Una oreja en la última tarde de la Feria del Arroz

Miguel Ángel Pacheco se luce con la muleta.
Miguel Ángel Pacheco se luce con la muleta. / J. Carrión / AGM

Paseó el trofeo Miguel Ángel Pacheco, que entró en los carteles de Calasparra por la vía de la sustitución

CALAÑÉSCalasparra

Se lidiaron los novillos de Cuadri, otra de las ganaderías señeras del campo bravo presentes en la feria. Tres astados fueron aplaudidos y a los otros le faltaron cualidades.

El mexicano Gerardo Sánchez Lozano hacía su presentación en España. Se acopló con su primero en el último tercio y al final logró que arrancara la música y se escucharan las palmas. Mató de un intento fallido y siete pinchazos, lo que le supuso escuchar dos avisos y se silenció su labor.

Ganadería
Seis novillos toros de Cuadri, bien presentados. Primero, tercero y cuarto aplaudidos. Plaza de toros de Calasparra. Sexta y última novillada con picadores de la XXVIII Feria del Arroz. Cerca de tres cuartos de entrada. Miguel Ángel Pacheco sustituyó a Rodrigo Molina.
Gerardo Sánchez Lozano
silencio tras dos avisos en su lote.
Ángel Jiménez Martínez
silencio tras dos avisos y silencio.
Miguel Ángel Pacheco
oreja y silencio.

En su segundo se marchó hasta la puerta de toriles para recibir al novillo a porta gayola, siguiendo con lances y revolera. Luego puso variedad en un quite por chicuelinas rematado con serpentina. Brindó al empresario. Esta vez no se acopló con el novillo, que fue de los potables. De nuevo se alargó con los aceros, y tras pinchazo, media y casi entera, no acertó hasta el quinto descabello. Otros dos avisos y silencio.

El novillero de Écija Ángel Jiménez recibió con larga de rodillas a su primero y poco más pudo lucir con la capa. Trasteó por bajo a un novillo de Cuadri, de malas uvas, lo que ocasionó que el torero no asentara los pies en el albero. Cinco pinchazos y estocada que asomó, más dos descabellos necesitó para acabar. Dos avisos y silencio.

En el quinto del festejo capoteó con gusto. El novillo cojeó de la pata izquierda y el público lo protestó, cambiando el palco el tercio. La muleta la llevó por alto el diestro, a dos manos para luego ofrecer una serie de toreo en redondo que poco dijo. Con la izquierda el novillo fue lento y corto. Todo el toreo lo hizo sin cruzarse. Mató de casi entera y dos golpes de descabello. Silencio.

Por la vía de la sustitución entró en la feria el novillero de La Línea de la Concepción Miguel Ángel Pacheco. Con el capote saludó con verónicas rodillas en tierra. Continuó en pie y brotaron los primeros olés de la tarde. Saludaron en banderillas Javier Cerrato y Alberto Carrera. Música, palmas y olés acompañaron a los naturales del diestro de La Línea y de esta guisa continuó una labor alegre. Mató de gran estocada. Paseó la única oreja del festejo, con fuerte petición de la segunda.

Con soltura manejó el capote ante el último, con lances, chicuelinas y revolera. La ilusión del torero la rompió el novillo con su sosería y media embestida. Insistió el matador en busca de la oreja que le permitiera la salida en hombros. Mató de dos pinchazos y entera.

Más

Fotos

Vídeos