Ojeadores

Las estadísticas en la búsqueda de talento

Kante y Martial, en un Manchester United-Leicester. /
Kante y Martial, en un Manchester United-Leicester.

«Tener una perspectiva científica del fichaje permite recudir el porcentaje de fracaso» dicen distintos ojeadores sobre la utilidad de las estadísticas a la hora de reclutar.

CORENTIN DAUTREPPEParís

¿Recuerdan Moneyball? Esta película, estrenada en 2011, es una referencia para comprender el lugar de las estadísticas en el deporte. Brad Pitt interpreta a Billy Beane, quien, al frente de un modesto equipo de béisbol, sistematiza con éxito el recurso a los datos tanto en los fichajes como en el entrenamiento. Más allá de la película de Bennett Miller, el fútbol no ha escapado a esta invasión de las estadísticas, muy útiles a la hora de reclutar.

Fundados de la empresa suministradora de estadísticas Prozone, Thomas Schmider, detalla: «Al principio, el análisis estadístico se realizaba solo sobre un equipo propia, sobre su rendimiento y la manera de mejorarlo. Después, las estadísticas se usaron para ayudar a analizar a un rival, a través de análisis de videos y estadísticas. Y no fue hasta una tercera fase que comenzó a aplicarse en los fichajes». Los clubes ingleses están particularmente avanzados en esta materia y el Mánchester City y el Liverpool, por ejemplo, cuentan con una decena de personas dedicadas al análisis de estadísticas para el reclutamiento. Son los ‘technical scouts’, que podría traducirse como ‘cazatalentos técnológicos’. Mientras los ojeadores tradicionales se patean los estadios, los ‘technical scouts’ escrutan los bancos de datos.

Fue gracias a sus estadísticas defensivas que el pequeño mediocentro francés N’Golo Kanté fue descubierto por el Leicester. Dos temporadas después, el galo es doble campeón de Inglaterra, primero con los Foxes y la temporada pasada con el Chelsea. Interrogado por este medio por el uso de bancos de datos, el coordinador de ‘scouting’ de la Roma Francesco Vallone explica: «Más allá del análisis cualitativo y subjetivo de cada jugador, tenemos un análisis estadístico y cuantitativo que a menudo permite entender mejor la progresión y las características objetivas de tal o cual jugador». Para Damien Comolli, exdirector deportivo del Saint-Etienne y del Liverpool y actualmente comentarista de radio, «tener una perspectiva científica del fichaje permite recudir el porcentaje de fracaso».

Estas herramientas «han cambiado» la manera de fichar, asegura Vallone. «Actualmente, todos estos sistemas permiten a todo el mundo de seguir a todo el mundo, en cualquier parte del mundo. Esto aumenta la competencia y es por este motivo que hace falta tener la mejor organización posible para llegar el primero». Tanto para las empresas especializadas como para los clubes es «una carrera armamentística» para descifrar «más campeonatos, más partidos, más estadísticas» dice Schmider. Ello explica que su empresa fuese comprada en 2015 por Stats, una firma estadounidense, o que ya en 2012 el Arsenal pagó 4 millones de dólares para hacerse con la propiedad de otra sociedad especializada en tratamiento de datos (StatDNA).

Algunos clubes supervisan incluso los videojuegos. «Varios equipos top mundial utilizan la base de datos del Football Manager en sus operaciones de ‘scouting’», asegura a este medio un portavoz de SI Games, programador del conocido juego. Este juego de simulación propone al jugador meterse en el papel de un dirigente futbolístico y gestionar un club de una manera muy realista: equilibrar presupuestos, lesiones de jugadores claves, derrotas sorprendentes... Y todo ello sobre una base de datos de más de 350.000 jugadores, con sus puntos fuertes, sus debilidades, estado de forma, etc.

Este banco de datos «es uno de los más amplios del mundo» y ha sido creado poco a poco gracias «a una red de más de 1.300 ojeadores», añade SI. «No se pretende tener la base de datos perfecta, somos humanos», dice Benjamin, uno de los programadores de la versión francesa del juego. Encargado de la Ligue 1 y la Ligue 2, tiene que «dar una valoración del potencial del jugador» que determina el margen de progresión en el juego.

¿Cómo? «Nos informamos como podemos, siguiendo los partidos por televisión, entrevistándonos con una red de corresponsales, pero también consultando los foros de aficionados y artículos de prensa», precisa Ludovic, que supervisa los partidos... de las divisiones regionales francesas, es decir, a partir de la cuarta categoría. Estos dos expertos lo hacen de manera desinteresada, en su tiempo libre. «Cuanto más fiable sea la base de datos, más placer tienes jugando», argumenta Benjamin. Y más aumenta el interés de los clubes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos