El teléfono contra el acoso escolar atiende más de 8.300 casos en un año

ALFONSO TORICESMADRID

El primer aniversario de la puesta en marcha del 900 018 018, el teléfono estatal de ayuda a las víctimas del acoso escolar, ha confirmado que era una iniciativa indispensable y urgente para comenzar a sacar a la luz esta lacra de la que todavía no existen cifras oficiales de su dimensión en España, pero que hasta los estudios más conservadores coinciden en que condiciona la vida de centenares de miles de alumnos de colegios e institutos.

En sus primeros doce meses de funcionamiento, alumnos, padres, profesores y otras personas con conocimiento de un episodio de violencia o persecución en los centros docentes no universitarios han denunciado al equipo de profesionales que atiende el servicio creado por el Ministerio de Educación más de 8.300 casos concretos, lo que permitió activar los mecanismos para que la víctima recibiese el apoyo preciso y que la agresión, humillación u hostigamiento al estudiante fuese investigada.

El servicio, que desde el 1 de noviembre de 2016 funciona las 24 horas de los 365 días del año, ha permitido que los psicólogos que lo atienden, apoyados por juristas, trabajadores sociales y pedagogos, hayan notificado estos miles de casos a la Inspección Educativa y a los centros concernidos para que hiciesen las averiguaciones precisas y tomasen las medidas necesarias para resolverlos y prevenir otros semejantes. El equipo de trabajo, formado en los distintos turnos por unos veinte profesionales, también ha derivado los hechos más graves a la Policía, la Guardia Civil y la Fiscalía y ha orientado a las víctimas hacia la asistencia psicológica, social, sanitaria o legal que precisaban.

El teléfono gratuito, creado a imagen y semejanza del 016 contra la violencia machista, garantiza también a los interlocutores el anonimato, porque sus llamadas no dejarán huella en el recibo telefónico y porque todos los datos son registrados en un fichero confidencial supervisado por la Agencia de Protección de Datos.

Los 8.326 casos de acoso comunicados hasta el pasado 18 de octubre suponen una media de 694 demandas de ayuda mensuales y el conocimiento por este servicio de unos 23 incidentes cada día. No obstante, la llegada al 900 018 018 de estas llamadas de auxilio no ha sido uniforme. La urgencia social del canal de denuncia y demanda de ayuda quedó claro en sus primeras semanas de funcionamiento, que se vivieron como una avalancha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos