Mireille Darc, libre y sofisticada

La actriz francesa Mireille Darc.
La actriz francesa Mireille Darc. / AFP

La popular actriz francesa, un icono sexual en los 60 y 70, fallece a los 79 años

OSKAR BELATEGUI

En 'Sexus Politicus', un libro superventas de los periodistas Christophe Deloire y Christophe Duboi, se recopilan los líos de faldas y pantalones engendrados por la erótica del poder en Francia. Entre otras revelaciones, los autores detallan que, gracias a un pinchazo telefónico, el entonces ministro Jacques Chirac se enteró de la marca de lencería que el presidente Valéry Giscard d'Estaing regalaba a Mireille Darc. Entre los cinéfilos españoles más talluditos, la actriz es el rostro de un cine francés irrepetible con vocación popular que llegaba puntualmente a las pantallas españoles en los 60 y 70. En su país natal, Darc es un icono cuya muerte ha encabezado los noticiarios televisivos.

La protagonista de comedias como 'El gran rubio con un zapato negro', 'La rubia de Pekín' y 'El pollo de mi mujer' falleció ayer a los 79 años, según informó la cadena de radio RTL, que citó a fuentes de la familia. Durante los últimos años, había sufrido graves problemas de salud. En 2016, fue víctima de un ataque cerebral después de haber estado hospitalizada diez días antes en París a causa de dos hemorragias cerebrales. Se había sometido ya a dos operaciones de corazón.

Además del medio centenar de largometrajes y series que protagonizó, Darc fue una presencia constante en el papel couché y la vida pública. Un mito sexual que marcó época con el corte de su melena rubia y que estuvo unida sentimentalmente durante quince años a Alain Delon, uno de los grandes bellos del cine francés. En una entrevista reciente, el actor reconocía que ella había sido el gran amor de su vida.

Nacida en Toulon aunque de origen suizo, Mireille Darc sustituyó su apellido original, Aigroz, por un nombre artístico en recuerdo de la heroína Juana de Arco. Su aspecto sofisticado le brindó papeles de rubia explosiva en las comedias del director Georges Lautner, con quien acabó rodando trece películas. Junto a Delon protagonizó cintas como 'Borsalino' e incluso hace diez años llevaron juntos a los escenarios parisinos una adaptación de 'Los puentes de Madison'. Fueron un raro ejemplo en el mundo del espectáculo de expareja bien avenida.

Coraje y compromiso

Mireille Darc se retiró de la gran pantalla a causa de su operación de corazón en 1980, pero regresó a la televisión en los 90. En los últimos años dirigió algunos documentales sobre temas que le preocupaban, como el cáncer, los sin techo o el transplante de órganos, firmando un manifiesto junto a otros artistas como Catherine Denuve para que no se penalice la prostitución en Francia. En 2006, fue galardonada con una de las distinciones más prestigiosas de su país, la Legión de Honor. Su actual marido era el arquitecto Pascal Deprez.

Los modistos y firmas más importantes, de Guy Laroche a André Courrèges, vistieron a Mireille Darc, cuya imagen de sex symbol rivalizó con Brigitte Bardot y Marilyn Monroe. La ministra de Cultura gala, Françoise Nyssen, recordaba ayer a «una mujer de coraje y compromiso». Gilles Jacob, el anciano expresidente del festival de Cannes, escribía en su cuenta de Twitter: «Larga/delgada/ hermosa/fruncida rubia/risa ojo, encarnó la libertad de la mujer en todo su esplendor. La elegancia francesa. ¡Querida Mireille!».

Fotos

Vídeos