FÚTBOL SALA

El Plásticos exige a Dani Cabezón «una indemnización»

Dani Cabezón, en su etapa en el Jaén.
Dani Cabezón, en su etapa en el Jaén. / Ideal

El meta ceutí rompió el acuerdo que tenía con el club cartagenero para fichar por el equipo de su ciudad, que le ofrece un puesto de trabajo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El caso Dani Cabezón puede tener recorrido en los juzgados. El portero ceutí, de 28 años, firmó un contrato con el Plásticos Romero Cartagena, tras marcharse del Jaén Paraíso Interior. Sin embargo, solo tres días después de anunciarse su llegada al equipo cartagenero, el cancerbero dio marcha atrás, avisó a través de un mensaje en redes sociales de que no venía finalmente a Cartagena y firmó por el club de su ciudad, el Unión África Ceutí, que milita en Segunda B y le ofrece un puesto de trabajo que podrá compatibilizar con sus entrenamientos y partidos. En el Plásticos Romero no dan crédito a lo sucedido y califican esta historia de «surrealista».

«En 20 años que llevo en el fútbol sala no había visto un caso igual. El jugador está vinculado legalmente a nuestro equipo, su ficha está tramitada y cuando en Ceuta lo vayan a inscribir tendrán que llegar a un acuerdo con nosotros. Las cosas no se pueden hacer así. Hay que ser mucho más serios por el bien de este deporte. El asunto ya está en manos de nuestros servicios jurídicos y tenemos claro que la razón está de nuestra parte. Si Dani Cabezón no juega la temporada próxima en nuestro equipo tendrá que hacer frente a una indemnización. Tiene un compromiso firmado con nosotros y lo ha roto de manera unilateral», comentó anoche a este periódico el presidente de la entidad cartagenera, Roberto Sánchez.

Cabezón ya ha sido presentado con su nuevo equipo y ha explicado que su renuncia a fichar por el Plásticos Romero se debe «a una oferta del UA Ceutí que no conocía cuando había apalabrado» su fichaje por el club cartagenero, por lo que se replanteó la situación y decidió «regresar a Ceuta para formar parte del equipo» de su ciudad. «Al principio no veía oportuno pasar de Primera División a Segunda B, pero ambas partes hemos llegado a un acuerdo del que salimos todos beneficiados», ha afirmado Dani Cabezón.

El club cartagenero supera la barrera de los 400 socios, de los que más de la mitad son altas nuevas

Preguntado por si tendrá un trabajo al margen del fútbol sala para compensar que ha bajado dos categorías, el meta ceutí contestó que «al final no ha sido solo eso», sino que además ha «notado el esfuerzo del club». «Quería sentirme valorado y la directiva, el cuerpo técnico y muchas personas me han demostrado que querían que regresara a Ceuta», destacó el exportero del Jaén, quien prometió que seguirá siendo «igual de profesional que en Primera División» en un proyecto que le «ilusiona mucho».

«Las cosas no se hacen de este modo. Él me dijo que lo sentía mucho y que tomó la decisión dos días después de firmar con nosotros. Pero antes de fichar en Ceuta tendría que haber avisado y hubiéramos intentado solucionarlo entre todos. Ahora, el asunto pasa a nuestros abogados y nosotros tenemos claros los pasos que hay que dar», insistió Roberto Sánchez, del Plásticos Romero.

En otro orden de asuntos, el club cartagenero superó ayer la barrera de los 400 abonados, de los que más de la mitad corresponden a nuevas altas. Este viernes acaba la promoción que permite adquirir dos carnés por 100 euros. La temporada pasada el Plásticos Romero tuvo 1.100 socios. Parece que esa cifra se puede superar con cierta facilidad durante este verano.

Fotos

Vídeos