Pop, rock y jazz, en el mismo cóctel

Uno de los momentos del espectáculo, ayer en El Batel./Pablo Sánchez / AGM
Uno de los momentos del espectáculo, ayer en El Batel. / Pablo Sánchez / AGM

El espectáculo 'Music has no limits' llena y divierte en El Batel con grandes éxitos. El auditorio de Cartagena vibra con la variedad instrumental, la puesta en escena y las canciones de Michael Jackson, Queen y Opus, entre otros artistas

RUBÉN SERRANOCartagena

Cuando no hay reglas del juego, cuando no existen límites y todo vale, puedes meter en una misma coctelera a Michael Jackson, a Lady Gaga, al rapero Jay-Z y a la banda británica Queen. El resultado, combinado con una puesta en escena de luces, efectos y variedad de instrumentos, es lo que dio de sí 'Music has no limits', un espectáculo que abarca todos los géneros musicales y que ayer hizo parada en el auditorio El Batel de Cartagena, en la primera gira por España.

«No apagues tu teléfono móvil, puedes hacer las fotos y vídeos que quieras». La frase situada en el escenario ya resumía la esencia del 'show', que propone un viaje a través de los grandes éxitos musicales. La puesta en escena, con niebla y juegos de luces; la variedad de instrumentos y, sobre todo, la mezcla de clásicos, pop, rock, jazz, ópera y house ayudaron a cumplir el propósito de 'Music has no limits': causar expectación para luego poner en pie al público.

La canción que consiguió los primeros aplausos fue 'The Final Countdown', el célebre tema de Europe. El escenario se quedó a oscuras y, de repente, un saxofonista apareció en medio de la grada, para sorpresa de los espectadores, que no dejaron de grabar el momento. Casi al mismo tiempo se hizo el silencio, solo roto por el chasquido de dedos y la silueta de un sombrero negro, evidencia de que era el turno de Michael Jackson y algunos de sus superventas de los 80.

Beyoncé y AC/DC

Tras el 'Rey del Pop', sonaron redobles de tambor, vítores y aplausos al ritmo de la guitarra: los chicos de Opus pegaron fuerte en las listas musicales de España y los más veteranos que acudieron a El Batel no dudaron en ponerse en pie cuando sonaron las primeras estrofas de 'Live is life'. Con tres cuartas partes del concierto completado, la gente ya no volvió a sentarse en las butacas, pues se sucedieron éxitos tan reconocidos como 'Highway to Hell' y 'Bad Romance'.

El espectáculo de 'Music has no limits' terminó con el público bailando, lleno de confeti y coreando canciones como 'New York', de Alicia Keys, y 'Halo', de Beyoncé.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos