Pasión Vega: «Todas las experiencias me sirven para ser mejor persona»

La cantante Pasión Vega./
La cantante Pasión Vega.

La cantante abre esta noche el Flor Cieza Festival con su último trabajo, '40 Quilates'

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

«Te diría que pierdo las ganas de odiar / si acomodo mis pasos a tu caminar / y que el mundo contigo se ve menos enfermo; / que la primavera ha llegado este mes de febrero», canta Pasión Vega (Madrid, 1976) en 'Querría', el sencillo con el que presenta su último trabajo discográfico, '40 Quilates', lanzado el pasado mes de octubre. «La primavera ha llegado este mes de febrero», repite la artista, que esta noche abre el Flor Cieza Festival, el ciclo musical que el municipio acoge para la promoción del espectáculo de color que ofrece la floración de sus campos de frutales. «Estoy deseando verlo», dice la cantante. Actuará a las 21.00 horas en el Teatro Capitol con '40 Quilates'.

Qué
Pasión Vega, en concierto. '40 Quilates'.
Dónde y cuándo
En el Teatro Capitol de Cieza, esta noche, a las 21.00 horas.
Entradas
25 euros.

-Dice de este disco que es un reflejo de la madurez y la experiencia.

-Bueno, es un disco lleno de experiencia, sí; estoy celebrando los 25 años de carrera y algún bagaje en el mundo del escenario vamos teniendo [ríe], pero eso no quita que también sea un disco lleno de sorpresas e inquietudes nuevas, y el reflejo de una Pasión Vega inquieta y con muchas ganas de aprender. Es un trabajo muy fresco, tanto en su concepción como en los sonidos que hemos encontrado.

«Hay muy pocas cosas que me puedan quitar la alegría y siempre intento que la sonrisa sea mi mejor arma y mi mejor escudo»

«Soy una fanática de las flores y de la primavera. Espero que me lleven a verlas»

-¿Qué hay en él?

-Canciones en las que cuento mi experiencia y mis vivencias sobre el amor, la amistad... la vida en definitiva. El objetivo en cada trabajo es volcar en él toda la ilusión y la pasión que tengo por mi profesión, por el gusto de cantar y contar historias a través de las canciones, y de conmover a la gente y mover corazones. En este disco hemos ido a la raíz de la canción, a su pureza, y por eso creo que es un trabajo lleno de frescura, en el que he cantado más en primera persona. En otros contaba historias que les pasaban a otras mujeres, pero aquí la sufridora de la historia soy yo [ríe].

-¿Le hace sentir diferente sobre el escenario?

-Sí, es distinto, pero a mí me gusta contar historias. Siempre puedes encontrar en algo que le ha sucedido a los demás partes de verdad que te han ocurrido a ti, de modo que logras empatizar con ellos y emocionarte igual.

-Ha dicho también que este álbum es una «reafirmación» de su yo como artista y mujer.

-El título muestra la plenitud, el paso a los 40 años, al que todos le tenemos mucho miedo o respeto, no sé cuál sería la palabra adecuada. Y el paso es con una sonrisa. Todas las experiencias que he vivido a lo largo de los años me sirven para seguir creciendo, para ser mejor persona y para reafirmarme en aquellas cosas que me gustan de mí, con las que me identifico y con las que me siento a gusto; y a la vez, para reírme de las que me gustan menos pero me acompañan desde hace muchos años, porque todos tenemos nuestras luces y nuestras sombras y aspectos de nuestro carácter que nos encantan y otros que intentamos ir ocultando o limando [ríe]. Yo he intentado ir limándolos a lo largo de todo este tiempo, y aunque no lo haya conseguido en todas las ocasiones, una tiene que mirarse a sí misma con cariño.

-¿Cuáles son esas cosas que le encantan?

-Sobre todo, y esto no es mérito mío porque lo he heredado de mi madre, mi sonrisa. Soy una mujer muy sonriente, hay muy pocas cosas que me puedan quitar la alegría y siempre intento que la sonrisa sea mi mejor arma y mi mejor escudo. Lo llevo muy a rajatabla. Mi madre era una mujer muy risueña, muy alegre, muy vital, y lo he heredado, ¡mira tú qué bien!

-¿Qué ha aprendido?

-He ido perdiendo muchos miedos y muchas inseguridades que se tienen cuando una es más joven. Noto que cada vez piso el escenario con más tranquilidad; una va adquiriendo serenidad ante las vicisitudes de la vida y también ante las alegrías, y eso es muy bonito aplicarlo al escenario. He aprendido a disfrutar más de cada concierto y de cada proyecto.

-¿Esa es también la forma en la que afronta la vida?

-Sí. Pero esto no quita que siga teniendo muchas ganas de hacer cosas nuevas y de seguir creciendo como artista. Soy muy inquieta, muy inconformista y no me he acomodado para nada.

-¿Qué le hace feliz?

-Mi profesión y mi hija, sobre todo mi hija. Ha habido un punto de inflexión muy importante desde que ella llegó. Antes, lo más importante era mi profesión, y ahora, en el número uno está ella, a la par con la música, que me encanta. Todos los que nos dedicamos al mundo de la música somos unos afortunados.

-En agosto protagonizó junto a Noa una de las veladas destacadas del Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier, con el concierto 'Mediterráneas'.

-Ha sido un verano lleno de experiencias muy bonitas. Noa tiene una voz increíble y he aprendido mucho de ella; hemos ido a muchos lugares, a muchas ciudades y en todas ellas nos han acogido con cariño. Han sido unos conciertos inolvidables y un año muy bonito: hacer la gira con Noa, terminar este disco, editarlo... Todo muy bonito.

-Ahora abre el Flor Cieza Festival; ¿conocía el espectáculo de color que ofrece el municipio?

-No, pero estoy deseando verlo. Soy una fanática de las flores y de la primavera. Me han dicho que por la mañana es el mejor momento, así que espero que me lleven.

-¿Qué no tiene precio?

-La generosidad de una persona, la amistad, el amor verdadero, ninguna de estas virtudes se podría comprar con dinero; las emociones que vivo sobre un escenario. Aunque no me pagaran por ello, seguiría haciéndolo.

-¿Qué espera?

-'40 Quilates' es un disco que hemos hecho a fuego lento, muy despacito, como un guiso que pones a cocer por la mañana y terminas a mediodía, y quiero que el público vaya descubriéndolo también poco a poco. Creo que merece la pena, por toda la gente joven que ha participado en él, gente con mucho talento. Es un disco hecho con mucho amor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos