Dieciseisavos | Ida

Al Atlético le va la Europa League

Los futbolistas del Atlético celebran uno de los goles. /Anders Kjaerbye (Efe)
Los futbolistas del Atlético celebran uno de los goles. / Anders Kjaerbye (Efe)

El conjunto colchonero se impone con superioridad al Copenhague en su debut en la competición europea con goles de Saúl, Gameiro, Griezmann y Vitolo

NACHO CASTAÑÓN

El Atlético de Madrid consiguió una importante victoria en su estreno en la Europa League tras ganar 1-4 al Copenhague. Un resultado que pone a los de Diego Pablo Simeone con pie y medio en octavos de final tras demostrar una gran superioridad ante un equipo danés que evidenció el mal momento que vive. Tras un inicio extraño, los colchoneros supieron imponerse en la eliminatoria realizando un partido muy completo.

Los de Simeone regresaban cinco años después a la Europa League, competición que conquistaron en 2010 y 2012, con ganas de lavar la pobre imagen que ofrecieron en la fase de grupos de la Liga de Campeones. El encuentro, de hecho, comenzó recordando al choque inicial de la máxima competición europea contra la Roma, donde los rojiblancos gozaron de muchas ocasiones de gol que no lograron materializar.

El Atlético, a pesar de la baja de última hora de Jan Oblak por un proceso gripal, arrancó con mucha fuerza el partido en el Parken Stadion de Copenhague, generando varias ocasiones claras de gol en los primeros instantes del choque. Sául Ñíguez, con un tiro dentro del área, y, poco después, Antoine Griezmann en un mano a mano, no fueron capaces de abrir el marcador en un inicio extraño de partido. Los locales apenas pasaban del medio campo, mientras que los de Simeone dominaban la posesión, pero sin acierto a la hora de finalizar las jugadas.

1 Copenhague

Olsen, Ankersen, Vavro, Lüftner, Boilesen, Kvist, Gregus, Skov (Pavlovic, min. 72), Falk (Santander, min. 61), Pieros y Fischer (Bengtsson, min.72).

4 Atlético

Moyá, Juanfran, Giménez, Godín, Lucas, Thomas, Saúl, Koke (Gabi, min. 78), Correa (Carrasco, min. 58), Griezmann y Gameiro (Vitolo, min. 68).

Goles:
1-0, Fischer (min. 15); 1-1, Saúl (min. 20); 1-2, Gameiro (min. 36); 1-3, Griezmann (min. 70); 1-4, Vitolo (min. 77)
Árbitro:
Aleksei Kulbakov (bielorruso). Amonestó a Skov (min. 23), Correa (min. 43)
Incidencias:
Partido correspondiente a la ida de dieciseisavos de final de la Europa League disputado en el estadio de Parken Stadion.

Y al final, en el fútbol, el que perdona lo paga. Tras no materializar las cinco ocasiones claras de gol, el Copenhague golpeó marcando en su primera ocasión del partido gracias a un tanto de Fischer. Con tiempo para la reacción, los rojiblancos seguían insistiendo y en apenas cinco minutos lograron el empate con un testarazo de Saúl tras centro de Griezmann.

Con el marcador igualado, el partido entró en una fase donde apenas se generaron jugadas de peligro, con el dominio del balón por parte del Atlético, que no se descompuso y supo trabajar cada jugada con paciencia, consciente de que en algún momento llegaría el segundo. Y no tardó mucho. Una gran jugada entre Lucas y Griezmann terminó con Kevin Gameiro anotando el segundo para los del Cholo. Incluso el francés estuvo a punto de marcar el tercero antes del descanso.

Clara superioridad

En la segunda mitad los de Simeone siguieron dominando el partido, generando las ocasiones más claras y con una defensa que apenas sufría con las escasas embestidas danesas. El conjunto rojiblanco, con el marcador a favor y debido a la superioridad en el campo, se empezaba a divertir, moviendo la pelota al primer toque, buscando el área rival con insistencia y demostrando mucha seguridad en cada jugada.

Griezmann, que estaba siendo de los mejores del partido, puso el 1-3 en el marcador al batir a Olsen con un disparo raso cruzado tras una gran asistencia de Yannick Carrasco. El Copenhague, incapaz de reaccionar, no conseguía hacerse con el dominio de la pelota ante un Atlético que enfilaba la portería rival en cada ocasión. Y esa superioridad quedó reflejada en el cuarto y último tanto colchonero, obra de Vitolo, que cazó un balón muerto dentro del área tras un rebote y que logró batir con su disparo, con algo de fortuna, al guardameta del club danés.

En los instantes finales el Atlético se relajó, moviendo el balón con calma y esperando que los minutos se consumieran, y casi le cuesta un susto tras un remate al larguero de Pavlovic en un córner. Al final el Atlético pone un pie y medio en octavos de final y avanza en su objetivo de conquistar un trofeo que no se le da nada mal, mientras que el Copenhague lo tiene realmente complicado para darle la vuelta al resultado en el Wanda Metropolitano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos