El Gobierno anuncia ayudas al videojuego de hasta 6,25 millones

Participantes en la edición del festival Gamergy, celebrado en diciembre en Madrid./Kiko Huesca / EFE
Participantes en la edición del festival Gamergy, celebrado en diciembre en Madrid. / Kiko Huesca / EFE

El sector creció en 2016 el 21%, alcanzando una facturación de 617 millones, pero el año pasado perdió un 6% de las empresas

IKER CORTÉSMADRID

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital ya avisó hace unos días de la falsedad de una información que, apenas entrado el nuevo año, sacudía los cimientos del sector del videojuego español. Una partida de dos millones de euros, procedente de fondos europeos y destinada al apoyo de la industria española, iba a desaparecer. «Ante los datos falsos que están apareciendo sobre una supuesta eliminación de la subvención al sector del videojuego, quiero aclarar que siempre he estado y estaré a favor de la formación de los jóvenes y su desarrollo profesional en este importante y creciente sector», despachaba Álvaro Nadal a través de su cuenta de Twitter. Ayer, el gabinete que dirige ratificaba su posición con el anuncio de una línea de ayudas al sector que movilizará hasta 6,25 millones de euros destinada a los estudios independientes en España.

Fue el secretario de Estado de la Sociedad de la Información y Agenda Digital, José María Lasalle, en el marco de la presentación del 'Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2017', la radiografía que da cuenta del estado de salud del sector, el encargado de explicar que estas ayudas van enfocadas a apoyar las estrategias de desarrollo, marketing y externalización de las pequeñas empresas con el objetivo de «ayudarles a conquistar el mercado internacional y expandirse en el exterior».

La convocatoria, diseñada dentro de un marco de concurrencia competitiva, será aprobada «el próximo mes» por el organismo Red.es. Con ella, explicó Lasalle, se tratarán de «suplir los problemas que finalmente tuvieron que despacharse ante la Fiscalía Anticorrupción en las ayudas anteriores». El secretario de Estado hacía así referencia a la imputación de Ignacio Pérez Dolset, expresidente de la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV), en la 'operación Hanta', que trata de esclarecer el supuesto desvío de 67 millones de euros públicos. De hecho, esta nueva línea de ayudas incluye la creación de un comité evaluador independiente que participará en las adjudicaciones. Este apoyo económico se dirige a empresas que tengan un volumen de facturación de hasta dos millones de euros y con una antigüedad mínima de al menos seis meses. «Deberán ser estudios independientes, pymes o autónomos y se financiarán programas de hasta 150.000 euros por beneficiario», completa Lasalle.

Para 2020, productoras y desarrolladores podrían generar 1.440 millones y crear 11.420 empleos directos

El objetivo fundamental es dotar a las empresas de «mecanismos eficientes para ejecutar planes de negocio sólidos y ambiciosos». Es uno de los grandes retos de una industria que, según el libro blanco, si bien no para de crecer -en 2016 alcanzó una facturación de 617 millones de euros, el 21% más que en 2015-, ha visto cómo cerraba 2017 con 30 empresas menos respecto al año anterior. No es una cifra que preocupe especialmente a la asociación, elaboradora del estudio en colaboración con el ICEX, que achaca ese descenso del 6% a la «fase de consolidación» que vive el sector.

DEV pone el foco de atención en la desigualdad estructural de la industria en España. La fotografía muestra un sector joven en el que el 80% de los estudios no existían hace apenas diez años y un tejido empresarial conformado fundamentalmente por microempresas de menos de cinco trabajadores y pocas o escasas medianas y grandes empresas. En este sentido, el 87% de la masa empresarial la asumen microempresas con una facturación de menos de dos millones de euros, que solo suman el 9% de la facturación de todo el sector, mientras que el 56% de toda la facturación se encuentra en manos del 2% de las empresas, que son las que facturan más de 50 millones de euros. La mayoría de ellas, desgrana el informe, son empresas de matriz no española. Y otro dato preocupante: el 17% de las empresas, es decir, alrededor de 77 compañías, aún no han comenzado a facturar dado que sus proyectos se encuentran todavía en fase de desarrollo.

Pese a todo, las cifras llaman al optimismo y el estudio no duda en lanzar estimaciones de crecimiento, calculando que para 2020 el sector podría alcanzar una facturación de 1.440 millones de euros y llegar hasta los 11.420 empleos directos -en 2016 la industria dio trabajo a 5.440 personas-. Sorprendentemente, la presencia de la mujer en la industria queda, un año más, estancada y representa el 17% de los empleados directos, un punto porcentual menos que en 2015.

Temas

Madrid

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos