Kasabian: nuevos triunfos, viejas costumbres

Kasabian/
Kasabian

El recinto de La Fica de Murcia está más que preparado para recibir al fin de semana grande de esta segunda edición del WARM UP Estrella de Levante con los brazos abiertos

ALBERTO FRUTOSMurcia

La banda de Leicestershire llega a Murcia para presentar su último trabajo discográfico, 'For Crying Out Loud', un tratado de rock cien por cien británico en el que se alejan de todo tipo de experimentación previa para centrar su objetivo en el estribillo épico y la celebración colectiva, el terreno en el que mejor han demostrado moverse hasta la fecha.

Kasabian

Hora
00.30
Escenario
Estrella de Levante

Incluso cuando su discurso musical se ha sostenido en el peso de una electrónica psicodélica densa y arrebatada que, para ser sinceros, sonaba más cercana al capricho bravucón que a la inquietud artística, Kasabian han conseguido mantener intacto su estatus de intocables en el escenario. Lo llevan en la sangre y lo vienen demostrando desde que su espléndido debut homónimo, publicado hace ya catorce años, sirviera en bandeja de plata un primer arsenal de trallazos rock tan celebrados como 'Club Foot', 'L.S.F. (Lost Souls Forever)' o la inmensa 'Reason Is Treason', tres ejemplos de vértigo guitarrero con pulso punk que mezclaban el lado macarra de Primal Scream con la esencia más característica de unos Oasis a los que acompañaron como teloneros durante estos primeros compases de su carrera. Tras repetir fórmula con 'Empire', secuela con mejores singles ('Shoot the runner', 'Me Plus One' o el propio tema homónimo) y peor relleno, llegó el primer gran éxito comercial de la banda con el notabilísimo 'West Ryder Pauper Lunatic Asylum', álbum de título impronunciable y dinamita del potencial de 'Underdog', 'Fast Fuse', 'Fire' o 'Vlad the Impaler'. Incontestables. Afortunadamente, la racha no paró con la siguiente entrega de los británicos, un 'Velociraptor!' con el que quedaba al descubierto su querencia por el pop melódico más clásico, con Beatles y Kinks a la cabeza, en joyas como 'La Fée Verte', 'Neon Noon' o la deliciosa 'Goodbye Kiss'. Lástima que, tres años más tarde, el grupo firmara '43:18', un disco del que sigue costando mucho trabajo encontrar argumentos a su favor más allá del riesgo asumido. Digamos que el pseudo-house y los guiños al hip hop más aburrido no terminaron de encajar con una banda que, conscientes del error, han decidido regresar a sus orígenes con 'For Crying Out Loud', un nuevo trabajo que, pese a no traer ninguna sorpresa en su interior, nos devuelve a los Kasabian más reconocibles, aquellos abanderados del rock británico de segunda línea que, a base de singles incontestables, constancia, morro, desvergüenza y, para qué negarlo, cada vez menos competencia directa, se sitúan más cerca del ansiado trono. Eso sí, en la pelea por la corona correspondiente al mejor directo siguen contando entre los favoritos.

!!! (Chk Chk Chk) | 03.55h | Escenario Thunder Bitch Sudando la camiseta

En muy pocas ocasiones están tan plenamente justificados los símbolos de exclamación como cuando toca hablar de los estadounidenses !!! (Chk Chk Chk). Surgidos de la unión de Black Liquorice y Popesmashers, la banda liderada por Nic Offer lleva casi veinte años al servicio del entusiasmo general, las suelas gastadas y las agujetas de una mañana siguiente que tiene la mala costumbre de no pensar en el peso de los párpados. Y, desde luego, no se puede decir que en este tiempo hayan cometido muchos fallos a la hora de alcanzar sus lúdicos objetivos. Prescindiendo de aquel 'THR!!!ER' publicado en 2013 que desprendía un fuerte aroma a ejercicio de estilo sin más ambición que la de cumplir con el expediente, los de Sacramento han mantenido siempre un listón aficionado al equilibrio entre el júbilo absoluto y la aceptación sin fuegos artificiales que, gracias al reciente 'Shake the Shudder', ha conseguido desnivelar la balanza hacia la primera de las opciones. Es lo que pasa cuando manejas cartas tan afortunadas como 'Five Companies', 'The One 2', 'NRGQ' o una 'Dancing Is The Best Revenge', un single redondo que, además, funciona como lema perfecto para definir la esencia de una de las bandas imprescindibles de este WARM UP Estrella de Levante.

Poolshake| 21.35h | Escenario Up Colores en el horizonte

Después de protagonizar el pasado año una de las actuaciones más interesantes dentro de la programación alternativa del primer WAM, Poolshake saltan a La Fica, recinto más acorde a la situación y potencial actual de la banda. Una fascinante evolución plasmada en ese trío de singles pluscuamperfectos, de diáfana complejidad y aplaudido atrevimiento, formado por 'Golden Smoothie', 'Pale Trees' y 'Seventies Sugar Dream', encargados de recoger el estupendo testigo dejado por el anterior EP de los murcianos, 'Phantom', y elevarlo hasta las nubes de una primavera psicodélica. Pop lisérgico invitado a una orgía de sintetizadores y guitarras que conforman uno de los discursos musicales más atractivos surgidos dentro de la escena regional en los últimos años.

The Bloody Beetroots| 02.50h | Escenario Estrella de Levante Máscaras fuera

Para analizar la propuesta/terremoto musical de Sir Bob Cornelius Rifo, alias The Bloody Beetroots, conviene ir con la cara descubierta, pecho firme, músculos en tensión y las piernas entrenadas si lo que se pretende es sobrevivir a este torbellino de punk electrónico y viceversa que, especialmente cuando se lanza de lleno al hardcore y el rock más contundente, no se anda con rodeos. Con la excusa de la publicación de su último e irregular trabajo, 'The Great Electric Swindle', el italiano aterriza en Murcia para dinamitar expectativas. Sin medias tintas.

El columpio asesino | 01.50h | Escenario Thunder Bitch Madrugada a pleno pulmón

En plena preparación de un nuevo álbum que se sume a su modélica discografía, pura coherencia en fondo y forma, El Columpio Asesino sigue a lo suyo en ese camino adornado por flores marchitas, pesadillas inquietas, cuchillas ensangrentadas y rabia contenida que explota en un discurso artístico vestido de puñetazo (sonoro) sobre la mesa. Y es que, desde que publicaran su debut homónimo en 2003, los pamploneses no han cedido ni una pizca de espacio a la duda, dejando plena constancia de su talento para facturar canciones contundentes, arrebatadas, imprevisibles y desafiantes en discos mayúsculos como 'Ballenas muertas en San Sebastián', 'Las gallinas' o, especialmente, 'Diamantes'.

Iván Ferreiro | 22.20 h | Escenario Estrella de Levante Dulce hogar

Figura esencial de la música de nuestro país gracias tanto a su pasado como líder de Los Piratas como a su intachable carrera en solitario, Iván Ferreiro regresa a Murcia, un lugar al que parece tener un cariño especial teniendo en cuenta sus múltiples y celebradas visitas, para seguir desgranando los secretos de su joya más reciente: 'Casa'. En esta ocasión, será el escenario Estrella de Levante el que lleve a cabo las labores de tierra firme donde el gallego atracará esos barcos melódicos formados de sensibilidad y delicadeza, suspiro y grito ahogado, melancolía y brisa de verano eterno, que navegan a lo largo y ancho de su apasionante repertorio. Abrazado a una luminosidad contagiosa desde el magnífico 'Val Miñor-Madrid. Historia y cronología del mundo', Ferreiro continúa ofreciendo señales para pensar que se encuentra en un momento especialmente inspirado de su carrera, capaz de compaginar con envidiable astucia su vertiente más abiertamente pop ('Casa, ahora vivo aquí', 'Todas esas cosas buenas', 'Los restos del amor' o la preciosa 'La otra mitad') con su inconfundible introspección, en fondo y forma, a través de maravillas como 'Farsante', 'Río Alquitrán', 'Tupolev' o la imponente 'El pensamiento circular'. Un lujo tener una nueva oportunidad para seguir aplaudiendo la inspiración de uno de nuestros gigantes.

Nada Surf | 21.15 h | Escenario Thunder Bitch Aquellos maravillosos años

La banda liderada por Matthew Caws llega al WARM UP Estrella de Levante para seguir celebrando los quince años de su obra maestra, 'Let Go', el disco que cambió para siempre su carrera. Un auténtico regalo para su público y un descubrimiento inolvidable para todos aquellos que se acerquen por primera vez a la música de uno de los grupos más especiales del pop/rock alternativo de las últimas dos décadas

Siempre es un placer recibir la visita de Nada Surf, pero si, además, el reencuentro viene motivado por uno de esos privilegiados discos capaces de cambiarte la vida, dibujar una sonrisa en plena cara de un otoño que nació desorientado o traspasar los límites del espacio y el tiempo hasta clavarse en ese terreno de entrañas y fotogramas gastados, entonces la felicidad es plena. Y, claro, se subraya la fecha en el calendario. Porque, a pesar de que la banda cuente en su currículo con trabajos tan destacados como 'High/Low', 'Lucky', 'The Weight Is a Gift' o el muy reivindicable 'You Know Who You Are', ninguno alcanza las cotas de belleza y perfección que presenta 'Let Go', un tercer disco que, publicado en el lejano 2002, sigue sonando con la misma frescura y capacidad de impacto emocional que el primer día. Matthew Caws y los suyos, conscientes de la proeza, se lanzaron hace unos meses a la carretera para festejar el cumpleaños de su criatura más completa e inolvidable en una gira que llega dispuesta a arrasar frente a la multitud de La Fica. De esta forma, y con la entrega y compromiso que siempre han demostrado hacia música y su público, Nada Surf revolverá la memoria y el corazón de varias generaciones tomando de nuevo el pulso a clásicos imbatibles como 'Blizzard of '77', 'Fruit Fly', 'Killian's Red', la monumental 'Inside of love', 'Happy Kid', 'The Way You Wear Your Head', 'Neither Heaven nor Space','Hi-Speed Soul' o 'Paper Boats'. Por supuesto, no faltarán otros éxitos de su repertorio como 'Always Love', 'Popular', 'What Is Your Secret', 'See these bones' o 'Blankest Year', completando de esta forma una de las citas realmente imprescindibles de esta edición del festival. La única en la que podrás volver a cantar, si el nudo en la garganta lo permite, el estribillo de 'Blonde on Blonde'. Argumento definitivo.

Joana Serrat | 20.00h | Escenario Up On the road again

En su última entrevista con 'La Verdad', Joana Serrat aseguraba que «las personas estamos en constante movimiento y cambio, y por eso es esencial poder cruzar líneas y regresar si es necesario. Y no todo el mundo entiende las decisiones que tomas. Al final, por eso quedan los que quedan a nuestro lado». Una declaración que condensa, desde la madurez y la naturalidad más embriagadoras, todo lo que habita en la obra de una de esas cantautoras tocadas con la varita mágica de la inspiración constante. 'Dripping Springs', su quinto trabajo publicado en, atención, cuatro años, nace de las entrañas de Texas y empapa, como el resto de su discografía, con la suavidad de un atardecer pleno de lluvias por crear. Sin lugar a duda, nos quedamos a su lado.

Modelo de Respuesta Polar | 18.10h | Escenario Thunder Bitch Canciones de nieve incandescente

No siempre es obligatorio haber descubierto el fuego a la hora de generar incendios emocionales que tensen los músculos de la memoria. Y eso es precisamente lo que consiguen los valencianos Modelo de Respuesta Polar con sus canciones, atacar desde la defensa a la zona más baja de nuestra hipotética armadura, plantar sobre un folio en blanco el antes y el ahora, el después o el nunca, dejando que los estribillos crezcan sin prisa, pero sin pausa. Pop/rock de corte clásico que sacude la tristeza y vertebra los cimientos de una banda lista para despegar.

Nunatak | 19.15h | Escenario Thunder Bitch Crecimiento exponencial

Si el papel que debía jugar 'Nunatak y el tiempo de los valientes', el último disco de la banda cartagenera liderada por Adrián Gutiérrez, era el de reventar los mejores pronósticos, hacer saltar la banca de las expectativas y certificar el atracón de inspiración masiva, misión más que cumplida. Si tuviéramos que agilizar el texto y acudir a la siempre agradecida síntesis, todo se resume en que tenemos ante nosotros uno de los mejores discos de pop/rock en castellano que escucharemos en 2018. Quedan meses por delante, de acuerdo, pero aquí queda la apuesta por escrito. Y es que, por más que uno quiera aguantar el exceso en la punta de la lengua, llegan temas con las dimensiones de 'Susurro en el viento', 'Romper el cielo', 'A miles de kilómetros', 'Nadie nos va a salvar' o la apabullante 'El espejismo', menuda manera de cerrar un disco, y mantener la compostura se convierte en una utopía. Las huellas dejadas por sus brillantes antecesores, aquellas obras que lanzaban pulsos infinitos y se bañaban desnudas entre las luces de los bosques, les han traído hasta un nuevo paisaje de melodías cristalinas y danzas grupales, estribillos grabados a fuego en la piel y poesía incrustada en las cicatrices. Nunatak se hacen mayores a pasos agigantados, es decir, al ritmo que corresponde con la estatura de sus canciones.

Sidonie | 23.25h | Escenario Thunder Bitch La primavera del amor

Cuando hablamos de Sidonie lo hacemos de una banda que se caracteriza, principalmente, por haber hecho siempre lo que le ha apetecido en cada momento, mostrando a lo largo de sus recién cumplidos veinte años, se dice pronto, una libertad en su discurso creativo digna de aplauso (y envidia). Sus botas de cuero han pateado rutas marcadas por la psicodelia, el pop, el rock, la electrónica y hasta la canción latina, pero siempre manteniendo una constante intacta: La Melodía, con mayúsculas. Una obsesión; la mejor de las costumbres: una meta indiscutible que alcanzar; la ansiada piedra filosofal dentro de una trayectoria en la que podemos contar y cantar de memoria varios discos sobresalientes, con 'El incendio', 'Costa Azul' y 'El peor grupo del mundo', su trabajo más redondo hasta la fecha, como representantes más ilustres. Trabajos de estudio que resplandecen con el color del mejor pop, ese que rima con la mirada perdida de Brian Wilson, y el vértigo de un rock aprendido en clase de Elegancia Británica, y terminan convertidos en celebración colectiva en un directo caracterizado por la complicidad y la química, la canción compartida y el baño de masas nudista y desprovisto de prejuicios. Vamos descorchando el champagne y preparando el confeti.

Carlos Sadness | 20.10 | Escenario Estella de Levante Juego de bombillas encendidas

¿Problemas para definir el sonido de Carlos Sadness? Tranquilidad, contamos con la ayuda del mismísimo protagonista, quien define su propuesta como «pop galactropical», una etiqueta que, bajo su naturaleza de juego de palabras, da en el centro de la diana. Después de todo, nadie se conoce mejor que uno mismo. Melodías siderales, galaxias calurosas, los pies en el verano y la cabeza en las nubes. Imágenes omnipresentes en discos como 'La idea salvaje' o 'Diferentes tipos de luz', su entrega más reciente, con los que el artista catalán continúa descubriendo su propio universo creativo, profundizando en su manera de ver, contar y cantar las cosas. Cada vez más épico, atrevido, divertido y emocionante. Se nos ocurren peores formas de crecer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos