Empieza la cuenta atrás de 'Balaverde'

Alejandro Valverde, ayer, en el hospital de Düsseldorf. / LV

El murciano ya flexiona la rodilla en el inicio de una rehabilitación que le dejará sin competir lo que queda de año

EFE / J.A. CALVODÜSSELDORF / MURCIA

El corredor murciano Alejandro Valverde, operado de una fractura de rótula tras sufrir una caída en la crono inicial del Tour de Francia, ya flexiona la rodilla, apenas 36 horas después de la intervención quirúrgica. El ciclista, de 37 años, lanzó un mensaje de ánimo a sus compañeros del Movistar desde el hospital de Düsseldorf (Alemania) donde fue atendido tras el accidente. «Chicos, aquí vamos, 36 horas después de la operación ya puedo flexionar la pierna 30 grados. Vamos mejorando poco a poco. ¿Vamos?», dijo a sus compañeros a través de Twitter.

Valverde se encuentra aún en el centro hospitalario de Düsseldorf y está a la espera de la evolución de la operación para conocer la fecha de su traslado a España.

Sobre la caída, la más grave de su carrera, habló ayer el doctor murciano Francisco Esparza, especialista en medicina deportiva y amigo de Alejandro Valverde. Esparza vio la caída y habló de forma constante con la esposa del corredor de Las Lumbreras y con los responsables del equipo Movistar, que le fueron informando, como amigo y asesor médico del corredor, de lo que iba sucediendo en el hospital. «Vi la caída por televisión y rápidamente me percaté de la gravedad de la lesión, que luego, desgraciadamente, se confirmó: fractura de la rótula, fractura del astrágalo y una importante herida en la pierna». Esparza asegura que «es para colgar a los responsables del Tour. Es una negligencia suya. Si es verdad que una moto se había caído en ese lugar y había desparramado aceite sobre el asfalto, hay que parar la etapa y tomar las medidas necesarias para que no pasase lo que pasó. Pero se ve que al Tour le importa más el espectáculo que la integridad de los corredores».

«Es una negligencia del Tour, tenían que haber parado y limpiado la zona», dice el doctor Esparza

El doctor Francisco Esparza sigue en contacto por teléfono con la esposa de Valverde, que acompaña al corredor en el hospital alemán, y con los dirigentes de su equipo. «Por lo que sé, en el hospital han realizado un trabajo muy bueno. Incluso ya ha comenzado la rehabilitación cuando lo normal es que hubiera estado varios días escayolado. No se puede pedir más rapidez y excelencia en el trabajo».

En cuanto al tiempo de baja de Valverde, el médico duda: «Por las características de las lesiones yo diría que sí, que ha perdido la temporada, pero sabiendo que ellos son de otra pasta, yo ya no me atrevería a asegurar nada. A priori sí, el ciclismo se le ha acabado en 2017, pero conociendo a los corredores y en especial a Valverde, que es de otra galaxia, yo no pondría la mano en el fuego».

No cree que sea problema de las rotondas: «Esto ha sido una negligencia del Tour. Tenían que haber parado la carrera, haberla suspendido hasta que se hubiera limpiado el aceite y haber evitado así las caídas. Porque, por encima de todo, debe primar la integridad de los ciclistas y en este caso no se ha hecho así».

Fotos

Vídeos