'El Brujo', meditación en las butacas del teatro

Rafael Álvarez, 'El Brujo'.
Rafael Álvarez, 'El Brujo'. / Efe

El dramaturgo interpretará ‘Autobiografía de un yogui’, un monólogo sobre la vida del gurú que trajo el yoga a Occidente

DORI AYLLÓNMADRID

Cada vez son más las personas que deciden practicar yoga, pero es muy probable que la mayoría de ellas no sepa de dónde viene este tipo de meditación. Para cubrir esta laguna y de paso, extender su arte, Rafael Álvarez, ‘El Brujo’, lleva al teatro Alcázar de Madrid la ‘Autobiografía de un yogui’, basada en la novela del mismo título de Paramahansa Yogananda (India, 1893-Estados Unidos, 1952), impulsor del yoga en Occidente.

Este gurú de la meditación llegó a Estados Unidos en 1920 y comenzó a dar conferencias sobre el tipo de yoga que se practicaba en el Himalaya, conocido como ‘raja yoga’ y ‘kriya yoga’. Poco a poco su mensaje fue calando. Tanto que ahora unos 500 millones de personas practican esta actividad física, mental y espiritual en todo el mundo.

Después de una vida en los escenarios interpretando a personajes como Don Quijote de La Mancha o Lazarillo de Tormes, ‘El Brujo’ dice que quería alejarse de los textos clásicos y realizar una obra que le “apeteciese hacer”. “Si viene poca gente, yo seré igual de feliz porque es un trabajo que me he currado bastante. Ya debo estar libre de la presión, de la lucha del rendimiento comercial”, reflexionaba en la presentación.

Además, según cuenta el dramaturgo, el libro de Yogananda, publicado en 1946, está “conectado” con su vida, ya que hace 30 años lo leyó y le fascinó. “Cuando lo leí pensé que mi vida podía ser mejor y que debía darle sentido a todo el tiempo que me quedase”. Para el actor, esta es una lectura obligada que regala a todos sus amigos y que nadie se puede perder. “Hago esta obra para que la gente conozca”, recalca.

Como el Quijote o la Biblia

La ‘Autobiografía de un yogui’ es un best-seller mundial de 700 páginas, traducido a 48 idiomas –sólo El Quijote o la Biblia pueden presumir de tales números- y llevado al cine. Incluso Steve Jobs fue un gran seguidor de Yogananda y contribuyó a que se conociese la vida del yogui. Antes de morir, el empresario estadounidense encargó que en su funeral se repartiese la autobiografía del hindú, y entre los asistentes se encontraban grandes personalidades como Bill Clinton o el cantante Bono. “Gente con capacidad para cambiar la política mundial y cuyas mentes podría abrir”, asegura el actor.

Pero este libro autobiográfico tiene varias interpretaciones, ya que habla sobre espiritualidad, aventuras, neurología e incluso tiene un “aire poético”. Ahora, en su adaptación teatral, ‘El Brujo’ pretende “divertir, ilustrar y homenajear al maestro”, explica. La obra se divide en dos planos: relatos extraídos del libro que el actor narrará en forma de “juglar” y por otro lado, las impresiones que le produjeron cuando leyó la novela sobre la vida del yogui. Para el artista resulta un “atrevimiento” representar la autobiografía, ya que, según cuenta, hablar de meditación no atrae la atención del público pero con humor, será más “fácil”. Por primera vez, dice el actor, no hablará "mal de nadie, ni de los políticos", bromea.

El intérprete no estará solo en las tablas. Le acompaña el músico Javier Alejano, que tocará un sitar, instrumento de cuerda tradicional de la India. Además, es el autor de los temas que suenan a lo largo de la representación. Los dos estarán caracterizados de ‘yoguis’ y desde el inicio de la obra intentarán que el público se vea envuelto en una “atmósfera de espiritualidad”. Para ello contarán con la ayuda de un coro de seguidores de Yogananda, que cantarán varios temas al comienzo de la función.

Al fondo del escenario les escolta la última fotografía tomada al propio Yogananda, titulada ‘La última sonrisa’, ya que se le realizó tan sólo una hora antes de morir. ‘Autobiografía de un Yogui’ está en la cartelera del Teatro Alcázar de Madrid desde el pasado 6 de septiembre y podrá verse hasta el 12 de noviembre.

Fotos

Vídeos