De la indignación a la euforia en un Palacio que volvió a rozar el lleno

Aficionados protestando a la pareja arbitral al final de la primera mitad./Antonio Gil / AGM
Aficionados protestando a la pareja arbitral al final de la primera mitad. / Antonio Gil / AGM

En la última jugada del primer periodo, los árbitros pitaron una falta que era doble penalti fuera de tiempo. Raúl se lo paró a Dyego y la grada pasó de la rabia al éxtasis

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El nuevo Palacio de Deportes tiene magia. Dos victorias y dos empates acumula el Plásticos Romero en los cuatro partidos que ya jugó en su nueva 'casa'. No pierden los de Guillamón en un recinto en el que siempre dan la cara y que este sábado, con casi todos los asientos ocupados, vivió su partido más bonito hasta el momento. Los aproximadamente 3.800 espectadores que acudieron al recinto de la Avenida del Cantón y los miles que vieron el partido por televisión alucinaron con el recital de paradas de Raúl Jerez, portero del cuadro cartagenero que está completando una temporada excepcional.

Y al final celebraron por todo lo alto un triunfo que deja a los de Guillamón muy cerca del 'playoff' por el título. A falta de solo siete jornadas para el final de la Liga regular, el Plásticos Romero saca ya ocho puntos al noveno clasificado, que es el Levante, su siguiente rival. De este modo, si el viernes los cartageneros vencen en su visita a la cancha del cuadro valenciano, pondrán un pie y medio en las eliminatorias finales por el título.

La temporada está siendo fantástica. En su cancha solo perdieron dos veces los cartageneros, frente a Osasuna y Jaén, y esta racha de partidos tan complicados que tenían tras el parón por el Europeo está siendo saldada con mucho éxito (6 de 9). La gente lo valora y por eso el este sábado apenas se vieron 400 o 500 butacas sin dueño en el Palacio.

El momento más crítico llegó al final del primer periodo, cuando los árbitros pitaron una falta que era doble penalti fuera de tiempo. Raúl se lo paró a Dyego y la grada pasó de la rabia al éxtasis. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, estuvo por vez primera en el palco en un partido de fútbol sala, escoltada por Roberto Sánchez, Juan Fernando Romero y la edil de Deportes, Obdulia Gómez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos