El B-Side se despide hasta 2018 con 8.000 asistentes en sus tres días de festival

LA VERDADMURCIA

La decimotercera edición del B-Side Festival concluyó con un balance de 8.000 espectadores que asistieron durante los tres días de fin de semana a los más de veinte conciertos y actividades programadas en los siete escenarios del certamen. Una amplia oferta de conciertos gratuitos repartidos por diversas plazas y espacios de Molina de Segura que registraron «un notable aumento de público en esta edición», según la organización. El viernes, el Pre B-Side, con Varry Brava a la cabeza, congregó a más de 1.500 personas.

Durante la mañana y tarde del sábado se desarrollaron las actuaciones del B-Side de Tapas, dirigidas a promocionar a través de la música, en cinco escenarios diferentes, la hostelería y restauración de Molina de Segura, «con gran éxito y repercusión para la economía de la ciudad».

La noche del sábado llevó el festival al polideportivo de El Romeral, donde se dieron cita unas 4.000 personas, con grupos que venían por primera vez a Molina de Segura, como Los Planetas y los británicos Monarchy, que ofrecieron en la localidad su único concierto en España previo a la salida de su nuevo disco. Sidonie ofreció su mejor show -sus fans no pararon de bailar sus nuevas canciones-, mientras que el carisma de Neuman supo enamorar en su tierra natal a las puertas de editar su nuevo disco.

El domingo por la mañana concluyó esta edición con el Baby B-Side, una de las actividades paralelas más exitosas, que abarrotó de público infantil y padres la Plaza del Teatro, realizando talleres y con el cierre del concierto de Billy Boom Band. En este B-Side 'sostenible' los residuos se recogieron en contenedores selectivos para facilitar su reciclaje.

Fotos

Vídeos