La 'cara B' toma la Tercera

Un partido de El Palmar del curso pasado.
Un partido de El Palmar del curso pasado. / Edu Botella / AGM

Hasta seis equipos filiales estarán en un grupo XIII con mucha competencia

ANDRÉS CREMADESMURCIA

La Tercera está en ebullición. Una vez que el Lorca Deportiva ha ascendido y ha provocado el efecto dominó, todo ha cambiado y los filiales serán primeros espadas en la categoría de bronce. Estudiantes, Cartagena B, Imperial, El Palmar, Lorca B y UCAM B van a ser los hermanos pequeños de equipos de superior categoría y tendrán mucho que decir. Aunque estos equipos estén pendientes de sus hermanos mayores, darán guerra en un grupo XIII que nunca había tenido tantos filiales.

El Estudiantes anunció que seguirá siendo filial del Jumilla, que continuará en el Campus de Espinardo y que será inamovible. Otro que todos los años está en la palestra es el equipo verde del Churra. El conjunto de Tercera es deficitario, cuesta mucho. Su problema es que, al ir unido a las bases, su venta o trueque repercutiría de forma negativa en los equipos de jóvenes. Desde Churra no ven con malos ojos que el club pueda venderse por una cantidad que, además, suponga terminar con deudas e inyectar una ayuda en los otros equipos del club.

El Palmar, otro de los que ha sido grande en la categoría en los últimos años, ha dado un paso extraño pero entendible. Paco Hernández, que es la persona sobre la que recae todo el peso del club, ha llegado a un acuerdo con el Lorca de Pina, que este año estará en Segunda B y se convierte en su filial. De esta forma, se asegura jugadores, un recorte en los gastos y, por supuesto, la viabilidad de un club excesivamente presidencialista. Los rojillos quieren seguir la estela del que ya es su primer equipo y este año buscarán de nuevo el 'playoff'.

El Palmar se asoció con el Lorca del grupo de Pina y asegura su continuidad otra temporada

En el Lorca B se despeja la incertidumbre. La posible salida del club de Xu Genbao de Lorca hizo que el filial estuviese totalmente en el aire, pero hace dos días Jorge Pérez supo que el proyecto continuaba en pie y respiró tranquilo. Los Garres es otro de los equipos que vio el camino complicado, así que sus responsables hablaron y se dijeron que, si llegaba alguien con dinero, vendían el club. Al final, pudo más el afán de volver a estar en Tercera. Aunque los verdiblancos harán un equipo con pocos fichajes y una economía de guerra, saldrá y en quince días arrancará con los entrenamientos.

Por arriba, todas las miradas estarán centradas de nuevo en el Mar Menor, Yeclano y Águilas, que saldrán con una única pretensión: buscar el 'playoff'. Para ello se están reforzando con cabeza, mientras que otros intentan tapar agujeros y vías de agua. Pinatar, La Unión, Pulpileño y Huércal han sufrido una desbandada de jugadores y directivos. Tocará esperar hasta el final, pero lo que sí aseguran desde los respectivos consistorios de estos equipos es que no habrá venta.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos