Bruce Springsteen confidencial

Springsteen en un concierto de 2102 con la 'E Street Band' en el Madison Square Garden.
Springsteen en un concierto de 2102 con la 'E Street Band' en el Madison Square Garden. / REUTERS

Ofrecerá una serie de recitales íntimos y monólogos sobre su vida en un teatro de Broadway con menos de mil butacas

MIGUEL LORENCIMADRID

Lleva décadas llenando hasta la bandera unos estadios en los que ofrece sus maratonianos, contundentes e impecables conciertos para goce de un público entregado. Pero Bruce Springsteen (Nueva Jersey, 1949) cambia el chip este otoño para mostrarse en su versión más íntima y cercana. Mezclando la música con la palabra, el rock con la memoria y la vida, prescinde de la parafernalia de los macroconciertos con decenas de miles de watios y apuesta por la intimidad de un escenario teatral con menos de mil butacas.

Baja el pistón para recalar en Broadway y presentarse en solitario, sin sus fieles cómplices de la 'E Street Band', con quienes ha girado por todo el mundo desde mediados de los setenta. Su voz, su guitarra, un piano, la música y la palabra conforman la minimalista oferta que el confidencial 'boss' hace a un público incondicional que agotará, seguro, unas localidades que costarán entre 64 y 723 euros, según informó el propio artista en su página web.

«Quería hacer algo lo más personal e íntimo posible», explica esta leyenda viva del rock que, con 67 años se dispone a escribir un nuevo e insólito capítulo en su carrera. Esta vez mediante un desvío hacia el corazón del teatro y el musical en la 'Gran Manzana'. «He elegido Broadway porque tiene esos hermosos teatros de antaño, el lugar indicado para lo que tengo en mente», precisa Springsteen. Ha optado por el Walter Kerr, un coqueto teatro con 960 asientos «y probablemente el lugar más pequeño en el que he cantado en los últimos 40 años». «El espectáculo soy solo yo, la guitarra, el piano, las palabras y la música», reitera Springsteen.

Anticipa que «una parte será hablada y otra cantada», fórmula más que inusual en su andadura pero «coherente» con su manera de entender el espectáculo 'Springsteen en Broadway'. Así se titularán unos recitales «que siguen de manera general mi trayectoria personal y artística». Su pretensión es «ofrecer una noche entretenida y transmitir algo valioso». El día D es el 12 de octubre. A partir de esa fecha ofrecerá cuarenta recitales a razón de cinco por semana durante dos meses, para bajar definitivamente el telón el 26 de noviembre.

Repasará su vasta carrera y su vida, intercalando temas clásicos de su catálogo con historias y confidencias de índole personal. No en vano el año pasado publicó 'Nacido para correr', una autobiografía en la que relataba su humilde infancia en Nueva Jersey, su carrera hacia la fama y, reconocía por primera vez, su batalla contra la depresión. «Algunos espectáculos se hablan, otros se cantan, y en este se desvelará poco a poco el teatro de mi vida y de mi trabajo», explica.

A partir del miércoles 30 de agosto se podrán comprar las entradas en la página web Ticketmaster, que ha creado 'Verified Fan', un sistema seguro, según sus creadores, con el que se quiere limitar la especulación y la lacra de la reventa. Para adquirir las localidades es necesario registrarse en la página, desde ahora y hasta el próximo 27 de agosto. Dos días después del cierre del registro, los afortunados sabrán que disponen de sus localidades y recibirán un código para la compra.

Fotos

Vídeos