Lolita: «Si es amor de verdad, hay que seguir insistiendo»

Lolita Flores, interpretando a Claudia en una función.
Lolita Flores, interpretando a Claudia en una función. / Luis Millán / EFE

La actriz llega este jueves a El Batel de Cartagena para interpretar junto a Luis Mottola 'Prefiero que seamos amigos', una divertida y romántica comedia

NATALIA BENITO

Imparable, ilusionada y feliz con su vida profesional y personal. Así se encuentra María Dolores González Flores, más conocida como Lolita Flores (1958), una mujer que presume de tener 59 años -«me veo estupenda»-, y de una agenda llena de proyectos. Acaba de volver de Latinoamérica, donde ha representado 'La plaza del Diamante', para recorrerse España con 'Prefiero que seamos amigos', un texto cómico del francés Laurent Ruquier en el que la actriz interpreta a Claudia, una mujer que lleva cinco años 'colgada' de su amigo Valentín, y que -por fin- se ha decidido a confesarle que quiere mantener con él algo más que una amistad. A esto hay que sumarle su presencia en televisión, actualmente en TVE con 'Lolita tiene un plan' y en otoño como jurado en la nueva entrega de 'Tu cara me suena'. Este jueves actúa en Cartagena, dentro del ciclo 'Los Veranos de El Batel'.

-Claudia, su personaje en la obra, tarda cinco años en contarle a Valentín que está enamorada de él. Se lo ha pensado.

Qué
'Prefiero que seamos amigos', con Lolita Flores y Luis Mottola. Dirección de Tamzin Townsend
Cuándo
Jueves 10 de agosto, a las 22.00 horas.
Dónde
Auditorio El Batel. Cartagena.
Cuánto
Entre 15 y 25 euros (Abono: 45 euros).

-Se lo piensa bastante. Yo hubiera tardado mucho menos, la verdad.

-Sin embargo, ella es una mujer hecha y derecha, segura de sí misma e independiente, salvo en el amor.

-Bueno, sus inseguridades forman parte de las que tenemos todas las mujeres, sobre todo cuando llegamos a cierta edad, a partir de los cincuenta, en la que pensamos que somos invisibles y realmente no es así.

-¿Cuánto hay de Claudia en Lolita?

-Nada, el temperamento de Claudia nada más, porque ella es una florista que no tiene nada que ver en ese sentido conmigo. Es una mujer clara, eso sí, pero nada más. Ella está soltera, yo he estado casada y he tenido a mis hijos.

«Sus inseguridades [de Claudia] forman parte de las que tenemos todas las mujeres, sobre todo cuando llegamos a cierta edad»

-En la función, ¿Valentín no se entera de lo que pasa o no se quiere enterar?

-Yo creo que no quiere enterarse, pero también en la obra nos enteramos los dos de cosas de cada uno que no sabíamos y ahí es donde está la trama. Pero no me gusta hacer un 'spoiler' de las obras que interpreto porque entonces la gente va sabiendo lo que pasa y el factor sorpresa es muy importante. De lo que sí estoy segura es de que la gente se va a reír mucho.

«No todo el mundo puede decir que tiene una gira hasta julio de 2018»

-Prefiero que seamos amigos, ¡qué duras palabras! ¿Las ha pronunciado alguna vez?

-Sí. No solo las he dicho, también las he escuchado.

-Después de esa declaración, ¿pueden continuar dos personas con su amistad?

-Yo pienso que sí. ¿Por qué no?

-¿Cómo se puede salir airoso de la frustración del rechazo?

-Si realmente es amor de verdad, hay que seguir insistiendo, pero si no tienes nada que hacer, hay que poner los ojos en otra parte.

-¿El amor entiende de edad?.

-No. Uno se puede enamorar a los 20, a los 30, a los 60 y a los 90.

«Tengo salud y dos piernas impresionantes. Sobre todo, estoy conforme con mi vida»

-¿Se enamora uno de la misma forma en función del paso del tiempo?

-Pues no lo sé. Yo me he enamorado con diferentes edades, pero creo que realmente eso depende más de cómo es el hombre del que te enamoras que de ti.

-¿Qué significa la palabra amistad para Lolita?

-La amistad hay que cuidarla. La amistad es familia, por lo menos mis amistades se convierten en familia cuando son de verdad. Luego, otra cosa, son los conocidos.

-¿Cobraría el mismo sentido la obra si fuera el hombre, más joven, el que estuviera enamorado de la mujer?

-Luis Mottola tiene ya casi 50 años y yo 59 y realmente, si nos veis juntos, tampoco existe tanta diferencia de edad, yo me conservo bastante bien, la verdad. Todos mis maridos han sido más jóvenes que yo, así que en eso no he tenido problema [ríe].

«El único juicio que me importa es el de mis hijos»

-Claudia y Lolita defienden que hay vida para la mujer más allá de los 50. ¿Hasta cuándo va a ser necesario reivindicar esto?

-Hasta que las mujeres de hoy en día con más de cincuenta años se den cuenta de que no somos invisibles. Yo me di cuenta hace tiempo de ello, pero no por ser Lolita Flores, sino por ser Dolores González Flores. Hay mujeres que lo único que tienen que hacer es mirarse al espejo y quererse. Es el único método. En el momento en el que tú te quieras, haces que los demás te quieran. Además, el físico pasa y quedan otras cosas aunque, por supuesto, lo que primero que entra por los ojos es un buen físico.

-Ese es su consejo.

-Sí, sobre todo que tu autoestima esté alta por ti misma, no esperes que te la suba nadie.

-¿En el caso del hombre, también se siente invisible?

-Yo me imagino que sí que ocurre algo parecido, pero eso hay que preguntárselo a ellos. Puede ser, aunque quizá todavía se ve mejor a un hombre de 50 años con una mujer de 25 que al revés.

-¿Qué va a encontrar el público cuando acuda el jueves al teatro?

-Se va a reír muchísimo, se lo va a pasar divinamente y va a estar una hora y cuarto en el teatro sin enterarse. Se trata de una comedia romántica muy agradecida que acaba con final feliz, eso sí que lo puedo decir. Además, la obra da una lección de esperanza a los que tienen nuestra edad.

-¿Es difícil tener en la cabeza dos textos?

-Realmente tengo tres porque, aunque hace un año que lo terminé, todavía se me vienen a la cabeza los personajes de 'Asamblea de mujeres'. Es la labor de actriz. Luego se te van olvidando los textos y te vas quedando con el último, pero en cuanto repasas vuelven. Es el disco duro que tenemos los actores en la cabeza.

-¿Cómo ha sido el paso por Latinoamérca?

-Muy bueno. La verdad es que ha tenido una gran acogida el espectáculo y estoy muy contenta por ello.

-¿Con qué se ilusiona?

-Con la vida, con despertarme cada mañana, que mis hijos tengan salud y que toda la gente a la que quiero esté bien.

-¿De dónde saca la motivación, si es que alguna vez la pierde?

-De mi propio trabajo. Cuando te gusta lo que haces, ya estás motivada.

-¿Cómo es trabajar con Luis Mottola?

-Un placer. Es un actor muy bueno y encima lo ves en el escenario y te encanta, porque es muy atractivo.

-¿Qué ha aprendido de él?

-A darnos esa energía positiva. Tenemos complicidad en el escenario y eso es de agradecer. He sido una mujer muy privilegiada en ese aspecto y me ha pasado bastantes veces trabajando, por ejemplo con Loles León o Pedro Mari Sánchez, que hemos tenido química y eso, a la hora de salir dos personajes a escena, es muy importante.

-¿Qué obra de teatro ha sido más difícil de interpretar hasta ahora?

-Quizá 'La plaza del Diamante' haya sido lo más complicado porque es un monólogo y porque se trata de una mujer muy diferente a mí.

-¿Qué es lo que más se disfruta de las giras?

-Se disfrutan las comidas, los teatros y muchas otras cosas pero, sobre todo el aplauso y la carcajada de la gente, ese es el gran triunfo, porque hacer reír es más difícil que hacer llorar, y cuando se consigue, es estupendo.

-¿Qué le apetece representar?

-Tengo muchas obras en mi cabeza pero si te las digo igual me las 'cogen', por lo que prefiero callármelas.

-¿Para cuándo un nuevo proyecto musical?

-De momento no tengo tiempo porque estoy con 'Tu cara me suena'. Sería imposible porque no puedo estar en más sitios y el teatro exige mucha disciplina y responsabilidad.

-Hablando de televisión... ¿Qué tal fue 'Lolita tiene un plan'?

-A la hora de grabar, la experiencia fue buena, pero hay que ver el resultado.

-¿Cómo se siente al juzgar la labor de un artista?

-Yo intento dar mi opinión desde la verdad absoluta y entregando el corazón. Imitar a otros cantantes es complicado pero lo hacen muy bien. Yo, como soy incapaz de imitar a nadie, me parece que realizan una labor tremenda e intento ser bastante buena.

-¿Le han juzgado?

-Sí, me imagino que sí, pero la verdad es que no me importa mucho. El único juicio que me importa es el de mis hijos.

-¿Y prejuzgado?

-Muchas veces, y más sin conocerme en absoluto.

-¿Televisión o teatro?

- Ahora mismo estoy feliz haciendo teatro. La televisión me encanta y seguiré haciéndola mientras me llamen. Tampoco aparto la música y el cine, pero ahora mismo con el teatro estoy contenta y la obra me divierte muchísimo.

-¿Teme el paso del tiempo?

-No, gracias a Dios tengo mucha juventud. Soy una mujer muy activa y positiva. No paro. Tengo salud y dos piernas impresionantes. Sobre todo, estoy conforme con mi vida, con mi edad.

-¿Tiene miedo a las vacaciones?

-No, en absoluto. Estoy deseando tener unas vacaciones, pero mi trabajo no me lo permite y cuando viene no hay que parar, porque no todo el mundo puede decir que tiene una gira hasta julio de 2018, y ese momento hay que aprovecharlo.

Fotos

Vídeos