La hora de las figuras

El torero peruano Andrés Roca Rey, fotografiado en La Maestranza de Sevilla en mayo. / Cristina Quicler / AFP
El torero peruano Andrés Roca Rey, fotografiado en La Maestranza de Sevilla en mayo. / Cristina Quicler / AFP

El peruano Roca Rey, la gran novedad del ciclo taurino de Murcia, debutará por fin en La Condomina. Ponce, Juli y Talavante en plenitud, Ureña en excelencia y un Cayetano encastado, entre los diestros más esperados

FRANCISCO OJADOSMurcia

Cuando el veraneo va echando la persiana y la ciudad debería volver a su rutina, Murcia se convierte en fiesta y en feria, en la que ocupan un lugar especial sus corridas de toros. Murcia en septiembre huele a huertos, a paparajote y a res de lidia, y su plaza, centenaria Condomina, se engalana para que las figuras del toreo crucen su ruedo en armoniosos paseíllos.

Así fue siempre la Feria de Murcia. Frecuentada por las figuras del toreo de todos los tiempos y así vuelve a ser su ciclo taurino de 2017, que repite estructura respecto al año pasado, en el que aumentó el número de abonados, con tres corridas de toros, la tradicional de rejones y una novillada picada, a la que se une la clase práctica de la Escuela Taurina, que abrirá feria con entrada gratuita, el sábado 9, y un concurso de recortadores que se enmarca dentro del Campeonato de España la noche del viernes 15, lo que supone uno de los nuevos ingredientes de la feria y que no está incluido en el abono.

La corrida del domingo abre el abono. Cuando se anunció la feria, allá por el mes de julio, era el cartel más atractivo para los amantes del toreo de arte, pero de la terna inicial solo queda el lorquino Paco Ureña. Para los que valoran el toreo puro, suficiente reclamo. Pero no deja de ser cierto que los nombres de Morante de la Puebla y Manzanares suponían un incentivo para el gran público difícil de reemplazar. Morante fue la primera baja del festejo, por una repentina y sorprendente retirada en pleno mes de agosto. La empresa Toros Sureste puso en su lugar, antes de la venta de los abonos, a otra figura, el francés Sebastián Castella. Manzanares no comparece en La Condomina por motivo bien distinto, al pasar por el quirófano por una inoportuna lesión en una de sus vértebras. Le reemplaza Miguel Ángel Perera, quien ha remontado su temporada en las últimas semanas a base de sustituciones, rayando a un nivel sobresaliente.

No faltarán las banderillas de El Fandi y por la vía de la sustitución entran Sebastián Castella y Perera. La corrida de rejones repite el cartel del pasado año, se mantiene la novillada con picadores y se estrena un concurso nacional de recortadores

Matadores consagrados

El cartel queda rematado, pese a las notables ausencias, y su tirón en taquilla no se ha resentido en los primeros días de venta de entradas. Ureña, único representante de la Región -ante las notables ausencias del triunfador de las dos últimas ferias, el ceheginero Antonio Puerta, y de Rafaelillo-, llega a Murcia con la clara intención de presentar en su tierra sus avales como firme candidato a gran figura del toreo. Ese día está anunciada una corrida de Núñez del Cuvillo, ganadería de las preferidas por los toreros y que durante la presente temporada está lidiando toros de excelente juego.

Con la vitola de toreros consagrados, Enrique Ponce y El Juli vuelven a ser un año más pilares de la feria. La temporada del valenciano está siendo para enmarcar. En las últimas semanas, además, está batiendo récords, por toros indultados y puertas grandes consecutivas. El mejor Ponce, con la sabiduría de siempre y en forma. Este año no se le ha resistido ni la puerta grande de Las Ventas. Por su parte, el madrileño Julián López, una campaña más, se muestra como el torero más ambicioso y poderoso del escalafón. Su dominio de la lidia y su capacidad le mantienen aupado en lugar de privilegio. Cierra terna Cayetano, un torero dinástico con fama de mediático que esta temporada se está revelando como diestro de raza, por lo que se ha ganado el respeto de Sevilla, Madrid, Pamplona y Bilbao, entre otros públicos de lo más exigentes. Ellos tres protagonizan a corrida del lunes 11, con toros de Luis Algarra Polera, puro encaste Domecq, que dentro de ese fenotipo mantiene una gran regularidad de astados con nobleza y calidad.

La última de las tres corridas de toros, el Martes de Romería, 12 de septiembre, presenta el atractivo de incluir a Andrés Roca Rey. El joven peruano ya estuvo anunciado en la feria del año pasado, a la que no pudo acudir por una lesión craneal que se produjo en uno de los múltiples percances que sufrió en su primera temporada como matador de toros. Por varios sustos ha pasado en esta segunda, pero llega a la parte final de la temporada con más oficio, aunque con la apuesta y la asunción de riesgos que le han llevado a auparse a la parte noble del escalafón. Su toreo tendrá aceptación en una plaza como la murciana, nuevo coso que el de Lima tendrá marcado en el calendario para sumar a sus escenarios triunfales. Regresa a la feria otro torero que el año anterior se ausentó por lesión en una mano: Talavante. El extremeño ha adquirido madurez, mantiene su idilio con la afición de Madrid, y su capacidad para adueñarse de la escena y la frescura e imaginación de su desempeño ante los cornúpetas le convierten en un complemento ideal en cualquier cartel. Figura indudable, como lo es, con su personalidad, El Fandi, torero popular y banderillero excepcional. Un clásico en esta feria. La corrida que se lidiará ese día de la Fuensanta es de auténticas garantías. Único hierro que repite en las corridas de a pie respecto a la feria pasada, Victoriano del Río ha cosechado premios en los últimos años en Murcia y acrecienta su fama de ganadero de postín en las principales ferias. Un año más lo corroboró en la plaza de Madrid.

Toreo a caballo

Intacta, tras la gran tarde de toreo a caballo que puso broche a la feria de 2016, queda la corrida de rejones, anunciada como fin de fiestas el domingo 17. Toros de Los Espartales para tres caballeros que repiten y que están jalonando su temporada de triunfos. Sergio Galán, triunfador en esta categoría la pasada edición, ha vuelto a salir en hombros en la Feria de San Isidro, Ventura está imparable y la temporada de Andy Cartagena es de categoría.

En la novillada del sábado 16 debuta una ganadería de reciente creación, con ascendencia Jandilla y Fuente Ymbro, que ha hecho fama por sus triunfos en plazas importantes, como Pamplona. Los novillos de El Parralejo deben ser material ideal para el salmantino Toñete y los murcianos Fran Ferrer y el debutante Ramón Serrano, ambos fruto de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia, bajo la dirección artística de Pepín Liria. Precisamente, la Escuela tendrá su protagonismo en una sola clase práctica de las dos inicialmente previstas, de entrada libre, el primer sábado de feria.

Una incógnita se abre respecto a la asistencia de público al festejo nocturno del viernes 15, con esa prueba del Campeonato de España de recortadores que traerá hasta Murcia a quince de los mejores especialistas del país, en un espectáculo no usual en esta plaza pero que supone una exhibición de habilidades de los participantes, a cuerpo limpio frente a toros de gran presencia. Ese será el único espectáculo que cambiará de hora en la feria, puesto que todos los demás festejos darán comienzo a las seis y media de la tarde.

El aficionado tiene ingredientes para todos los gustos. Las taquillas de la plaza mantienen su clásico horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas, a lo que se une la venta por internet desde la web de la plaza de toros de Murcia.

Más

Fotos

Vídeos