Chema Moya (Efe)
Agentes de la Policía Nacional supervisan los alrededores del Santiago Bernabéu antes del clásico de 2015. / Chema Moya (Efe)

Este Real Madrid-Barça dos días después de las elecciones en Cataluña y justo antes de Nochebuena tendrá unas medidas de seguridad similares a las de noviembre de 2015

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

En noviembre 2015 el Real Madrid-Barcelona disputado en el Santiago Bernabéu se convirtió en el evento deportivo más seguro del mundo, al celebrarse justo una semana después de los atentados terroristas en París. Hubo un triple anillo de seguridad en los aledaños del estadio con controles exhaustivos por parte de los 2.500 efectivos de seguridad (alrededor de 1.100 agentes de la policía nacional y 1.400 personas entre la seguridad privada contratada por el club, Policía Municipal, Servicios de Emergencias y Protección Civil) desde tres horas antes del comienzo del duelo. Se revisó el alcantarillado, los vehículos estacionados en la zona, se prohibió la entrada con mochilas e incluso se colocaron 'vigilancia invisible' con tiradores de élite apostados en las partes más altas del estadio.

El Real Madrid duplicó el personal de seguridad privada en el estadio y ha mantenido el número de agentes de seguridad desde entonces. Además, controla con identificación de huellas digitales la entrada y salida de personal temporal, o externo, antes y durante los partidos sean de alto riesgo o no -como este clásico- por la Comisión Permanente contra la Violencia, el Racismo, la xenofobia y la Intolerancia en el Deporte. El despliegue policial en Cataluña es uno de los motivos esgrimidos para evitar que haya sido calificado de este modo. En cualquier caso, desde el Real Madrid se ha solicitado utilizar inhibidores de frecuencia para evitar posibles apariciones de drones, una de las principales preocupaciones en la organización de cualquier espectáculo al aire libre.

Más información

Reventas y estafas

Además, no hay que olvidar que España está en alerta terrorista nivel 4 desde 2015, y además desde mediados de agosto, tras los atentados en Cataluña (en los que 15 personas fueron asesinadas) la seguridad se ha reforzado en las zonas que acumulan más número de gente por ser un potencial foco de turistas y aglomeraciones. Desde aquel clásico nunca hubo tantos agentes (aunque han rondado los 1.8000 en duelos de Champions League) aunque esta vez, debido a que el duelo se juega cerca de las navidades el número será muy similar al de aquel clásico, saldado con 0-4 para el Barcelona en lo que supuso la sentencia de Rafa Benítez como técnico blanco. Desde el pasado 1 de diciembre, y hasta el 7 de enero, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un Centro de Coordinación de Seguridad durante los fines de semana, festivos y víspera de festivos.

.En las últimas semanas Madrid ha visto como algunos de sus ciudadanos ponían la bandera española en los balcones y se espera que muchos de ellos lo hagan en el estadio

La capital recibe miles de turistas nacionales y extranjeros durante el fin de semana navideño y la estimación de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid es que haya una ocupación media superior al 75 por ciento, un incremento del 4 por ciento al mismo periodo en 2016. El Real Madrid quiere reubicar a los seguidores azulgrana en la zona designada para la afición rival y que no estén por todo el estadio, tal y como sucedió en último clásico (más de 350 carnets fueron utilizados de forma fraudulenta para hacer negocio) lo que provocó que los abonados que revendieron su localidad fueran suspendidos de su condición de socios. Además, las entradas online tendrán que ser impresas en el estadio, para evitar estafas: las fotocopias eran revendidas como originales.

Bartomeu y el independentismo

Además, el partido se disputa dos días después de las elecciones en Cataluña, que vive una tensa situación desencadenada tras la celebración del referéndum por la independencia del 1 de octubre. En las últimas semanas Madrid, como otras ciudades españolas, ha visto como algunos de sus ciudadanos ponían la bandera en los balcones y se espera que muchos de ellos lo hagan en el estadio. Algo similar a lo que sucedió en el Wanda Metropolitano cuando el Barcelona visitó el coliseo en noviembre.

«El ambiente será bueno, no tengo ninguna duda. Fuimos a jugar en el campo del Atlético de Madrid creo que fue muy cerca del 1 de Octubre (fecha del ilegalizado referéndum de autodeterminación catalán) y se habló muchísimo del recibimiento que íbamos a tener. Creo que fue uno de los mejores partidos que hemos visto, de buen rollo en el campo, de la gente y espero que mañana sea igual», añadió Ernesto Valverde, que insistió en el que el Barça representa a muchas sensibilidades y «lo que intentamos es que todos estén contentos independientemente de qué votaron».

«El ambiente será bueno, no tengo ninguna duda, lo que intentamos es que todos estén contentos independientemente de qué votaron»

Muchos aficionados han recriminado a la actual directiva el posicionamiento político del club en favor del independentismo de Cataluña. Por contra, Josep María Bartomeu niega tal extremo... en privado. Hace unos días 'La Gaceta' publicó una grabación con cámara oculta la conversación de un ex socio del Barcelona, que acusa al mandatario de «mezclar fútbol con política» en estos meses, lo que animó a borrarse como miembro de la entidad. Bartomeu incluso llega a asegurar que el mundo independentista le odia. «La realidad es que me quieren fuera del Barça porque yo no estoy ayudando al proceso», le dice a su interlocutor antes de afirmar que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) pidió dinero al Barça para sufragar sus acciones independentistas. «Hay una campaña en contra nuestra. Todo el soberanismo independentista va en contra de la directiva del Barça porque no ayudamos, porque no financiamos. A los carteles de la ANC les dije que no... Me han pedido dinero y les dijo que no. Yo respeto la libertad de expresión pero el Barça no se puede politizar», dice Bartomeu en la citada grabación, que no contaba con su autorización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos