El misterio de la Gioconda desnuda

Una imagen de La Gioconda.

El museo del Louvre investiga una versión sin ropa de Mona Lisa en la que se aprecia la mano de Leonardo da Vinci

FERNANDO ITURRIBARRÍAParís

No solo la maja de Goya tiene dos versiones, vestida y desnuda. También existe una variante de 'La Gioconda' sin ropa. Es un dibujo al carboncillo propiedad del museo Condé de Chantilly, localidad al norte de París donde se inventó la crema que lleva su nombre. Desde hace un mes los investigadores del Louvre tratan de poner al desnudo el misterio de este doble erótico de Mona Lisa. La autoría, aunque parcial, de Leonardo da Vinci se aprecia a ojo de especialista.

El retrato de la descocada Gioconda es analizado por primera vez por el Centro de Investigación y Restauración de los Museos de Francia (C2RMF). En sus locales blindados, situados en los sótanos del museo del Louvre, una decena de expertos estudia el dibujo a fondo con una batería de aparatos: reflectografía por infrarrojos, radiografía, luz rasante, fluorescencia X, microscopio. Las primeras conclusiones apuntan al taller de Leonardo.

El dibujo, de 72 por 54 centímetros, ha sido datado entre 1485 y 1538. «Es precisamente la época en que vivió Leonardo da Vinci», observa Mathieu Deldicque, conservador del patrimonio de Chantilly. El papel de la doble hoja pegada en la que está realizado es de origen veneciano. Por las dos filigranas detectadas se ha comprobado que era comercializado en vida de Leonardo. Pero ya se sabe que varias manos intervinieron en el desnudo.

Las rayas del plumeado en la parte superior fueron ejecutadas por un diestro y el genio toscano dibujaba como un zurdo. No obstante, las máquinas han puesto de manifiesto repintados indicativos de que no es un calco ni la copia de un original perdido. Se trata seguramente de un cartón preparatorio para un óleo. Se han descubierto numerosos agujeritos en los contornos. Es la huella de una técnica de composición usual en la época.

Los especialistas, de momento, prefieren ser prudentes sobre una atribución a Leonardo. «Este dibujo es, al menos en parte, del propio maestro», se tienta la ropa Deldicque. Se basa, entre otras cosas, en la calidad del modelado en rostro y manos. La identidad del autor se espera que sea establecida de manera definitiva dentro de un par de años. El fondo en segundo plano aportará escasa ayuda. Fue recubierto con posterioridad con una capa de gouache grisácea.

'Mona Vanna', como también se conoce a 'La Gioconda desnuda', fue adquirida en 1862 por Enrique de Orléans, duque de Aumale, heredero del dominio de Chantilly. Pagó 7.000 francos, una suma importante pues estaba convencido de que era obra de Leonardo. «Podemos revelar que las primeras intuiciones eran correctas», se felicita el actual conservador de su patrimonio.

La Mona del destape se exhibirá a pecho descubierto en junio de 2019 en Chantilly, de donde no puede salir al igual que toda la colección legada al museo por el duque de Aumale en 1897. Junto a ella se expondrán durante todo el verano otras obras inspiradas en el retrato. La muestra coincidirá con la gran exposición sobre Leonardo que organizará el Louvre con motivo del 500º aniversario de su muerte.

     

Fotos

Vídeos