Alt-J e Izal protagonizan la jornada del sábado del WARM UP

Gran afluencia de público durante la actuación de Izal./N. García / AGM
Gran afluencia de público durante la actuación de Izal. / N. García / AGM

El trío británico y la banda de Mikel Izal consiguen abarrotar La Fica en la segunda noche del festival

LA VERDADMurcia

Aunque aún brillaba un sol de justicia cuando el recinto de La Fica ha reabierto sus puertas este sábado, el festival ha dado muchos motivos para atraer a primera hora hasta a los 'warmers' menos madrugadores. Cooper, el proyecto con el que el líder de Los Flechazos lleva casi dos décadas predicando los secretos del power pop en español, ha inaugurado a las 18.25 el Escenario Thunder Bitch con toda una lección de veteranía que los 'indies' más 'indies' no han querido perderse.

Gracias a unos horarios planificados para evitar solapamientos en los escenarios principales, los primeros asistentes han podido disfrutar también del concierto íntegro de Shinova, con el que ha arrancado a las 19.25 el Escenario Estrella de Levante. Y lo han agradecido, porque los vizcaínos han demostrado por qué su nombre apareció tantas veces en las listas de los grupos revelación del año pasado.

A continuación ha llegado el turno de Neuman. La banda murciana liderada por Paco Román ha centrado su actuación en presentar su último álbum, 'Crashpad', un disco de consolidación que ha aupado al ahora trío a la primera división de la escena nacional.

La presencia de Izal es un acierto en cualquier festival y el WARM UP no ha sido la excepción. Mikel Izal y los suyos arrastran una legión de seguidores allá por donde van y durante los minutos previos a su actuación la aglomeración de público frente al Escenario Estrella de Levante se ha tornado masiva. No se puede decir que su pop amable esconda muchas sorpresas, pero tampoco decepciona. Como el de la carta de un McDonalds, parte de su éxito radica en que sus seguidores saben lo que se van a encontrar y así lo han vuelto a demostrar coreando a pleno pulmón cada estrofa de sus éxitos habituales.

Los amantes de propuestas más audaces han disfrutado más con el 'art rock' de Alt-J. La inclasificable banda británica combinó psicodelia, rock progresivo y electrónica minimalista con un despliegue escénico tan hipnótico como sus canciones. Puede que su propuesta no sea la más festivalera del cartel, pero la brillantez compositiva del trío ha justificado de sobra su posición como cabezas de la jornada del sábado.

Antes de Alt-J, Dorian ha firmado uno de los conciertos más interesantes de la noche en el Escenario Thunder Bitch. El quinteto catalán de pop electrónico ha recuperado su lado más bailable, cercano al new wave, a través de un adelanto de lo que será 'Justicia universal'. Su nuevo disco no saldrá al mercado hasta finales de mayo, pero si su avance en el WARM UP es representativo de su calidad, todo apunta a que los New Order patrios se van a anotar un nuevo éxito discográfico.

En el escenario WARM UP Dance Floor, Ed is Dead ha demostrado que la electrónica más vanguardista no está reñida con la emotividad, mientras que la banda madrileña Melange ha dejado muy buen sabor de boca en el Escenario UP con su sabrosa mezcla de folk y rock con aires sesenteros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos