La música que suena gratis

El músico Juan Antonio Ross, durante su actuación en la plaza Julián Romea, en Murcia. / A. Durán / AGM

Los Jíbaros, Ross y El Último Vecino, entre otros, protagonizan los conciertos programados en el centro de Murcia

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

Bailar, porque la primera noche había resultado muy corta, y el cuerpo pedía más. Ese era uno de los objetivos de quienes acudieron en la mañana de ayer a los conciertos gratuitos programados por el WARM UP Estrella de Levante en el centro de Murcia. Otro de ellos era disfrutar del directo de alguno de los grupos que conformaban el cartel mañanero del festival. Seis bandas y dos escenarios -además del instalado en el Jardín de la Fama para el disfrute del público familiar con las actuaciones de Billy Boom Band (ayer) y Pepica y los Bichejos (hoy)- convertidos en reclamo para el numeroso público que ocupó la 'pista' de las dos localizaciones propuestas por el festival para celebrar los conciertos. La primera de ellas, la plaza Julián Romea, donde se instaló el escenario de Radio 3, y la segunda, en la plaza de los Apóstoles, a la espalda de la catedral de Murcia, donde se ubicó la plataforma de Mondo Sonoro, prevista inicialmente en el Huerto Urbano de Santa Eulalia. Este cambio despistó, de hecho, a algunos de los asistentes, abonados o no al festival -con pulsera de acceso al recinto de La Fica o sin ella-, que antes de localizar el emplazamiento correcto habían paseado por el céntrico barrio murciano en busca de los acordes de Los Jíbaros, The Vibrowaves y Los Malinches, las tres bandas que conformaban el cartel de este escenario.

El orden en el que estaban anunciados en el programa también despistó a unos cuantos que esperaban ver en primer lugar a Los Jíbaros. El grupo madrileño salió, sin embargo, en última posición, en torno a las dos de la tarde, hora en la que el estómago pedía ya algo más que unos granos de maíz tostado con lo que acompañar la cerveza, para la que hubo que hacer cola en uno de los pocos locales abiertos en los alrededores de la plaza. El cierre de bares en el centro se dejó notar entre el público, que optó por acudir a establecimientos de bebida y alimentación para adquirir alguna lata que otra de cerveza o refresco.

Las plazas Julián Romea y de los Apóstoles congregaron a un amplio número de público, que disfrutó de los directos

Mientras, en el escenario, David Lorenzo, guitarra y voz de Los Jíbaros; César Sánchez, bajo y voz; Al Moretti, guitarra y voz; y Gabriel Cuesta, batería; ponían ritmo, y mucho, sobre el escenario. Su propuesta, una mezcla de rock and roll, punk y folk, congregó a numeroso público a los pies y en el entorno del escenario. Pero no fue la única. Tanto las actuaciones que se celebraron en la plaza de los Apóstoles como las que tuvieron lugar junto al Teatro Romea, gozaron de una gran acogida, bastante mayor en cuanto a asistentes que en la anterior edición del festival. A ello contribuyó, probablemente, una elección más acertada de los espacios previstos para los conciertos, que el año pasado se ubicaron en la Avenida de la Libertad y en la plaza de La Merced.

Cala Vento

El directo de Los Jíbaros estuvo precedido por el de Los Malinches. Los murcianos, liderados por Charro Malinche, voz y batería de la banda, sudaron la camiseta, y la chaqueta roja de pana que vestía su teclista, Reverendo Vinny, sobre el escenario. Acaban de sacar su primer larga duración, 'En el agua', que sigue el carácter garage, psicodélico y roncarolero de su propuesta.

La mañana la abrieron, sin embargo, The Vibrowaves, dúo de rock valenciano integrado por los amigos José y Marcos, con los que comenzó la fiesta musical en el centro de la ciudad.

En el Romea lo haría Cala Vento, otro dúo de rock, originario en esta ocasión de Barcelona y formado por Joan Delgado y Aleix Turon, que presentó sobre el escenario de Radio 3 su primer EP, titulado 'Canciones de sobra' y publicado este 2018. No obstante, el dúo cuenta con dos álbumes, fabricados ambos a golpe únicamente de batería y guitarra: 'Fruto Panorama' y 'Cala Vento'.

Para esta mañana están previstas otras seis actuaciones que pondrán el broche final al festival

Tras ellos, un clásico de la escena murciana. Juan Antonio Ross, de estreno este año con el EP 'Ross pop', lanzado a las ondas hace unos meses, subió al escenario de Radio 3 su sonido inconfundible, del que disfrutaron tanto sus incondicionales como todos los congregados en la plaza murciana. La propuesta de cierre la firmó El Último Vecino, también ya a la hora de comer y con el solo bien alto. Convertidos en revelación en 2013 con su álbum de debut, de igual título que el grupo, la banda catalana de pop electrónico desgranó a los asistentes algunos de sus temas con más tirón.

Hoy, el programa de conciertos gratuitos del festival acogerá seis nuevas actuaciones. En la plaza del Romea tocarán Los Tiki Phantoms, The Limboos y Eric Rother & The Phantom; y en la plaza de los Apóstoles, Trajano!, Glas y Neon Lights. Con ellos el WARM UP pondrá el broche a su segunda edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos