El Plásticos pierde fuelle

Pelé, que fue expulsado después de cometer un penalti absurdo, chuta en una jugada del primer tiempo./Pablo Sánchez / AGM
Pelé, que fue expulsado después de cometer un penalti absurdo, chuta en una jugada del primer tiempo. / Pablo Sánchez / AGM

Cae por segunda semana consecutiva en un partido en el que fue muy inferior al Osasuna Magna

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Plásticos Romero sumó anoche su segunda derrota consecutiva (la primera del año como local) ante un Magna Navarra que fue superior y demostró los motivos por los que aún permanece invicto, esta noche ha dormido como líder y solo ha cedido un empate en lo que llevamos de temporada. Fue ante el todopoderoso Movistar. Los pamploneses fueron infinitamente superiores en un primer tiempo desastroso del equipo de Guillamón, que volvió a repetir los errores del partido ante ElPozo en el estreno del Palacio de Deportes.

De este modo, en el regreso al Pabellón Central, lo mejor que le pudo pasar al cuadro cartagenero fue llegar al descanso con solo dos tantos de desventaja. Porque los visitantes tuvieron llegadas de sobra para sentenciar el encuentro en los primeros 20 minutos. Solo el brasileño Bynho, en dos ocasiones, pudo superar a un acertadísimo Raúl. El meta del Plásticos Romero volvió a ser el mejor de su equipo, lo que ha dejado de ser noticia y es un mal síntoma para el conjunto de Guillamón.

Plásticos Romero Cartagena
Raúl, Juanpi, Attos, Pelé y José Carlos -quinteto inicial-. También jugaron Jesús Izquierdo, Fran Fernández, Drahovsky, Ique y Rahali.
Magna Osasuna
Asier, R. Martil, Dani Saldise, Rafa Usín y Bynho -quinteto inicial-. También jugaron Araça, Eseverri, Martel, Víctor y Alvarito.
Goles
0-1, Bynho (minuto 2). 0-2, Bynho (minuto 15). 1-2, Drahovsky (minuto 21). 1-3, Eseverri, de penalti (minuto 25), 1-4, Rafa Usín (minuto 29). 1-5, Eseverri (minuto 31). 2-5, Attos (minuto 31). 2-6, Araça (minuto 36).
Árbitros
Cordero Gallardo y Linares López (andaluces). Amarillas a los locales Juanpi, Rahali y Fran Fernández; y a los visitantes Víctor y Martel. Roja directa al local Pelé en el minuto 25.
La pista
Pabellón Central. Unos 1.300 espectadores.

Los dos tantos del Magna, que este año suma a su nombre el de Osasuna y sigue siendo el Xota de la toda la vida, llegaron tras buenas jugadas colectivas del equipo de Imanol Arregui, una roca atrás y vertiginoso a partir de 20 metros. Dos arrancadas de Juanpi, un zurdazo de Pelé y un par de escaramuzas de Fernández fueron lo más interesante de los cartageneros en un primer tiempo pésimo.

Como hace quince días en el derbi, el paso por los vestuarios transformó al Plásticos Romero. Los cartageneros crearon más peligro en los primeros 90 segundos del segundo acto que en los 20 minutos del primero. Marcó el eslovaco Drahovsky, quien firmó sus mejores minutos desde que está en Cartagena, tirándose a por todas en un rechace. Pudo empatar Drahovsky en la siguiente jugada. Y también rozaron el tanto del empate Ique y Jesús Izquierdo.

Cuando mejor estaban los de casa llegó la acción que marcó el partido y estropeó de manera definitiva el intento de reacción de los cartageneros. El brasileño Pelé soltó el codo en una jugada sin peligro y agredió al local Dani Saldise. Estaban dentro del área, un árbitro vio la jugada, expulsó al jugador del Plásticos y pitó penalti. El veteranísimo Eseverri, de 40 años, no perdonó y anotó el 1-3 engañando a Raúl.

La sentencia

De ese golpe no supo levantarse el equipo de Guillamón. Peor se puso la cosa cuando Rafa Usín hizo el cuarto en una jugada que ya es conocida. Los cartageneros olvidaron el segundo palo en un saque de banda del rival y Rafa Usín, totalmente solo, fusiló sin oposición al meta local.

Quedaban once minutos y Guilamón puso a Jesús Izquierdo de portero-jugador. Eseverri marcó el 1-5 tras un error infantil de José Carlos, que le regaló la pelota al borde del área cuando el Plásticos salía desde su área. Attos hizo el segundo de los de casa en la mejor combinación con superioridad numérica. Pero en otro fallo absurdo de la defensa local, Araça cabeceó a placer y marcó el sexto a puerta vacía, cuando Jesús Izquierdo estaba en el otro campo.

Fotos

Vídeos