«Tenía la necesidad imperiosa de contarlo»

Varios de los actores de 'Extinción', en uno de los ensayos de la obra en el Teatro Circo Murcia (TCM)./VICENTE VICÉNS / AGM
Varios de los actores de 'Extinción', en uno de los ensayos de la obra en el Teatro Circo Murcia (TCM). / VICENTE VICÉNS / AGM

El Teatro Circo Murcia estrena hoy 'Extinción', un montaje sobre la esperanza escrito y dirigido por el profesor de la ESAD Luisma Soriano

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

La propuesta de Luisma Soriano (Murcia, 1979) con 'Extinción' es un trayecto, desde la butaca del teatro, por los anhelos, pasados y futuros, de quienes han impreso en su piel la responsabilidad de una vida. El viaje no es corto, tampoco superfluo; requiere, previene Soriano, de «una atención importante», necesaria para hilvanar las historias que exponen cada uno de sus personajes. Todos ellos aparecen retratados en medio de un vacío desolador cada vez más próximo. No parece haber resquicio alguno para la esperanza. El presente es gris, y el horizonte se revela demasiado oscuro. Pese a todo, hay espacio para la luz. «Siempre he creído, como director, que a la hora de hacer teatro, hay tres aspectos que deben estar presentes: primero hay que tener algo que decir, después, técnica para contarlo, y finalmente, pasión por lo que se cuenta. Yo, hasta que no siento un impulso interior de expresarme y comunicarme, no me pongo a escribir. No hago obras por hacerlas; siempre tiene que haber una razón muy íntima o emocional detrás. En 'Extinción -afirma el profesor de la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia (ESAD)- estos tres aspectos se han reunido».

Soriano firma y dirige el montaje que con este nombre estrena hoy el Teatro Circo Murcia (TCM), con función también mañana y el sábado. El trabajo, un largo proyecto de Soriano que cuenta con la colaboración del TCM y 'La Verdad', se podrá ver en tres pases, «todo un lujo» que, afirma el director y dramaturgo teatral, comparte con La Cruda Compañía y Jo! Producciones, encargadas de levantar una obra a la que dan vida cerca de una decena de actores.

Qué
'Extinción', de Luisma Soriano.
Dónde y cuándo:
En el Teatro Circo Murcia, jueves, viernes y sábado, a las 20 horas.
Cuánto
16 y 22 euros.

«Miedo» es la primera palabra que esgrime Soriano para describir, al margen, cuenta, de la ilusión y la alegría, el nido de emociones que se apoderaron de él cuando fue padre por primera vez. Miedo, afirma, por haberse hecho, de golpe, «tan mayor»: «A partir de ese momento, tienes que tomar decisiones sabiendo que de ti depende una vida, y no hay margen de error para muchas cosas, por tanto, tienes que armarte de valor y afrontarlo; y no me veía preparado», recuerda. La experiencia de la paternidad fue el impulso que llevó a Soriano a 'Extinción', montaje en el que el autor vuelca todos aquellos pensamientos y preocupaciones que le asaltaron con su hijo ya en brazos. «Tenía la necesidad imperiosa de contarlo, de reflexionar sobre aquellos actos que cometemos de una manera inconsciente y repercuten en las personas que traemos al mundo; sobre cuáles creemos que dominamos y cuáles no, y cómo cualquier mínima acción que realizamos tiene consecuencias», señala Soriano del origen de su historia, a la que empezó a dar forma en 2010. «Quería darle -continúa explicando- rienda suelta a lo que sentía. No quería sentirme limitado por cuestiones comerciales, simplemente me apetecía hacer lo que surgiera sin tener que estar pensando en que no podría hacerlo».

El resultado son cerca de cuatro horas de función dividida en dos partes con descanso intermedio. Su puesta de escena es obra de Jorge Fullana, el espacio sonoro de David Terol, el vestuario de Mariló y Óscar Molina y la iluminación del propio Soriano. «Aunque me diesen un millón de euros para levantar el texto, lo volvería a hacer de la misma manera y con el mismo equipo. Es cierto que lo que presento no se asemeja a lo que imaginé en un primer momento, pero estoy muy satisfecho con el resultado», asegura.

Soriano suscribe cada una de las palabras que recoge su texto, con el que ha compartido evolución a lo largo de su proceso creativo. «Ha ido avanzando conmigo», subraya el dramaturgo, autor también de los montajes 'Lo que sé de Shakespeare' y 'Recuperar la luz/Vaciar la herida', estrenados en el TCM y el Centro Párraga en 2015 y 2006, respectivamente. En su historia «hay dos líneas enfrentadas de forma constante: una que avanza hacia la esperanza y otra en la que el mundo se va destrozando, la gente va empobreciéndose de espíritu y se va convirtiendo en más egoísta y miserable». «Quiero que la gente que venga a ver la obra lo haga totalmente libre, sin ningún tipo de prejuicios, y lo más limpia posible», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos