El CSD no suspende aún a Monje Carrillo por falta de pruebas

Ángel María VIllar y José Miguel Carrillo. /RFEF
Ángel María VIllar y José Miguel Carrillo. / RFEF

Lete espera un informe detallado de la Abogacía del Estado «porque no hay una atribución directa» de los hechos que se imputan al presidente de la Federación Murciana

Paco Lastra
PACO LASTRAMurcia

La comisión directiva del Consejo Superior de Deporte (CSD) aplazó ayer la suspensión de los cinco presidentes territoriales de fútbol que estaban presentes en las escuchas del caso Soule por falta de pruebas, uno de ellos es José Miguel Monje Carrillo, presidente de la Federación Murciana. Los otros cuatro implicados son Vicente Muñoz (Valencia), Andrés Alonso (La Rioja), Diego Martínez (Melilla) y Antonio García Gaona (Ceuta).

«La comisión directiva del CSD ha decidido posponer la decisión sobre la situación de los cinco directivos porque no hay una atribución directa y detallada sobre los hechos que se les imputan. Por tanto, hasta que tengamos más información del informe correspondiente de la Abogacía del Estado hemos pospuesto la decisión», declaró ayer José Ramón Lete, presidente del CSD, tras la reunión.

A la comisión directiva del CSD acudieron, entre otros, Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas de España (AFE) y Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Acuerdo pacífico

«Ha sido un acuerdo pacífico. Ha habido un miembro de la comisión directiva que ha dicho que no había causa y por lo tanto no había que posponer nada, pero el resto entienden que cuando tengamos un informe detallado de la Abogacía del Estado respecto al sumario se podrán tomar decisiones» añadió Lete.

El Secretariado de Estado convocó ayer al órgano directivo para que tomara una decisión después de que el pasado 25 de agosto el CSD pidiera al TAD por vez primera la solicitud de apertura de expediente a Monje Carrillo y a los otros cuatro miembros de la Junta Directiva de la RFEF investigados por el caso Soule.

Unos días más tarde, el presidente de la Murciana y los otros implicados presentaron su dimisión de los cargos que tenían en la Española y frenaron de este modo la operación que Lete quería poner en marcha.

Un portavoz del CSD dijo entonces que la idea era inhabilitar a Monje, quien lleva trece años al frente del fútbol murciano, por su presunta implicación en la trama corrupta tejida en torno a Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol durante las tres últimas décadas.

El CSD también pidió ayer al TAD la revisión de las elecciones a la presidencia de la Federación.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos