La evolución de los salazones, por Pablo González-Conejero

González-Conejero, durante el taller que ofreció en San Sebastián.

El chef murciano da a conocer en un taller los distintos modos de elaboración de la hueva de mújol

SERGIO GALLEGOSAN SEBASTIÁN

El cocinero Pablo González-Conejero, del restaurante Cabaña Buenavista, único restaurante de la Región con una estrella Michelin en su poder, llevó a cabo un taller sobre los salazones en el Congreso San Sebastián Gastronomika en el que los asistentes pudieron conocer la hueva de mújol tal y como se consume en la Región tradicionalmente, y también la evolución y transformación que este producto está sufriendo durante los últimos años. En el taller 'Salazones con mucho arte', González-Conejero dio a conocer la hueva del modo en el que la conocemos, en semisalazón al natural y en una especie de maki relleno de mújol, así como en unos filetes del propio mújol con una crema de sus propias espinas asadas y un trampantojo muy especial en el que los asistentes creyeron comer una anchoa en salazón cuando en realidad era carne de corzo. «Tenemos un producto muy especial y una forma de tratarlo muy tradicional que debemos dar a conocer al tiempo que investigamos y tratamos de ofrecer otras formas de comerlo para seguir enriqueciendo nuestro recetario», afirmó el cocinero murciano.

Como anécdota, el chef de Cabaña Buenavista tuvo problemas en su vuelo y, aunque llegó a su hora, necesitó un poco de ayuda para preparar su demostración a tiempo, lo que ocasionó que dos cocineros murcianos como Cayetano Gómez y Estrella Carrillo hicieran de pinches de cocina en sus preparaciones, en un gesto más de la buena salud y compañerismo de los que goza la gastronomía murciana.

Fotos

Vídeos