Vicente Amigo: «Cada día me siento más orgulloso de mis hijos»

El guitarrista Vicente Amigo./Juan Pérez-Fajardo
El guitarrista Vicente Amigo. / Juan Pérez-Fajardo

El músico presenta esta noche en el Teatro Romea su nuevo álbum, 'Memoria de los sentidos'

NATALIA BENITOMURCIA

Hace menos de un mes su guitarra sonó en Roma, dentro de poco pisará Düsseldorf (Alemania) y en enero visitará Dubai, pero él es de los que opina que como en casa en ninguna parte. Entre tanto viaje internacional, el maestro de la guitarra Vicente Amigo (Guadalcanal, Sevilla, 1967) recala en el murciano Teatro Romea -esta noche a las 21.00 horas- para presentar su nuevo disco, 'Memoria de los sentidos'. Un trabajo publicado cuatro años después de 'Tierra', su anterior álbum, en el que el artista ha grabado con algunos de sus compañeros de profesión y amigos como Niña Pastori, Miguel Poveda, Pedro el Granaíno o el zapateado de Farruquito para dar forma a un trabajo solo de flamenco, sin fusiones.

Qué
'Memoria de los sentidos'. Vicente Amigo.
Dónde y cuándo
Teatro Romea. Murcia. Hoy, a las 21.00 horas.

-¿Por qué una vuelta al flamenco más puro ahora?

-Yo no lo veo como una vuelta porque no considero que me haya ido en ningún momento. Ojalá me pudiera ir a otros estilos de música y sentirme como me siento en el flamenco. Me apetecía un disco más sencillo. Guitarra, cajón, palmas y cante sobre todo. Igual que en otros discos me podría apetecer darle otro toque, en este momento el corazón me pedía eso.

-¿Me explica el título del disco?

-Un día, tomándome una cerveza con un amigo coincidimos que tenía que ver con los sentidos, en plural. El olfato, el tacto o el gusto están en nuestra memoria, pero tienen memoria propia. En los tientos que canta Miguel Poveda dice 'Yo recuerdo los aromas del aire en la noche que tú me amabas'. Al sentir, escuchar u oler ciertas cosas recuerdas eventos de tu vida y ciertas memorias.

-¿Se ha cansado de experimentar?

-Si con experimentar te refieres a hacer cosas nuevas o expresar lo que en ciertos momentos tengo en mi mente o mi corazón, por supuesto que no. Hay que ser fiel a los sentimientos y a lo que, por una razón que desconozco, surge en mi corazón. Intento siempre expresar eso. En ningún momento he hecho algo porque pensaba que había que hacerlo o por una moda. Siempre he hecho lo que me atraía en ese momento. Mi reto es abrir las puertas de mi imaginación y tocar mi música.

-¿Qué se va a encontrar el público murciano en este concierto?

-Yo siempre me planteo el reto, ante todos mis conciertos, de conectar con el público. De darle un pellizco en el corazón. Que se lleven la sensación de haber compartido algo. Siempre digo que hay dos tipos de artistas en los conciertos: el artista que transmite -o al menos lo intenta- y el artista receptor. Ambos tienen un papel que desarrollar para que se pueda llegar a conectar y que me permita darle ese pellizco.

-¿Qué ha descubierto de usted en este trabajo?

-Que tardo mucho en grabar un disco [ríe].

-¿Tras grabar su disco en compañía, no se siente algo desarropado subiéndose al escenario solo?

-Hombre, solo, solo... Somos seis músicos en el escenario. La verdad es que pasas mucho tiempo en la carretera y en los escenarios con tus músicos y acaban siendo tu segunda familia. ¡Para lo bueno y para lo malo! Yo llevo muchos años con ellos y, la verdad, es que siempre me siento bien arropado.

-Llega a Murcia en medio de una gira internacional. ¿Dónde no ha tocado todavía y le apetece hacerlo?

-En enero voy a Dubai por primera vez, un sitio en el que por una razón u otra nunca hemos podido cuadrar una fecha. La verdad es que no se me ocurren muchos. ¡Con lo viejo que soy ya he tocado en todo el mundo! Son muchos años de viajes; la verdad es que a uno lo que más le apetece es estar en casa.

-Entiendo que echa de menos a Paco de Lucía [le ha dedicado el tema 'Réquiem' en este disco] pero, ¿qué es lo que más nota que le falta de su presencia?

-Ha dejado un vacío y una herida en mí que yo sé que no se va a cerrar. Él era el padrino de mi hijo y yo soy el padrino de su hija, pasamos mucho tiempo juntos. Eso no se va por mucho tiempo que pase.

-¿Se siente presionado cuando le comparan con dicho genio de la guitarra?

-No me gusta. El arte es muy grande, cada uno tenemos que andar nuestro propio camino. Cuando la gente se pone a comparar se pierde un poco el sentido del arte.

-¿Continúa perfeccionando su técnica?

-Pienso que la parte técnica se mantiene al nivel que tenía cuando era muy joven. Yo, al menos, pienso que técnicamente toco igual que cuando tenía 20 años. Ahora, en controlar esa técnica y componer, por supuesto que sigo madurando y perfeccionando.

-¿De qué logro se siente más orgulloso?

-Cada día me siento más orgulloso de mis hijos. De verles convertirse en hombres y, sobre todo, de ver y saber que son buenas personas.

Fotos

Vídeos