Una crisis en el peor momento

Attos, en el partido del viernes en Santiago./lnfs
Attos, en el partido del viernes en Santiago. / lnfs

El Plásticos Romero sale de los puestos de 'playoff' cuando solo faltan cuatro jornadas y puede arruinar su trabajo de todo el año

LA VERDADCARTAGENA

El Plásticos Romero Cartagena ha abandonado los puestos que dan derecho a disputar las eliminatorias por el título en la Liga de la Primera División de fútbol sala y en las que había permanecido durante las once jornadas anteriores, lo cual demuestra que se le está «apagando la luz» a un equipo que «últimamente no está dando la talla», como ha confesado su propio entrenador, Juan Carlos Guillamón. Todo lo bueno que hizo hasta el mes de febrero está a punto de irse por el sumidero por culpa de un lamentable último mes de competición. Desde la histórica victoria del pasado 3 de marzo en el Palacio de Deportes ante el Barça (5-2) los cartageneros no dan pie con bola.

El conjunto de la ciudad portuaria llegó siendo el décimo clasificado a la jornada 15, la última de la primera vuelta y de la que salió siendo octavo tras vencer por 4-2 al Palma Fustal. Eso le clasificó para la Copa y desde entonces había ocupado siempre la octava plaza, una posición de privilegio que ahora pierde, justo cuando faltan cuatro jornadas de competición y tras encajar una humillante goleada el pasado viernes (8-1) en la cancha del Santiago Futsal, penúltimo clasificado.

Esa derrota y la victoria conseguida este fin de semana por el Aspil Vidal Ribera Navarra frente al O Parrulo Ferrol (4-3) ha motivado que el conjunto de Tudela le haya superado en la tabla. El Plásticos Romero, que recibirá al cuadro navarro en la penúltima jornada, es noveno con los 35 puntos en los que está anclado desde hace casi un mes y el Aspil Vidal ocupa la octava posición con un punto más, por lo que cierra la lista de equipos que a día de hoy pelearían por el título.

Los de Guillamón han enlazado tres derrotas seguidas en la Liga, la del pasado viernes, más el 6-2 en la cancha del Levante y el 2-4 en casa frente al Peñíscola Rehabmedic. A esos resultados adversos hay que sumar otro partido perdido, el disputado frente al Jaén Paraíso Interior en los cuartos de final de la Copa de España y que concluyó 5-2.

Así pues, el Plásticos Romero está en un claro bache y a ello se ha referido su entrenador. «La realidad es que llegamos a un punto en el que nos cuesta hacer las cosas bien. Nuestra fortaleza, que era la defensa zonal, ahora no la tenemos y se nos está apagando la luz y nos cuesta ganar los partidos», ha señalado en declaraciones a 'Onda Regional'. El técnico de Los Garres reconoce que se les puede hacer «muy complicado» el tramo final del campeonato.

«Si hubiéramos ganado en Santiago estaríamos más cerca del objetivo, pero no estamos dando la talla y llevamos varios partidos en los que no estamos a la altura y hemos merecido perder estos partidos», ha apuntado Guillamón, quien vio a sus jugadores «hundidos» después del 8-1 en Santiago de Compostela. Si no reaccionan ya, terminarán arruinando el trabajo de todo el curso.

Guillamón: «Podemos hacer algo bueno ante el Movistar»

El peor rival para jugarse la vida. El Plásticos Romero necesita reaccionar este sábado (Palacio de Deportes, 12.00 horas) ante el líder, un Movistar que aún no ha amarrado matemáticamente el primer puesto. «He dicho a mis jugadores que igual que ganamos al Barcelona hace varias semanas podemos hacer algo bueno ante el Movistar. Eso sí, tenemos que recuperar la agresividad y la intensidad», señala Guillamón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos