La contienda entre Moro y De la Vega se traslada a los tribunales

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El tira y afloja que mantienen Raúl Moro Martín y Mauricio García De la Vega por erigirse en el dueño legítimo del Real Murcia ha entrado esta semana en una nueva fase. El empresario mexicano anunció que iba a demandar ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) a la empresa Corporación Empresarial Augusta, de la que Moro es el administrador único según la información que consta en el Registro Mercantil de Sevilla. De la Vega considera que se ha incumplido el contrato que ambas partes suscribieron a principios de diciembre de 2017 y también apunta a los consejeros Miguel Martínez y Deseado Flores y a cualquier otra empresa que se pueda entrometer contra sus intereses.

Para acudir al TAS Mauricio García deberá desembolsar una cantidad de entre 40.000 y 50.000 euros y la resolución de este organismo, que tiene la sede en Suiza, se puede demorar a lo largo de un año desde la presentación de la denuncia. Es por ello que posiblemente se pronuncie antes el Consejo Superior de Deportes acerca de los requerimientos que tienen encima de la mesa tanto de De la Vega como de la empresa Gálvez Brothers, a la que Moro anunció el miércoles que ha vendido su paquete accionarial del Murcia, para ser reconocido como máximo accionista de los granas.

Otro que movió ficha fue Raúl Moro. Según ha podido confirmar 'La Verdad', la semana pasada presentó una denuncia por estafa contra Mauricio García. El Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia será el órgano que llevará el asunto, para lo que iniciará diligencias previas correspondientes al procedimiento abreviado que impulsó el empresario extremeño contra De la Vega. El asunto podría derivar en la celebración de un juicio oral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos