Los primeros bailes del día, en familia y a ritmo de rock

Padres y niños disfrutan del concierto de Billy Boom Band, ayer, en Murcia./Guillermo Carrión /AGM
Padres y niños disfrutan del concierto de Billy Boom Band, ayer, en Murcia. / Guillermo Carrión /AGM

Decenas de niños y padres jóvenes se acercaron al Jardín de la Fama para disfrutar de las enérgicas canciones de Billy Boom Band

NATALIA BENITOMURCIA

Vestidos con trajes coloridos y divertidos estampados aparecieron los cinco componentes de Billy Boom Band bajo los 23 grados al sol -la sombra era inexistente- ayer a las 12.30 horas en el Jardín de la Fama, conocido popularmente como jardín de los perros. No más de veinte minutos tardaría el vocalista, Billy Boom -Marcos Casas Cao-, en quitarse la americana desvelando el sacrificado juego de la banda: «Solemos apostar a ver quién aguanta más con la chaqueta puesta; el que pierde paga la cena, y suelo ser yo», indicó jocosamente.

Estribillos como «no me hace falta ser un superhéroe para salvarte del aburrimiento» o «yo quiero volver a ser bambino» animaron a las decenas de asistentes entregados a la banda desde que sonaron los primeros acordes. Un público formado por niños de todas las edades y padres principalmente jóvenes que el grupo no dudó en calificar como 'hipsters' o 'indies' mientras les invitaban a bailar y «dar ejemplo» a los pequeños que no paraban de moverse, ya fuese a su aire o entre los brazos de sus progenitores al ritmo del rock and roll de la banda cántabra formada por Marcos Casas Cao (Billy Boom) y Raúl Delgado (Dr. Ritmo) -excomponentes del grupo pop La Sonrisa de Julia- y acompañados en directo por Raúl Gómez (Cachopo), Mario de Inocencio (Chico) y Juan Díaz-Terán (Jhonny Pampa).

Con 'Claudia', otro de los éxitos del grupo, los niños saltaron encantados de que sus padres hubieran apostado por una hora de rock familiar para la mañana del sábado. Amigos y vecinos como Alfredo, Javi, Nuria y Carolina junto a sus pequeños, de entre 3 y 5 años, llegaron preparados para disfrutar de un concierto «magnífico» antes de comer «de bocadillo», como muchos otros, también previsores ante el cierre de más de 200 establecimientos hosteleros en el centro. Para estas parejas de amigos «los niños mandan» y con Billy Boom Band acertaron. De la misma opinión era Noemí, que ayer disfrutó de un concierto «muy chulo» y quien declina del ocio nocturno «porque con los niños es imposible».

Otra forma de vivir el festival fue la de Lara y Rubén, cántabros afincados en Murcia desde hace años, que no dudaron en escuchar de nuevo el «estupendo» directo de sus paisanos, con su hijo Rubén, a pesar de llevar desde el jueves por la noche, cuando acudieron al concierto de Vetusta Morla, sin parar. Eso sí, tras bailar durante una hora, el cuerpo pide descanso para la pareja que vive el WARM UP intensamente, y que por la noche tampoco se quedaría en casa. Lo mismo le pasa a Mamen, que tras un concierto «muy participativo» en el que los niños «se lo han pasado fenomenal», pensaba en descansar antes de volver a La Fica.

Tras despedirse desde el escenario, los componentes de Billy Boom Band, exultantes y pacientes, firmaron ejemplares de su libro-disco 'Lorca Pop', inspirado en la obra de Federico García Lorca, a los pequeños fans, quienes recibieron emocionados el trabajo de unos chicos que quisieron luchar contra los que afirmaban que el rock familiar no triunfaría y que ayer, sintiéndose vencedores, cerraron el concierto coreando «todo es posible, y mucho más».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos