Un día para cazar vinilos

Una chica busca discos de vinilo en una tienda./Fotolia
Una chica busca discos de vinilo en una tienda. / Fotolia

Por décimo año, las tiendas de discos se vuelcan para recordar que el coleccionismo musical sigue vivo

Iván Rosique
IVÁN ROSIQUEMurcia

Este sábado se celebra el día internacional de las tiendas de discos, una iniciativa que pretende celebrar y fomentar la venta de música en soporte físico. Desde hace una década, cada 21 de abril comercios independientes de todo el mundo se asocian para llevar a cabo iniciativas de apoyo a la cultura del coleccionismo musical, en un tiempo en el que casi todas las canciones de la historia están a un 'clic' de distancia y comprar un CD o un disco de vinilo empieza a ser visto como un anacronismo.

La principal iniciativa que se lleva a cabo es el lanzamiento de ediciones que se podrán conseguir, de forma exclusiva y limitadas a una por cliente, a través de los comercios participantes. Discos Comix es la única tienda de la Región asociada a esta iniciativa que su propietario, Paco Ayala, califica como «muy importante para nosotros» porque les permite comercializar estas tiradas limitadas de gran atractivo para los coleccionistas.

La mayoría de los lanzamientos de este año son reediciones de discos clásicos en formato analógico. La revalorización del vinilo queda muy patente al comprobar que todas las referencias nacionales anunciadas para la campaña de 2018 son en este formato. Es el caso del sencillo que recupera el debut de Alaska en Kaka Deluxe, el exitoso 'Mueve tus caderas' de Burning o 'El patio' de Triana, además de propuestas más actuales como 'Más allá' de Corizonas, 'Perversiones catastróficas' de Iván Ferreiro, 'Poco a poco' de Marlango y 'La dimensión desconocida' de The New Raemon.

A nivel internacional la apuesta por el resurgir de los viejos soportes también es muy clara, llegando al extremo de editar en 'cassette' el legendario 'Back in Black' de AC/DC y el primer disco de Wu-Tang Clan. Al margen de estas rarezas, el vinilo es el formato claramente predominante entre el medio centenar de lanzamientos previstos para la jornada, entre ellos grabaciones esenciales de Barry White, Abba, Elvis Presley, Van Morrison, The Who, Pink Floyd o Johnny Cash en su formato original. El catálogo también incluye novedades de bandas contemporáneas, como las de los islandeses Sigur Rós, que han decidido apoyar la jornada lanzando de forma exclusiva su álbum experimental 'Route One' y una colección de remezclas.

La resurrección relativa del vinilo

Para el día internacional de las tiendas del discos tan solo Anne Soldaat & Yorick van Norden, Eli Paperboy Reed, Sun Ra y Unkle han decidido seguir apostando por el CD, un formato cuyo declive quedó más en evidencia que nunca el pasado febrero con el anuncio del cierre de la primera y última planta productora en Estados Unidos, propiedad de Sony. Paradójicamente, la empresa japonesa retoma en Tokio desde esta primavera la fabricación de discos de vinilo tras su abandono en 1989 y también ha fundado un nuevo estudio de grabación especializado en crear 'másters' analógicos con tecnología moderna. La tendencia es significativa. Según datos de Promusicae, en 2017 las ventas del CD cayeron un 2% con respecto al año anterior, mientras que los vinilos ascendieron un 38%.

El propietario de Discos Comix reconoce que gracias al vinilo «se ha incrementado un poco la venta» y se ha conseguido una situación de estabilidad en el negocio, aunque no se da tanta prisa en dar por muerto el CD: «Depende del estilo de música. En el rock se ha apreciado un gran incremento en la venta de vinilos, aunque en el pop el CD sigue siendo el rey».

Lo más importante de este renovado interés por los discos de vinilo, según Paco Ayala, es que está devolviendo el interés por la cultura del coleccionismo musical a una nueva generación. «Hay muchos padres que han vuelto a sacar los platos y jóvenes que vuelven a apreciar el ritual y el sonido, que tiene un encanto diferente. Gracias a esto hay gente que vuelve a tener inquietud por escuchar música y no solo oírla», asegura.

Florencio Cervantes, al frente desde 1989 de Discos Tráfico, la tienda de discos más veterana de Murcia, coincide en señalar que «la resurrección del vinilo ha supuesto un pequeño auge» que se ha dejado notar tanto en el público joven como en los clientes más maduros que abandonaron su colección y ahora están volviendo. Para él, «el CD es un formato que está desapareciendo. Como se puede descargar, a la gente le da igual tenerlo grabado. Por contra, el vinilo es el formato original. Además de que la carátula luce mejor, las grabaciones antiguas estaban pensadas para el vinilo y por lo tanto ahí tienen un sonido más natural. Un disco de Janis Joplin o Jimmi Hendrix en vinilo es donde más gracia tiene». No obstante, el propietario de Discos Tráfico aclara que «esto solo se aplica a las grabaciones antiguas, un disco de los noventa probablemente se escuche mejor en CD».

El 'streaming', ¿un enemigo?

Tras la crisis provocada en la industria musical por las descargas ilegales, internet se está convirtiendo en el nuevo aliado de las discográficas para reflotar el negocio. La popularización meteórica de plataformas de 'streaming' como Spotify, Apple Music o Amazon Music, que permiten acceder a la música de forma inmediata, legal y sin descargas, ha conseguido que muchos usuarios vuelvan a pagar por la música.

Según datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, en la segunda mitad de 2017 un 45% de los internautas usaron servicios de 'streaming' a nivel global y un 75% escucharon música a través de plataformas de vídeo como YouTube. Estos nuevos medios de consumo supusieron el 67,5% de los ingresos totales de la industria musical nacional en la primera mitad del año pasado, según los últimos datos de Promusicae, bastante por encima del dato mundial que se estima en el 50%.

Para Paco Ayala, cuya tienda debe el 80% de sus ingresos a la venta directa de discos físicos, estas plataformas no tienen por qué ser un enemigo. «El daño que se le pudo hacer a la música ya se hizo», señala, en referencia a la piratería, «el 'streaming' es una manera diferente de consumir. Hay gente que valora el formato físico y aunque use Spotify también sigue comprando discos, es perfectamente compatible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos