Así es el derbi lejos de la ciudad

La cartagenerista María Ángeles Pérez y su padre Julián Pérez, abonado del Real Murcia, en su casa de Torre Pacheco./Antonio Gil / AGM
La cartagenerista María Ángeles Pérez y su padre Julián Pérez, abonado del Real Murcia, en su casa de Torre Pacheco. / Antonio Gil / AGM

Abonados del Murcia y del Cartagena de Torre Pacheco, Fuente Álamo y San Javier cuentan cómo ven esta histórica rivalidad. Coinciden en que el club de la capital tiene más tirón, incluso en pleno Campo de Cartagena, aunque «la cosa está cambiando, sobre todo entre los jóvenes»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El derbi retumba con fuerza en todos los rincones de la Región. No solo en las dos principales ciudades de la Comunidad se vive con pasión este partido, que cada año se convierte en el primer acontecimiento deportivo de todos los que se celebran en una provincia habitada por casi un millón y medio de personas. De ellas, casi la mitad viven en Murcia (441.000) y en Cartagena (214.000). Pero hay otra mitad larga (810.000 personas) que reside diseminada en los otros 43 municipios murcianos. Y en todas esas localidades hay mucha gente que pasa los días de esta semana de derbi de un modo muy especial.

Es el caso de los pachequeros Julián López, de 67 años, y su hija María Ángeles López, de 28. Él es abonado del Murcia. Ella es del Cartagena. «Hace unos años me convenció mi padre para llevarme a la Nueva Condomina a un derbi [el de diciembre de 2015 que acabó ganando el cuadro grana con dos goles en el tramo final anotados por Azkorra y Sergio García]. Yo era del Madrid, como él, pero no me decantaba ni por el Murcia ni por el Efesé. Ese día salí del estadio enamorada de la afición del Cartagena y desde entonces soy una albinegra más», confiesa. «En el colegio en el que trabajo [Virgen del Pasico, de Torre Pacheco] tengo algunos compañeros muy efesistas y terminaron de hacerme del Cartagena», añade María Ángeles.

Julián Pérez llevó a su hija a un derbi y se le hizo del Cartagena. Ahora intenta que su nieto sea grana

Julián se lo toma con filosofía. «Soy murcianista, pero también le deseo lo mejor al Cartagena. De hecho, siendo joven iba mucho al Almarjal. Me iba en tren desde Torre Pacheco y recuerdo ver muchos partidos del Efesé. Y voy algunas veces al Cartagonova. Pero soy del Madrid y del Murcia. En los años 70 y 80, al subir el Murcia a Primera, íbamos a La Condomina a ver a los grandes. Y al final me fui haciendo del Murcia», cuenta. No solo su hija se pone otra camiseta. «Tengo un nieto de diez años y lo he hecho abonado del Murcia, pero no hay manera de que le guste el fútbol y no me hace caso», explica resignado.

Pepe Bastida, del Efesé: «El 90% de la gente de Torre Pacheco es del Murcia. Yo creo que es algo sociológico»

Él, como muchos pachequeros, opina que el Real Murcia «es el equipo representativo de la Región». Pero también cree que «en estos momentos» el proyecto del Cartagena «está más fuerte económicamente». Y lo razona. «Cuando murió Samper, lo lógico era que el club desapareciera y empezáramos de cero, sin deuda. Pero es verdad que los aficionados no queremos eso y nos gustaría que se mantenga la tradición. Aún así, la realidad es que el Murcia no va a poder salir de esta situación. Es triste. Tal vez nos podríamos escapar subiendo de nuevo a Segunda. Pero está muy difícil», reconoce este veterano socio del Real Murcia.

«El 90%, del Murcia»

Solo 15 kilómetros separan Torre Pacheco, 'capital rural' del Campo de Cartagena con sus 34.000 habitantes, de la ciudad de Cartagena. «Pero el 90% de los pachequeros son del Murcia. Te lo digo, porque en mi grupo somos 20 futboleros y todos son del Murcia, menos yo». Habla Pepe Bastida, pachequero de 46 años. «Mi padre era cartagenero y jugó en el Naval juvenil del 58, con Pepe Egea y Tatono. Él me hizo mamar la Semana Santa cartagenera, pasear por el Muelle e ir los domingos a ver al Efesé. Pero a nivel de ocio te puedo decir que Torre Pacheco siempre ha mirado a Murcia. Para ir de compras, a cenar, al cine o al fútbol, el pachequero siempre ha ido a Murcia, a pesar de que tardas 40 minutos y al centro de Cartagena llegas en 20. Creo que es algo sociológico», apunta.

