«El pensamiento de Simone de Beauvoir está a la altura del de Marx, Darwin o Freud»

Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre./
Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre.

La periodista Carmen G. de la Cueva recupera la biografía de la intelectual francesa en el libro 'Un paseo por la vida de Simone de Beauvoir'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Las frases de Simone de Beauvoir se han convertido en eslóganes, pero les falta contexto. «En realidad, ¿qué hemos leído de ella?», se pregunta la periodista sevillana Carmen G. de la Cueva, que publica 'Un paseo por la vida de Simone de Beauvoir (Lumen), un libro ilustrado por la dibujante Malota con el que pretende recuperar la figura de una intelectual que luchó por abrirse camino en un mundo, la filosofía, en un país, Francia, y en una época, mediados del siglo XX, en el que todo eran obstáculos.

De la Cueva se remonta a la infancia de la pequeña Simone, a la que su madre llamaba 'la niña Violeta'. «Era muy inteligente y muy responsable», cuenta. Pero estas cualidades no parecían suficientes, a ojos de muchos de los hombres con los que compartía estudios y conocimientos. «Históricamente, el patriarcado ha intentando desautorizar la voz pública de las mujeres. Telémaco fue el primer hombre que hizo callar a una mujer y eso le ocurrió a Simone cuando publicó 'El segundo sexo'. La llamaban ninfómana o 'cien veces abortada'», señala la escritora.

Colaboradora de la revista 'Les Temps Modernes', ella se consideraba igual que los hombres, pero tuvo que superar sus inseguridades, acrecentadas durante su relación con Jean-Paul Sartre. «El ejercía su autoridad sobre ella», afirma De la Cueva, que recuerda cómo se la llamaba, despectivamente, 'Notre Dame de Sartre'. Fueron compañeros, pero no pareja estable, y de Beauvoir se dice que facilitaba los encuentros sexuales de Sartre con alumnas. «A lo largo de la historia, muchas mujeres han sufrido la extraña dualidad de tener mucho talento y acabar siendo las secretarias de su pareja. El feminismo ha servido para que las mujeres tomen el control de su vida», recuerda la autora del libro.

De la Cueva sostiene que Simone de Beauvoir es una figura clave en la historia del pensamiento, «a la altura de Marx, Darwin o Freud». «Si no lo está, es por misoginia», subraya la periodista, que considera que la filósofa francesa hubiera merecido ganar el Premio Nobel. Aunque ahora sus citas se recuperen en las redes sociales, no resulta fácil acercarse a la obra de Beauvoir en España, pero tampoco en su país natal, Francia. «En París visité muchas librerías y no encontré su autobiografía, o estaba en la sección de saldos, junto con su epistolario», se lamenta De la Cueva, que, sin embargo, resalta cuál es el gran legado de la pensadora: «Contó la vida de las mujeres como nadie lo había hecho antes y ayudó a muchas de ellas a ser independientes y autónomas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos