Dimisión solo de FIFA y UEFA

Ángel María Villar renuncia a sus cargos en los organismos internacionales, pero no en la Federación Española de Fútbol

AMADOR GÓMEZMADRID

Ángel María Villar, en la cárcel desde el pasado día 20, presentó el miércoles su dimisión como vicepresidente de la UEFA y miembro del comité ejecutivo del máximo organismo europeo. En consecuencia, el presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), suspendido durante un año por el Consejo Superior de Deportes (CSD), también renunció ayer a su cargo de vicepresidente sénior de la FIFA, ya que el puesto en la institución internacional estaba emparejado al que ostentaba hasta ahora en la UEFA.

Villar «ya no tendrá ninguna función oficial» en los organismos que rigen el fútbol europeo y mundial. «Teniendo en cuenta los procedimientos judiciales en curso en España, no tenemos más comentarios que hacer sobre este asunto», apuntó el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, que ha aceptado la dimisión «con efecto inmediato» del dirigente vasco acusado de los delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes.

El dirigente bilbaíno, sin embargo, no ha dimitido como presidente de la FEF y al parecer tampoco tiene intención de hacerlo. Su sustituto interino al frente de la FEF, Juan Luis Larrea, que declaró ayer como testigo en la causa de la 'operación Soule' abierta por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, considera que Villar no debe presentar su renuncia en la Federación Española si no se considera culpable del escándalo de corrupción por el que ha ingresado en la cárcel de Soto del Real. «No descarto la convocatoria de elecciones en la FEF, aunque para ello debería dimitir Villar -o ser inhabilitado por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD)-, y desconozco si lo hará o no. La convocatoria de elecciones es una posibilidad», comenta Larrea, que tras su declaración ante el magistrado aseguró que «no ha habido saqueo en la Federación Española de Fútbol».

«La dimisión de Villar de la FEF es cosa de él. Yo no tengo ni idea de lo que tiene que hacer. Esa decisión no la voy a tomar yo. La tiene que tomar él. Yo creo que él se considera inocente y cree que no tiene que dimitir», comentó Larrea tras prestar testimonio en la Audiencia Nacional durante más de una hora. Larrea, el tesorero de la FEF que aparece en unas conversaciones en el auto, debió explicar al juez Pedraz unos pagos con los que él estaba en desacuerdo (300.000 euros) efectuados a la Federación Cántabra para la construcción de unos campos en las instalaciones del Racing. «He hecho una aclaración muy sencilla. Yo fui a ver los campos 'in situ'. ¿Quién toma la decisión de que se paguen? Había un acuerdo en la realización, y yo no estaba de acuerdo en las condiciones del contrato, en el uso de los campos», señaló el presidente en funciones de la FEF.

Entre otros asuntos, también fue preguntado Larrea por una presunta indemnización por despido de 300.000 euros a la secretaria general de la FEF, Esther Gascón. «Hemos hablado sobre eso, pero no es cierto. Era un estudio con un abogado laboralista, que estaba viendo un futuro de unas posibles rescisiones de contrato. Pero no hay nada más», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos