Ortega Cano se retira del toreo cortando dos orejas

El diestro faenó en San Sebastián de los Reyes, una localidad al norte de Madrid donde vivió de niño y aprendió a torear

COLPISA / AFPSan Sebastián de los Reyes (Madrid)

Con dos orejas, el torero español José Ortega Cano, de 63 años, se despidió definitivamente este sábado de los ruedos después de sus recientes padecimientos del corazón. Arropado por la presencia de su pareja Ana María Aldón y de sus tres hijos, que al final de la corrida le cortaron la coleta para sellar su retirada, el diestro faenó en San Sebastián de los Reyes, una localidad al norte de Madrid donde vivió de niño y aprendió a torear.

"Me pareció que lo más idóneo era despedirme desde aquí, desde San Sebastián de los Reyes, e intentar disfrutar hoy", declaró el matador a la prensa poco antes de salir a la plaza.

Airoso, Ortega Cano cortó una oreja del primer toro de la tarde, que lidió descalzo, y otra del cuarto astado. Se ganó así el honor de salir a hombros, aunque finalmente lo hizo a pie, al igual que sus compañeros Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante (tres orejas cada uno), por respeto al diestro Dámaso González, fallecido este sábado en Madrid a los 68 años. Ortega Cano no toreaba desde julio del año pasado en Benidorm, y quiso vestirse de luces este sábado para dar su adiós definitivo.

El diestro nacido en 1953 en Cartagena (sureste) tomó la alternativa en 1974, y cosechó numerosos triunfos en los años 80 y 90 en su país y también en México, Colombia, Ecuador, Venezuela y Perú. La de 1986 fue una de sus mejores temporadas, ya que salió dos veces por la puerta grande de la madrileña plaza de Las Ventas. En 1995, saltó a la primera plana de la prensa rosa al contraer matrimonio con la cantante Rocío Jurado, con la que adoptó un niño y una niña, José Fernando y Gloria Camila, originarios de Colombia.

Sin embargo, el fallecimiento de la cantante en 2006 por un cáncer de páncreas fue el primero de una serie de desgracias familiares. Entre 2014 y 2015, Ortega Cano pasó 14 meses en prisión por matar a un automovilista, en un accidente que tuvo cerca de Sevilla mientras conducía ebrio y que a punto estuvo de costarle la vida a él también. A ello se añadieron sus graves problemas de corazón, que en marzo lo obligaron a someterse a una intervención.

Por otro lado, su hijo José Fernando, de 23 años, ha tenido problemas con la justicia, incluyendo una condena de prisión por el robo con fuerza de un vehículo junto a un club de alterne, y una orden de alejamiento de la madre de su hija.

Fotos

Vídeos