Las empresas que contraten a menores de 30 años recibirán 4.950 euros de ayuda

A través de su participación en el PICE, las empresas pueden optimizar sus procesos de selección de personal, además de beneficiarse de una ayuda económica en los contratos de trabajo que vayan a realizar | Este Programa persigue la integración sostenible en el mercado de trabajo de los jóvenes menores de 30 años que no se encuentran empleadas ni participan en actividades formativas

LA VERDADMurcia

Las empresas murcianas que incorporen a sus plantillas a los jóvenes que desarrollan el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) contarán con una ayuda directa de 4.950 euros. Las ayudas se recibirán por cada contrato formalizado, que deberá ser a tiempo completo y con una duración mínima de seis meses.

Con este incentivo a la contratación, la Cámara de Comercio de Murcia pretende conseguir la adhesión del tejido empresarial regional a este Programa de mejora social comprometido con el empleo y el futuro de los jóvenes. Como explican los técnicos camerales “a través de su participación en el PICE, las empresas pueden optimizar sus procesos de selección de personal, además de beneficiarse de una ayuda económica en los contratos de trabajo que vayan a realizar, ya que se les pone en contacto con jóvenes cualificados profesionalmente y con competencias específicas y más adaptadas a los puestos de trabajo a los que optan”.

El Programa PICE es una iniciativa de la Cámara de Comercio de Murcia, que cuenta con la cofinanciación de Fondo Social Europeo y forma parte del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Su objetivo es favorecer la integración sostenible en el mercado de trabajo de los jóvenes menores de 30 años que no se encuentran empleadas ni llevan a cabo actividades formativas.

Orientación y Formación personalizada

Los participantes en el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) deben estar previamente inscritos en el del Sistema Nacional de Garantía Juvenil lo que puede hacerse previamente por su cuenta o con asistencia técnica en la sede de la Cámara.

El PICE se inicia con una sesión de orientación vocacional donde se define, para cada uno de estos jóvenes, un itinerario personalizado de formación destinado a facilitar su inserción en el mercado laboral, según sus intereses, capacidades y competencias.

Tras la fase de orientación, se imparte la denominada formación troncal, que suma 65 horas lectivas. En ella, dependiendo de las necesidades de cada joven, se trabajan hasta tres áreas de competencia consideradas imprescindibles en el actual mercado laboral: empleabilidad y habilidades sociales, idioma inglés, y tecnologías de la información y las comunicaciones, estas dos últimas según el nivel previo que tenga cada joven.

A continuación, se pasa a la fase de formación específica, donde se imparten un máximo de 150 horas dedicadas a cursar un módulo de un Certificado de Profesionalidad, competencias básicas, movilidad, emprendimiento o a la formación que puedan solicitar empresas concretas para cubrir determinados puestos de trabajo.

La última fase es la de inserción laboral, para la cual se ofrecen las ayudas económicas a las empresas. Asimismo los jóvenes que opten por crear su propio negocio podrán recibir una ayuda de 1.800 euros y recibir el asesoramiento que precisen para este fin. La actividad profesional o empresarial que emprendan deberá permanecer de alta en el IAE y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social al menos durante un año.

Fotos

Vídeos