Eloy Moreno: «Vemos violencia a todas horas, pero no decimos 'te quiero'»

El escritor valenciano Eloy Moreno, que el viernes presentará su nueva novela en Murcia./Aitor Aranda
El escritor valenciano Eloy Moreno, que el viernes presentará su nueva novela en Murcia. / Aitor Aranda

El autor de 'El bolígrafo de gel verde' presenta el viernes en Murcia su nueva novela, 'Invisible', protagonizada por un adolescente

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

A Eloy Moreno (Castellón de la Plana, 1976) 'El bolígrafo de gel verde', su primera novela (2009), le abrió las puertas del mundo editorial de forma más que satisfactoria. De pronto, empezaron a seguirle miles de lectores. «Los he mantenido», afirma el escritor valenciano; «eso significa que no les he defraudado», añade. 'Lo que encontré bajo el sofá' (2013) y 'El regalo' (2015) son los títulos que han seguido a su debut literario. Ahora presenta 'Invisible', una novela cargada igualmente de «sentimientos» -«mis libros están llenos de emociones», defiende-, de la que hablará el viernes a sus lectores, a las 19.00 horas, en la librería Educania de Murcia.

Qué
Presentación del libro 'Invisible', de Eloy Moreno.
Dónde y cuándo
El viernes, a las 19.00 horas, en la librería Educania de Murcia (c/ Sociedad, 10). Entrada libre.

-¿Qué narra aquí?

-Este es un libro del que apenas estamos diciendo nada porque no queremos quitarle la magia. De hecho, hasta la mitad del libro, el lector no sabe qué está ocurriendo. Lo que sí puedo contar es que es la primera novela que escribo en la que el protagonista es un niño y, por tanto, la que más me ha costado.

Su nueva novela: «Todos nos hemos sentido invisibles en alguna ocasión, y al mismo tiempo, también hemos deseado que no nos vean»

Pensamiento: «Creo que hay que luchar por los sueños, o al menos intentarlo; hay quienes ni siquiera lo hacen y luego se pasan la vida quejándose»

Historias humanas: «Lo bueno no interesa, no hay más que coger el telediario y ver el porcentaje de noticias buenas»

-¿A qué se refiere con 'Invisible'?

-El título es un juego de palabras. Todos nos hemos sentido invisibles en alguna ocasión: en el trabajo, en tu casa, en una fiesta..., y al mismo tiempo, también hemos deseado, alguna vez, que no nos vean. Otras veces somos nosotros mismos quienes hacemos invisible a otra persona. De todo eso habla el libro. Es una novela de sentimientos, un pequeño puzle en el que hay muchos símbolos.

-¿Por qué a través de la mirada de un niño?

-Porque los adultos estamos acostumbrados, cuando ocurre algo, a centrarnos en la noticia en sí, pero no en lo que sucede alrededor de esta. Y un niño sí. Además, los niños tienen más imaginación y a veces entienden cosas que nosotros no entendemos. Hay quienes ya lo han leído y me han dicho que, en una misma familia, el padre ha percibido unas cosas y el hijo otras, y eso es súper chulo.

-¿Usted, qué ve?

-Las injusticias. En mis novelas se habla mucho de la pasividad que mostramos ante muchas situaciones. Quería tratar este asunto desde varias edades porque, a veces, la opinión de un niño te cambia todo.

-Habla de pasividad, ¿qué nos impide actuar?

-Hay muchas razones. A veces es el miedo, miedo a que actuar ante una determinada circunstancia nos pueda perjudicar, pero otras es simplemente la comodidad, que es lo más triste de todo, porque el miedo se puede justificar, pero, ¿la comodidad? A mí esos sentimientos me generan rabia, y son los que me gusta plasmar los libros.

-¿Qué debería ser más visible?

-Los sentimientos. Estamos acostumbrados a ver violencia a todas horas y no pasa nada, pero cuando quieres decirle 'te quiero' a tu padre, no te atreves; es así de triste. Cuando un niño es pequeñito es muy fácil decirle 'te quiero', pero cuando crece y cumple 13 o 14 años, como el personaje de la novela, quizá lo sientes, pero no se lo dices.

-¿Ahí influye el miedo o la comodidad?

-No, aquí ni miedo ni comodidad. Quizá es vergüenza, o pensar que, como la otra persona ya lo sabe, no hace falta decirlo, y eso no es así. En mi anterior novela -'El regalo'- hay una madre que le dice a un niño: 'Te quiero', y él le responde: 'Yo también'. Y la madre se enfada porque un 'yo también' no es un 'te quiero'.

-¿Usted lo hace, dice 'te quiero'?

-Sí, intento hacerlo; para dar ejemplo [ríe]. A veces también me cuesta, pero desde que escribo me resulta más fácil. Mis novelas, en general, son muy de sentimientos, de relaciones personales, y tengo la suerte de que mucha gente, cuando las acaba, me escribe y me cuenta que va a intentar empezar a decir aquello que sienten.

-¿Qué es importante?

-Perseguir lo que realmente te gusta hacer y no lo que los demás quieren que hagas. Esto es muy fácil decirlo, pero muy difícil llevarlo a cabo. Si preguntas a la gente qué es lo que deseaba ser de pequeño y en qué trabaja ahora, en el 90% de los casos las repuestas no coinciden. Creo que hay que luchar por los sueños, o al menos intentarlo; hay quienes ni siquiera lo hacen y luego se pasan la vida quejándose. Quejarse es fácil, rápido y barato; implicarse, sin embargo, conlleva moverse y salir de la zona de confort.

Ser humano

-¿Qué le debe a su primera novela, 'El bolígrafo de gel verde'?

-Muchísimo. La inicié con esa ilusión de cuando empiezas algo sin saber qué va a pasar, después de ella todo ha venido un poco más fácil gracias al éxito que cosechó. Desde entonces me sigue una gran masa de lectores, y eso también es bueno porque el hecho de que me sigan leyendo significa que no les he defraudado.

-¿Qué le enseñó?

-Que no tienes que conformarte, sino intentar lograr tus objetivos.

-¿Con qué le conecta la escritura y de qué le desconecta?

-Me desconecta de las noticias, en general, porque, al final, todo lo que sale en los telediarios es malo, nadie se atreve a poner nada bueno, y eso que pasan más cosas buenas que malas, pero parece que no interesan. Y me conecta con la otra parte del ser humano, con la sentimental. De hecho, yo siempre busco historias bonitas porque me conectan con la parte del ser humano que no sale en las noticias.

-Decía que lo bueno no interesa.

-No, no interesa. No hay más que coger cualquier telediario y ver el porcentaje de noticias buenas.

-¿Qué desea?

-Que mi novela se lea en muchos lugares, y que lo hagan personas de todas las edades, porque creo que es un libro ideal para leerlo en familia. Me gustaría también mucho que se incluyera en los institutos.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos