Kristen Stewart se vuelve a descalzar en la alfombra roja de Cannes

Kristen Stewart. /
Kristen Stewart.

La actriz se quitó los zapatos delante de los fotógrafos para protestar por el protocolo del festival, como ya hizo hace un par de años

COLPISAMadrid

Kristen Stewart se quitó los zapatos en la alfombra roja de Cannes antes del estreno de 'BlacKkKlansman', la nueva película de Spike Lee. La joven actriz, que lució un minivestido metálico de Chanel, firma de la que es imagen, se despojó de los zapatos de Christian Louboutin como protesta por el estricto protocolo del popular festival de cine.

Aunque algunos comenten que se los quitó para no resbalarse en una alfombra humedecida por la lluvia, la propia actriz expresó a la prensa hace dos años -cuando ya se descalzó- su malestar con el código de vestimenta de Cannes: «Si un hombre y yo vamos por la alfombra roja y me paran y me dicen 'perdone, señorita, pero no está llevando tacones y no puede entrar' le diría 'tampoco los lleva mi amigo. ¿Tiene que llevarlos él? Puede funcionar de las dos maneras. No me puedes preguntar algo que no le vas a preguntar a él. Entiendo que haya etiqueta, pero debería abrirse y poder ir con tacones o sin ellos». Así que para evitar que no la dejasen acceder, se los puso para entrar, aunque le durasen apenas unos segundos puestos.

Lo más normal es ver a la actriz quintándose el calzado en eventos o programas de televisión, sustituyendo sus 'taconazos', habitualmente de Louboutin, por converse o zapatillas similares.

Kristen Stewart. / Agencias

No es la primera en atreverse a romper el protocolo del festival de Cannes. Ya lo hizo en 2016 Julia Roberts en el desfile previo al estreno de 'Money Monster'. Con un vestido negro de gran escote de Armani Privé y un espectacular collar de diamantes con una enorme esmeralda, la actriz fue la estrella absoluta de la noche y su llegada fue ovacionada por los cientos de fans que esperaban desde hacía horas. Incluso el estricto protocolo de Cannes se modificó para que fuera la actriz, y no la directora de la película, la que pisara primero la alfombra roja, antes que el resto del equipo y en solitario. Ese mismo año, Stewart también se descalzó, aunque años antes, en el 2003, Nicole Kidman descendió descalza las famosas escaleras del festival porque, dicen, era una promesa que le había hecho al director Lars von Trier, con el que presentaba la cinta 'Dogville' ese año.

Una tendencia a la que se han sumado marcas como la italiana Stonefly con su última campaña, 'Comfort is not a crime' ('La comodidad no es un crimen'), dirigida a mujeres que quieren lucir a diario zapatos cómodos. Las fotos de sus anuncios nos remiten al imaginario colectivo de las escenas del crimen y las fichas policiales.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos