Valverde sufre una fractura de rótula

Alejandro Valverde junto a sus compañeros de equipo. / EFE

El corredor murciano cayó al trazar una curva a izquierdas y tuvo que abandonar el Tour de Francia

EFE

El español Alejandro Valverde, que era el gran apoyo del colombiano Nairo Quintana en el equipo Movistar, tuvo que abandonar en el primer día del Tour de Francia, tras sufrir una caída este sábado en la contrarreloj de la primera etapa en Düsseldorf (Alemania).

Una curva a izquierdas, el derrapaje de su rueda delantera y las ilusiones del murciano se estrellaron contra una valla. Del dolor al hospital.

El equipo Movistar confirmó que el ciclista sufre "una fractura de rótula" y que está siendo sometido a "pruebas complementarias para descartar otras lesiones".

A sus 37 años, "El Bala", que venía desarrollando una temporada gloriosa con 11 triunfos, entre ellos el doblete Lieja-Flecha Valona, volvió a probar la parte más amarga del Tour de Francia. En sus comienzos en la carrera francesa, hace 12 años, Valverde se encontró con dos retiradas consecutivas, en 2005 y 2006. En su décima participación, el tercer varapalo.

Apenas 24 horas antes, Valverde mostraba sus ilusiones con la carrera que le hizo sufrir más de la cuenta hasta que el 2015 logró el tercer puesto del podio. El murciano se liberó y desde entonces el festival de victorias no ha parado.

"Dejo claro que vengo a ayudar a Nairo Quintana y a luchar delante, ya que a los rivales les costará más controlar a dos que a uno", decía en su hotel de Düsseldorf.

En la misma comparecencia, al igual que había manifestado Quintana por la mañana, Valverde subrayó que la clave de la crono inaugural estaría "en la lluvia". Avisado, cayó en la trampa. El agua fue un veneno que fulminó sus ilusiones.

La primera retirada en el Tour se produjo en 2005, año de se debut. La rodilla izquierda de Alejandro Valverde no pudo más y optó por tirar la toalla. Fue en el kilómetro 76, a 97 kilómetros de Montpellier cuando el murciano, con el maillot del Illes Balears echó pie a tierra. Eso sí, logró una histórica victoria en la cima de Courchevel y era líder del maillot de los jóvenes.

Valverde se había golpeado la rodilla con el manillar en la crono por equipo y los dolores no remitían. "No podíamos arriesgar y lo mejor es el abandono", dijo entonces Unzue.

Un año después siguió el infortunio. Un caída en el kilómetro 199 de la tercera etapa, que se disputaba entre Esch sur Alzette y Valkenburg le mandó a casa. Fue evacuado a un hospital de la zona con fractura de la clavícula derecha. El español era quinto en la general y uno de los favoritos a ocupar un puesto en el podio de aquella edición.

En 2017 empezó como un cohete y su estado de forma le llevó a imponerse en Vuelta a Murcia, Andalucía, Volta a Cataluña, País Vasco, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja. Un total de 11 triunfos que le supuso la aclamación unánime del mundo del ciclismo.

Ahora, el destino le vuelve a poner a prueba al ciclista de Las Lumbreras, como cuando pagó los dos años de inhabilitación por la Operación Puerto. Aquel episodio lo superó, volvió a ser grande, y ahora pocos dudan de que superará la prueba.

Fotos

Vídeos