Derrota del Plásticos en el peor momento

Juanpi pelea con Sepe la posesión del esférico./Aspil Navarra
Juanpi pelea con Sepe la posesión del esférico. / Aspil Navarra

Los de Guillamón caen en Navarra y ya no dependen de sí mismos para estar en la Copa de España. El equipo cartagenero tiene opciones, siempre que el Aspil Navarra no gane en Jaén y tampoco lo haga el Levante ante el potente Movistar Inter

LA VERDADCartagena

Estar en Madrid era motivación suficiente para que el Aspil Navarra y el Plásticos Romero Cartagena arrancaran el encuentro clave de la jornada sin dejarse nada en el vestuario en una pista que intentó alentar a los suyos y meter presión a los de Cartagena en un inicio intenso con rápidas ocasiones por ambos bandos.

5 Aspil Vidal Navarra

Gus, Rubi, Pedro, Ferran Plana y Sergio González. Además; Hamza, David, Mínguez, Sepe, Lucas.

3 Plásticos Romero Cartagena

Raúl Jerez, Juanpi, Rahali, Jesús Izquierdo e Ique. Además, Fran Fernández, Pelé, Attos, Drahovsky, José Carlos.

Goles:
0-1, Jesús Izquierdo (m.5), 1-1, Sepe (m.12), 2-1, Pedro (m.24), 3-1, Ferrán Plana (m.28), 3-2, Juanpi (m.29), 4-2, David (m.38), José Carlos (m.39), 5-2, Gus (m.39).
Árbitro:
Alonso Montesinos y Santander Flamarique mostraron amarilla a los locales Rubi y Hamza y a los visitantes; Juanpi e Ique.

El equipo cartagenero se adelantó en el marcador mediado el minuto 5. Una falta sacada por Juanpi y el toque de Jesús Izquierdo supuso la ventaja para los de Guillamón, que salvó Raúl con una nueva parada de su habitual repertorio ante David primero y luego ante Mínguez. El Aspil se fue hacia delante para intentar neutralizar la ventaja, pero el meta murciano siguió luciendo.

Algo de paz en las trincheras con un premio por alcanzar que merecía la intensidad trepidante del inicio del encuentro y un Plásticos Romero intentando a la contra aumentar la distancia en el marcador antes del ecuador de la primera mitad.

Sin demasiadas llegadas a la meta navarra, mantuvieron los de Guillamón el marcador demasiado corto y en el minuto 12 llegó la igualada. El gol fue de Sepe para poner las tablas y hacer crecer a los locales, que a punto estuvieron de darle la vuelta. Se encontraron los de Tudela con Raúl, que salvó varias oportunidades seguidas de un equipo local que se convertía en un vendaval por momentos.

La primera parte terminó con una doble ocasión para el Plásticos Romero, pero acabaron los veinte minutos con la igualada en el marcador que dejaba intactas las opciones coperas de los de Guillamón.

Gol doloroso

Algo más entonados salieron los de Cartagena en el segundo tiempo forzando las primeras paradas de Gus ante las acciones de Pelé en un partido totalmente abierto y con opciones para ambos adversarios, pero que aprovecharon primero los navarros para adelantarse en el marcador y poner el 2-1 en minuto 24.

Fran Fernández dispuso de una buena ocasión para volver a poner las tablas en el marcador, pero fue de nuevo el Aspil Navarra el que golpeó. Ferrán Plana puso el tercero en el marcador para los navarros y el partido muy cuesta arriba.

Juanpi minimizó los daños marcando el segundo para los visitantes, aunque el balón tocó en el capitán del equipo navarro antes de colarse en la meta de Gus.

En los últimos cuatro minutos, Guillamón mostró la intención que tenía el Plásticos Romero no quería venirse de vacío de Navarra y decidió sacar el juego de cinco con José Carlos con la camiseta de portero. Primero les volvió a tocar encajar, pero a un minuto del final José Carlos consiguió volver a poner al equipo visitante a un solo gol de intentar lograr un empate y la tuvo por medio de Pelé. No marcó y fue Gus desde su portería el que hizo el quinto de los de casa que siguen vivos y son favoritos por la tabla clasificatoria para adjudicarse la octava plaza de la Copa. Los cartageneros tienen sus opciones, pero ya no dependen de sí mismos para la jornada que se juega el martes y en la que recibirán al Palma Futsal.

Si gana el Aspil en Jaén, o el Levante ante el Movistar Inter el sueño habrá terminado. La cuenta más clara es ganar su partido y que no lo hagan los dos rivales que le anteceden en la tabla. A partir de ahí, un empate si pierde el Levante y el Aspil lo hace por más de tres goles podría valerle al equipo de Guillamón.

El equipo jugará el martes en casa, en una noche de estar pendientes de más canchas que la cartagenera porque además, como es lógico, todos jugarán a la misma hora. Hay en juego un sueño, la última plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos