Nacho Lavernia: «El diseño no es arte»

El diseñador valenciano Nacho Lavernia./
El diseñador valenciano Nacho Lavernia.

El diseñador valenciano, Premio Nacional de Diseño, participa este sábado en Murcia en las jornadas Día D sobre diseño y alimentación

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

Nacho Lavernia (Valencia, 1950) es Premio Nacional de Diseño de 2012 por una larga trayectoria dedicada a la creación gráfica e industrial. De su estudio salen -lo siguen haciendo- las líneas que dibujan los envases de muchos de los productos que consumimos, desde cremas a jabones, perfumes, cereales y vinos. Asociado desde hace años con Alberto Cienfuegos, Lavernia participa este sábado -lo hará junto a este último- en la segunda edición de las jornadas Día D, coordinada por los creadores murcianos Guillermo Rubio, Julián Garnés, Andrés Guerrero y Manel Quílez, sobre diseño y alimentación, tema central de este año, que acogerá el Centro Párraga de Murcia.

-¿Comemos diseño?

-[Risas] Bueno, el diseño no es ningún alimento, aunque nos dé de comer a algunos. El envase tiene una función básica, que es proteger el alimento de golpes y factores externos que puedan perjudicarle, como son la luz o el oxígeno, en algunos casos; pero también tiene otras aplicaciones de uso, como el sistema de apertura o de conservación para que se pueda guardar el producto. Las funcionalidades del diseño son muchas, lo que ocurre es que, aparte de estas cualidades, en el envase también hay comunicación, porque presenta el alimento. Es una especie de invitación que reclama la atención del consumidor y, además, le ofrece toda la información sobre lo que hay dentro.

«Uno de los retos es conseguir un nivel de creatividad alto; a veces la gente se relaja»

«Me encuentro cada vez un poco más mayor, pero tengo la suerte de tener un socio que es mucho más joven que yo»

-¿Cuánto de determinante es el diseño en la elección final de un producto?

-Cuando uno no conoce un producto, el diseño del envase es lo primero que llama su atención. Si hay una buena comunicación y al consumidor le llega el mensaje y lo hace, además, con una sensación de confianza, este puede interesarse por el producto y llegar a probarlo. Si le gusta, probablemente el recuerdo que tenga sea el del envase, por lo que hablamos de un nexo de unión muy importante entre la marca y el consumidor final.

-¿Qué abordará en Murcia?

-Nos dedicamos al diseño de envases desde hace más de 20 o 25 años, y uno de los campos en los que trabajamos es el de la alimentación, pero no es en el que más. A Murcia llevaremos trabajos que hemos hecho que nos parezcan interesantes, pero, en general, lo que le interesa a la gente es que le expliques la 'cocina' del diseñador, no basta con enseñar proyectos, porque eso ya lo haces a través de internet y quien va a estas charlas no puede contentarse con lo que ya ha visto.

-¿Y cómo es su cocina?

-Nosotros prestamos mucha atención al 'briefing', que es un documento en el que el cliente expone todo lo que quiere. Ahí se detalla el porqué del proyecto, a qué público va dirigido, a qué precio tiene que venderse, cuáles van a ser los procesos industriales que afecten al envase, cuál es la competencia, cuáles son los objetivos... Nos fijamos mucho en el 'briefing'. Al margen de que queramos dar una solución innovadora, estamos interesados en que la solución sea viable y, sobre todo, que, además de satisfacer al consumidor final, satisfaga los objetivos y expectativas del cliente, que para eso te contrata.

-¿Qué retos enfrenta día a día un estudio como el suyo?

-Esto es como un examen diario. Uno de los retos es conseguir un nivel de creatividad alto. A veces la gente se va relajando y utilizas demasiados recursos que ya conoces. Siempre hay que asumir riesgos, y esto hay que estimularlo y provocarlo un poco.

-Su nivel de creatividad, ¿cómo está?

-Me encuentro cada vez un poco más mayor, pero tengo la suerte de tener un socio que es mucho más joven que yo y un maravilloso diseñador, y él es quien va tirando ahora del carro. Y, luego, tenemos un equipo muy competente que vas haciendo a través de los años. Es una especie de evolución 'darwiniana', se van quedando los mejores [ríe].

-¿El diseño es arte?

-El diseño no es arte, es una cosa distinta. Hay una tendencia generalizada a confundir ambos términos, creo que por dos cuestiones: por lo que es la creatividad y por lo que es la estética. Parece que cualquier cosa que sea creativa tiene que ser artística, y no es así, porque en cualquier profesión hay creatividad, en la abogacía y en la medicina, por ejemplo, puede haber tanta creatividad como en otra profesión; y luego, por otro lado, muchas veces ligamos la estética y el arte como si fueran lo mismo, cuando hay mucho arte realmente feo que sigue siendo arte y, además, interesante. El arte sale de dentro y no va a nadie en concreto, no tiene ningún fin utilitario, mientras que el diseño se hace por encargo y su fin es que la gente lo use.

-Entiendo que no se considera entonces artista.

-No, en absoluto [ríe].

-¿Qué diferencia a un buen diseño?

-Un buen diseño es algo que funciona bien, se entiende, es atractivo y tiene una coherencia interna; una relación óptima entre lo que se cuenta y cómo se cuenta, igual que ocurre con una buena película o una novela.

-Este tipo de encuentros, como el que mañana se celebra en Murcia, ¿contribuyen a fomentar el buen diseño?

-Creo que sí. Al final, en estos eventos, lo que se hace es llamar a referentes del sector, y cualquier cosa que esté bien hecha siempre enriquece. Contar la 'cocina' del creador siempre es interesante y prueba de ello es que cada vez hay más.

Cinco voces sobre 'packaging' y diseño de envases

¿En qué puede errar un primerizo al enfrentarse al envase?, ¿el diseño gráfico español en alimentación está a la zaga de lo que se hace fuera?, o ¿hacia dónde camina el diseño gráfico en el campo de la alimentación? son algunas de las preguntas a las que dan respuesta los creadores Enric Aguilera, Eva Minguella, Wences Sanz y los estudios Atipus y Lavernia & Cienfuegos en la publicación que, con motivo de las jornadas de diseño Día D que desde hoy se celebran en el Centro Párraga de Murcia, han editado los responsables de este evento, centrado, en su segunda edición, en el 'packaging' y el diseño de envases en el ámbito de la alimentación.

Todos los creadores citados participarán también en las distintas actividades programadas por las jornadas, que hoy darán comienzo con la realización de diversos talleres, y que continuarán mañana a partir de las 9.00 horas con diversas conferencias y una mesa redonda. La publicación, que se repartirá durante el evento a los asistentes al mismo, analiza a lo largo de cerca de cuarenta páginas las principales cuestiones y retos a los que se enfrentan los profesionales del sector al tiempo que recoge una breve biografía de los participantes en ella.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos