«Si no lo ha hecho nadie, ¿por qué no hacerlo yo?»

La violinista rock Judith Mateo. / LV

La violinista rock Judith Mateo abre mañana en Murcia el homenaje a Queen

NATALIA BENITOMURCIA

La conquense Judith Mateo se ha consolidado como la única violinista española folk-rock con proyección internacional. Hace años viajó a Irlanda, donde se acercó a la música celta y comenzó un nuevo camino con el violín que le llevó a publicar tres discos. Tras estos trabajos, la artista ha cambiado su rumbo musical, esta vez hacia el rock, y cuenta con dos álbumes de versiones. Mañana actúa en la plaza de toros de Murcia para abrir el concierto de Symphonyc Rhapsody Queen, un espectáculo que homenajea a la mítica banda liderada por Freeddie Mercury.

-¿Todos los temas son igual de complejos de adaptar al violín?

-No, porque el violín casi siempre hace la melodía de la voz cantante, pero hay canciones que gustan a la gente y la melodía son solo tres notas. Esas canciones no se pueden realizar con el violín porque quedarían simples o monótonas.

-¿Cree que es necesario pasar por los compositores clásicos para poder hacer rock y música celta a través de este instrumento?

-Creo que el haber estado en el conservatorio para el violín es más que fundamental porque la técnica que te aporta el clásico no te la da el coger el violín y ponerte a tocar sin tener ni idea. A parte del estudio diario y una forma de ver el instrumento que igual si no te apoyas en el clásico, lo ves diferente. El violín requiere más técnica que otros instrumentos.

-¿Qué criterio ha seguido para elegir las canciones de su último disco?

-Han sido canciones que a mí me gustan porque si no, no te planteas hacer la versión. La diferencia de este quinto disco respecto con el cuarto, es que el single fue una canción cantada, que es una versión de los canadienses Bachman & Turner, y este tema no había sido adaptado con anterioridad en España. Se adaptó y se cantó al castellano por Chuse Joven, que es el cantante que va conmigo en los directos.

-¿Ser violinista, mujer, y tratar de adentrarse en el mundo del rock no es como saltar al vacío sin red?

-Totalmente. Pero para eso estamos aquí las mujeres luchadoras. Porque ser mujer e instrumentista es bastante complicado en nuestro país, donde se supone que todo el mundo tiene que cantar y si no cantas te miran como un bicho raro. En otros países no pasa esto. Pero esto es problema de base y de la cultura de España, que no se le da ninguna importancia ni a aprender música, ni a tocar un instrumento. Además, es más complicado compaginar tu vida personal con tu vida laboral, algo que el hombre parece que lo tiene mucho más fácil.

-¿Se puede vivir de tocar el violín en España?

-Se puede vivir de la música. Yo estoy viviendo de ello. También tengo un programa en Radio Castilla-La Mancha en el que entrevisto a artistas. No me puedo quejar. Tengo varias fechas de conciertos, vengo de tocar en México, he estado presentando el disco en Japón, etc.

-Tras dos discos de versiones, ¿cómo va a evolucionar su carrera musical? ¿Hay lugar para las creaciones propias?

-En un principio tenía temas propios pero siempre basados en el celta. Estuve viviendo en Irlanda y de ahí mi visión de ver el instrumento al principio en otro tipo de música, la música celta. Luego, la decisión mía fue decir: «¿Por qué no el violín en el mundo del rock? Si no lo ha hecho nadie, ¿por qué no hacerlo yo?». De ahí los dos últimos discos. Le estoy dando vueltas a la cabeza y sí que me quedaré en el mundo del rock con temas propios. Ahora mismo sigo con la gira y poco a poco verá la luz la salida del siguiente disco.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos