Una corta historia de fracasos con la excepción de Santiago

Javi Matía, Indio y Manoel Tobias celebran uno de los goles del triunfo ante ElPozo en la Copa de Santiago, en 2004./LV
Javi Matía, Indio y Manoel Tobias celebran uno de los goles del triunfo ante ElPozo en la Copa de Santiago, en 2004. / LV

El Cartagena FS cayó a las primeras de cambio en cuatro de sus cinco participaciones coperas y su único triunfo fue en su debut en el torneo, en 2004, ante ElPozo (6-7)

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

La relación del Cartagena Fútbol Sala -antes Futsal Cartagena- con la Copa de España está trufada de sonoros fracasos. Es una historia breve pero tormentosa de intentos que se quedaron en nada y de esperanzas truncadas en un abrir y cerrar de ojos. En cuatro de sus cinco participaciones en el torneo, el equipo cartagenero fue eliminado a las primeras de cambio, en el partido de cuartos de final. Y eso que siempre, salvo en el estreno en 2004 y en la edición de 2010 en Santiago de Compostela cuando el club ya se denominaba Reale Cartagena y fue apeado por el Barça, partía como uno de los claros favoritos al título final.

Solo en una ocasión, concretamente en su debut en esta competición, el cuadro cartagenero disfrutó e hizo soñar a sus aficionados. Fue en 2004, en una Copa que también se disputó en el Multiusos Fontes do Sar de Santiago y en la que el entonces Polaris World Cartagena se cargó en cuartos de final a ElPozo Murcia (6-7). Fue la gran sorpresa de aquel torneo que acabó llevándose el Interviú, ya que los murcianos habían vencido un par de semanas antes en Liga a los cartageneros con mucha facilidad, 0-4 en el Pabellón Central.

2004
Apeó en cuartos de final a ElPozo Murcia (6-7) y cayó en las semifinales con el Playas de Castellón (3-2).
2005
Cayó eliminado en cuartos de final, en la prórroga, ante el Azkar Lugo (5-4).
2006
Cayó eliminado en cuartos de final ante el Lobelle de Santiago (7-4).
2007
Cayó eliminado en cuartos de final, en la prórroga, ante el Navarra (5-3).
2010
Cayó eliminado en cuartos de final ante el Barça (5-4).

Pero en Santiago de Compostela, a un solo partido y con la efervescencia del estreno en una competición que los cartageneros no habían podido jugar entre 1999 (primer año en División de Honor) y 2003, el equipo entonces entrenado por Carlos Sánchez se impuso a su eterno rival en una noche histórica. No estaba previsto, pero los Cristian, Manoel Tobias, Javi Matía, Fran Torres y compañía doblegaron a un conjunto murciano que en aquel 2004 ya estaba entrenado por Duda. Aquella victoria, de hecho, dio nombre a una peña (Santiago 6-7) que aún se mantiene activa en los partidos que los cartageneros juegan como locales.

Frenado por el Playas

Aquel fue un intenso partido que se decidió con un gol conseguido in extremis por David Marín, quien años más tarde sería entrenador del conjunto cartagenero. Javi Matía hizo un triplete esa noche. El cierre brasileño Indio anotó dos goles y los otros dos los marcó el citado David Marín. En ElPozo estaban Balo, Lenisio, Cobeta, Kike Boned y, por supuesto, Paulo Roberto. Se da la circunstancia de que esta fue la única vez que el Polaris World, el club que más invirtió en este deporte entre 2003 y 2007, no acudió a un gran evento como favorito. Y a pesar de ello ganó en cuartos de final a ElPozo y casi da la campanada en semifinales, donde fue eliminado de manera injusta por uno de los mejores Playas de Castellón de la historia (3-2). La plantilla del cuadro castellonense estaba entonces integrada por Rafa, Nando Grana, Euler, Edesio, Javi Rodríguez, Tatú, Isco, Josema y César.

A partir de ahí, todo lo que vivió el fútbol sala cartagenero en la Copa fueron disgustos. El año siguiente, los chicos del Polaris World perdieron en los cuartos de final ante el Azkar Lugo (5-4) en un torneo jugado en Pamplona. Esa derrota provocó la destitución de Carlos Sánchez y la llegada al banquillo cartagenero de Sito Rivera. En 2006, en Zaragoza, el Polaris fracasó en su primer partido (7-4) ante un Lobelle Santiago que acabaría siendo campeón de esa edición.

Y en 2007, cuando acudió a Lugo como el gran favorito al título con un equipo formado por Cristian, Ciço, Torras, Jordi Sánchez, Simi, Manoel Tobías, Lenisio, Orol, Rafael y Sergio Rivero, el batacazo fue aún más grande. Los cartageneros, entonces entrenados por Tino Pérez, fueron eliminados también en cuartos de final contra Xota Navarra (5-3). Por último, en 2010, el Reale Cartagena fue a Santiago de Compostela casi como convidado de piedra. A las órdenes de Luis Fonseca, los jóvenes jugadores del Reale se metieron entre los ocho primeros de manera sorprendente y cayeron en cuartos ante el Barça (5-4).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos