http://static.laverdad.es/www/menu/img/cartagineses-romanos-desktop.jpg

López Miras se sobrepone al Oráculo

El presidente regional, Fernando López Miras, alza los brazos en el balcón del Palacio Consistorial, anoche, en un momento del pregón.
El presidente regional, Fernando López Miras, alza los brazos en el balcón del Palacio Consistorial, anoche, en un momento del pregón. / Antonio Gil / AGM

El presidente regional alzó la voz, en un discurso sin pausas, para contrarrestar a las 50 personas que, entre más de 2.000 espectadores, protestaron con bocinas

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Avisado sobre los malos presagios en las redes sociales, el presidente regional, Fernando López Miras, alzó la voz anoche durante toda su intervención como pregonero de las Fiestas de Carthagineses y Romanos y evitó, con su enérgica actitud, que la protesta de medio centenar de personas, con bocinas y pitos y agitando banderas de la provincia marítima, le rompiera el ritmo. «Consulté al Oráculo y me advirtió de que quizá esta noche oiría música de silbatos. También que ni los silbatos ni mi pregón podrían eclipsar jamás los 3.000 años de historia de la majestuosa Cartagena. Cartageneros, sois de interés internacional. Los ojos del mundo están puestos en nosotros, y solo de nosotros dependerá cómo nos vea el resto del mundo», dijo, al inicio del discurso ante unas dos mil personas, en la Plaza del Ayuntamiento.

Solo una minoría intentó reventar el acto inaugural del Año XXVIII, en el que las fiestas estrenan la máxima calificación en promoción turística. Su objetivo era mostrar su rechazo al Ejecutivo regional, aún a riesgo de empañar el inicio de las celebraciones. Pero López Miras no cejó en su «compromiso» para que «Cartagena, un tesoro, una ciudad con un enorme potencial, siga siendo cada día un poco mejor».

Banderas provincialistas

El presidente animó a «vivir con intensidad y pasión las fiestas», de manera análoga a la que él empleó en su discurso y a la que sus antagonistas mostraron para intentar imponerse sobre el resto del público.

La vehemencia y la agilidad del presidente en su pregón evitó que lo consiguieran, pero tampoco dio mucho pie al resto de la audiencia para aplaudirle y dejar en evidencia la poca representatividad de la protesta. Consiguió algunas ovaciones cuando recordó la calificación de Interés Turístico Internacional y, poco a poco, logró que la pitada perdiera alcance, con su gestualidad.

El jefe del Ejecutivo del PP, ataviado con una túnica festera, recordó mientras alzaba la mano derecha con el índice al cielo, la admiración con que observó el inicio de las fiestas, en su primer año, en los tiempos en los que estudió en Franciscanos. También describió la historia, las costumbres y el acervo cultural de la ciudad, como cuna de la civilización occidental hace treinta siglos. «Miles de años os contemplan y nadie en kilómetros a la redonda alcanza siguiera a igualarlos», dijo López Miras. Manifestó su compromiso de contribuir al desarrollo urbano, prestando su colaboración para que se pueda llegar «cuanto antes» en un tren de alta velocidad.

La intervención de López Miras duró 20 minutos, en los que éste contó con el apoyo, en primera fila, de los consejeros de Presidencia, Pedro Rivera, y de Transparencia y Portavocía, Noelia Arroyo, ambos cartageneros. También acudieron el diputado en el Congreso Francisco Bernabé y otros cargos regionales y municipales populares. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, no pudo asistir, por su avanzado embarazo, y fue el primer teniente de alcalde, Juan Pedro Torralba, también socialista, quien la sustituyó con una breve intervención. También otros ediles del PSOE y de Ciudadanos se pusieron en primera fila durante todo el acto.

El resto del evento registró algunas novedades. Además de las arengas de los generales Escipión y Aníbal y sus tropas, destacaron las intervenciones de sus parejas, Emilia Paula e Himilce, y la aparición, por primera vez, de los personajes infantiles. Tras dos horas de un espectáculo apoyado en conseguidos efectos de luz y sonido, con algunas proyecciones, López Miras acompañó a los festeros al campamento. Su intención es acudir a más eventos durante los próximos días.

Más

Fotos

Vídeos