Francisco Zapata, de 46 años, lleva dos décadas viviendo en Torre Pacheco. «Soy cartagenero, del Barrio Peral. Desde los 16 años estoy viniendo al pueblo, porque a esa edad dejé la [discoteca] Olimpia y me puse a trabajar en el Acuario. Me casé con una pachequera, vivo aquí y puedo decir que el Real Murcia tira mucho en Torre Pacheco y en otros pueblos del Campo de Cartagena. También te digo que la dinámica está cambiando y yo, por ejemplo, me llevo cada domingo a varios críos de Torre Pacheco al Cartagonova. El proyecto de Belmonte, que curiosamente es murciano, es muy importante y llevamos un par de temporadas que va más gente al estadio del Cartagena que al del Murcia. Lo que yo veo ahora en el pueblo es que la gente más mayor es del Murcia y muchos jóvenes se están haciendo del Cartagena», observa Zapata.

«Siento vergüenza»

En Fuente Álamo, localidad de 16.000 habitantes situada a 24 kilómetros de Cartagena y a 44 de Murcia, también hay una nutrida colonia de aficionados murcianistas. La peña Foro Grana tiene su sede allí. Su presidenta es Begoña Espín, de 43 años. Ella vive en La Pinilla, al lado de Las Palas. «Aquí hay de todo, pero creo que más aficionados del Cartagena que del Murcia. Lo llevamos bien y el trato entre unos y otros siempre ha sido cordial. Ni somos fanáticos ni vamos al fútbol a insultar. Yo nunca le he deseado nada malo al Cartagena, aunque no me gustaron los gestos que tuvieron sus aficionados contra nosotros cuando llegaron en los autocares a la Nueva Condomina en el último derbi», se queja Begoña.

Ella cuenta las horas para que llegue el derbi, pero reconoce que tanto o más que lo deportivo le preocupa lo institucional. «Siento vergüenza por todo lo que está pasando en el Murcia. Es una vergüenza que nadie haya sido capaz de parar esto. Con [Jesús] Samper estábamos mal, pero sabíamos lo que había. El problema es que ahora no se sabe ni lo que tenemos ahí dentro», lamenta. De cara al partido, Begoña da como favorito al Cartagena. «A ver si damos la sorpresa y nos llevamos los tres puntos», dice ilusionada.

Es una tónica entre los aficionados del Murcia eso de considerar que el Cartagena parte con cierta ventaja. «El esquema de Salmerón es muy rácano. El juego del Cartagena es mucho más vistoso y tiene dos delanteros muy buenos, como Aketxe y Rubén Cruz. El Murcia necesita dejar su portería a cero y esperar que caiga un gol como sea. Va a ser un sufrimiento gordo, porque al Murcia no le vale otra cosa que no sea ganar», señala Julián Pérez.

«Yo vaticino un partido muy tosco, muy disputado y con pocas ocasiones. Yo creo que van a empatar a cero, ya que los dos equipos se respetan mucho y se conocen perfectamente», señala el cartagenerista Francisco Zapata, quien se queja de los precios fijados por la directiva del Murcia. «Al fútbol vamos todos, mi mujer y mis tres hijos. El derbi me sale en total por 100 euros y además lo dan por la tele. Cada uno en su casa hace lo que quiere, pero me parece que son unos precios abusivos para un partido de Segunda B», opina este vecino de Torre Pacheco.

El último caso es el de un murcianista en territorio enemigo. Carlos Izquierdo, murciano de padre cartagenero, tiene 18 años y este curso ha entrado en la UPCT. «Somos un club más grande que el Cartagena y me encargo de repetirlo cada día en clase. Si perdemos el derbi, daré la cara. Si lo ganamos, espero que el lunes mis compañeros cartageneros no se escondan debajo de los pupitres. Ellos siempre me recuerdan el 1-4 y yo les digo que se han jugado muchos más derbis. En la Nueva Condomina no han vuelto a ganar desde entonces y este domingo, tampoco», avisa.

El Murcia tiene socios en los 45 municipios; el Efesé, solo en 11

El Real Murcia tiene abonados en los 45 municipios de la Región. Por su parte, el FC Cartagena solo está presente en 11. Y además, solo en Torre Pacheco y La Unión cuenta con cierto respaldo. En San Pedro del Pinatar, San Javier, Mazarrón y Los Alcázares no pasa de la decena de socios. Así las cosas, un 98% de la masa social albinegra se halla en la propia ciudad portuaria, mientras que un 34% de los socios del club grana son de fuera del municipio. Hay más de 2.000 abonados del Murcia que viven fuera de los límites de su término municipal, mientras que en el caso del Efesé la cifra apenas pasa de 100. En muchos enclaves del Campo de Cartagena, como Fuente Álamo, Lobosillo, Balsicas, Avileses, Corvera, Valladolises o Los Martínez del Puerto, el grana tira mucho y es muy difícil encontrar seguidores del Cartagena.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos