Aquellos felices años de rock

Un grupo de amigas disfruta de la música en La Fica. / A. Durán / AGM

Nada Surf celebra en Murcia el 15 aniversario del disco 'Let Go' junto a miles de asistentes al Festival WARM UP

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

La noche prometía rock. En inglés, además. Y lo hacía con Nada Surf y Kasabian, los dos grupos destacados de la primera jornada del recién renombrado WARM UP Estrella de Levante, que en la tarde de ayer arrancó su segunda edición en el recinto murciano de La Fica estrenando nuevas siglas. El festival cambió su nombre hace apenas unas semanas; ya no es WAM, sino WARM UP, aunque para los fieles a la cita el baile de letras es más bien un detalle nimio. Esperaban fiesta, espectáculo en directo y notas de rock. Y rock fue lo que se escuchó en varios de los escenarios del recinto musical. Rock y también indie, el de Iván Ferreiro, otro de los artistas destacados de la jornada, a la que también se asomaron, entre otros, Carlos Sadness, Sidonie, Joana Serrat, Modelo de Respuesta Polar, Nunatak y Poolshake, quienes hicieron 'viajar' al público de escenario en escenario.

Los cartageneros Nunatak regalaron al público algunos de los adelantos de su nuevo trabajo discográfico

Encargado de inaugurar el 'decorado' principal fue el catalán Carlos Sadness con su «pop galactropical», propuesta con la que enamoró a un amplio número de seguidores. El cantante, compositor, y también ilustrador -a finales de 2016 publicó el libro 'Anatomías íntimas'-, presentó 'Diferentes tipos de luz', su nuevo disco tras 'La idea salvaje', en el mercado desde 2015.

Iván Ferreiro trasladó al recinto de La Fica su 'Casa' en uno de los conciertos más concurridos

Sadness cedió el turno en el escenario a la 'Casa' de Iván Ferreiro. El vigués, antiguo líder de Los Piratas, se subió al escenario acompañado de siete músicos y arropado por el público. Su propuesta gusta en Murcia, y en la Región ha tocado en numerosas ocasiones, tanto durante su etapa en banda como en solitario. En La Fica desgranó los títulos de su último trabajo, un álbum íntimo e intimista en el que habla de amor, desamor y libertad, y que convirtió en el hogar de cada uno de sus seguidores durante su tiempo de concierto. Tras él, el escenario principal no volvería a encender sus luces hasta la esperada aparición de Kasabian, grupo cabeza de cartel de la primera jornada. Al cierre de esta edición la banda de Leicester, liderada por Tom Meighan, aún no había subido a escena. El concierto estaba previsto pasada la medianoche y en él, sus integrantes, avalados por un directo «incontestable», tenían fijado como guion las canciones de su último disco, 'For Crying Out Loud'.

Para entonces, quienes ya habían hecho sonar con fuerza los altavoces habían sido Nada Surf. La banda de rock neoyorquina, liderada por Matthew Caws y en cuyas filas figura el bajista madrileño Daniel Lorca, recaló en el WARM UP con la gira de 15 aniversario de su disco 'Let Go', el tercero de su trayectoria, pero uno de los más significativos que acumulan en su mochila. Supuso un antes y un después en el futuro del grupo, que asumió las riendas de su carrera sin el apoyo de una discográfica tras su ruptura con el sello (Elektra) que les había lanzado al estrellato unos años antes al abrigo del álbum 'How/Low' y la pista 'Popular'.

Kasabian, cuyo directo estaba previsto pasada la medianoche, fue la banda más esperada

La de Nada Surf, propuesta de rock sin etiquetas y largo recorrido, reunió frente al escenario Thunder Bitch, el segundo en dimensiones de los tres que la organización del festival ha instalado en el recinto, a un público más que destacado en número y ganas de baile y música.

Homenaje al pop

Por el escenario de Nada Surf -quienes también recordaron algunos de sus éxitos no incluidos en 'Let Go' y compartieron experiencias y anécdotas con los presentes- pasaron antes los valencianos Modelo de Respuesta Polar con 'Más movimientos', su cuarto disco; y los cartageneros Nunatak, quienes regalaron al público algunos de los adelantos de su próximo largo, ya lanzados en redes; y más tarde lo hicieron los madrileños Sidonie con 'El peor disco del mundo', la propuesta con la que la banda homenajea al pop tras veinte años sobre los escenarios. En La Fica también le rindieron tributo; ellos y quienes corearon en la pista los éxitos de la formación integrada por Marc Ros, Jesús Senra y Axel Pi.

Con menor aforo y dimensiones, el tercero de los escenario instalados en el recinto (Punta Este) acogió, a primera hora de la tarde, el directo de los murcianos Lebowsky, quienes presentaron su primer trabajo discográfico, 'Turntable', con el sol todavía en alto. Por el mismo espacio pasaron después Joana Serrat con 'Dripping Springs', su quinto álbum; Poolshake, de estreno en La Fica tras tocar el pasado año dentro del programa de conciertos en la ciudad; y La Plata, con 'Desorden', su primer LP.

Al término de esta edición, además de Kasabian, todavía quedaban por salir a escena cerca de una decena de grupos. Entre ellos, los pamploneses El Columpio Asesino, los estadounidenses !!! (Chk chk chk) y The Octopus Project, y las propuestas de The Bloody Beetroots, Esteban y Manuel, MS Nina y Elyella. Para la jornada de hoy están previstos los directos de Izal, que presentará 'Autoterapia', su nuevo álbum; Alt-J, Neuman, Vitalic ODC, Dorian y Viva Suecia como principales reclamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos