Dos orejas para Nazaré y Filiberto en la Feria Villa del Toro de Blanca

Filiberto, durante una de sus faenas, ayer en Blanca./J. Carrión / AGM
Filiberto, durante una de sus faenas, ayer en Blanca. / J. Carrión / AGM

El rejoneador Pencho Solano, con dos rabos, triunfa en La Palma en una gran tarde para la terna

CALAÑÉS / F. OJADOSBlanca

Un ambiente desapacible, con lluvia y frío, marcó este domingo la corrida de toros mixta celebrada en Blanca con motivo de V Feria Villa del Toro. En ella actuó, en primer lugar, el rejoneador Óscar Mota, que lidió a caballo un eral de Flores Tassara. Terminó con el novillo después de dejar seis banderillas tras dos rejones de castigo que mermaron las fuerzas del astado, paseando la primera oreja.

Para el toreo a pie se lidiaron cuatro toros de Mollalta. Los dos primeros pusieron a prueba a los toreros por sus pésimas condiciones. El sevillano Antonio Nazaré llevó dos veces al caballo a su primero, toro soso y desentendido de los engaños, por lo que no hubo posibilidad de faena. Mató de pinchazo, tendida y tres descabellos. Silencio. En su segundo, manejó la capa con quietud. Brindó al público. El toro, en un principio, embistió con la cara alta, y Nazaré aguantó esa embestida. Bajó la mano para ligar series de redondos, aplaudidas. Mató de estocada entera arriba para pasear las dos orejas.

El calasparreño Filiberto nada pudo hacer con el capote ante su primero, por la embestida deslucida del astado, que llevó la cabeza muy alta. Brindó a su nuevo apoderado y con la muleta se lució en una serie diestra para cambiar el engaño a la izquierda, por donde el toro no tragó. Mató de dos pinchazos, casi entera y tres descabellos, y sonó el aviso. Saludó una ovación. Ante el que cerró plaza, Filiberto lanceó a la verónica con entrega y compás. Entendió el de Calasparra que debía llevar baja la muleta para corregir las raras embestidas del toro, toreando al natural, y llegó a los tendidos. Dejó en buen sitio una estocada casi entera, y el público lo premió con las dos orejas.

Festejo de rejones

Por su parte, el rejoneador cartagenero Pencho Solano se erigió en el gran triunfador del festejo de rejones que se celebró ayer en la diputación cartagenera de La Palma, con motivo de las Fiestas de Santa Florentina. Solano, que actuó en tercer lugar, obtuvo los máximos trofeos posibles, paseando las dos orejas y rabo de los dos novillos de su lote, por faenas en las que el joven jinete demostró capacidad sobre los caballos y en las que interpretó variedad de suertes y adornos.

Con lleno en los tendidos, se lidiaron seis novillos de Juan Tasara, abriendo plaza el caballero portugués Joao Ribeiro Telles, que con dos actuaciones solventes paseó una oreja de su primero y las dos del cuarto de la tarde. Con un buen lote, también consiguió salir en hombros el lorquino Francisco José Alcázar, quien saludó una ovación al pinchar a su primero y cortó dos orejas del quinto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos