laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 22 / 30 || Mañana 20 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Otro paso para volver al cáñamo

CALLOSA DE SEGURA

Otro paso para volver al cáñamo

06.11.12 - 02:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El proceso para recuperar el cultivo del cáñamo ha dado otro paso adelante. La Sociedad Agrícola de Transformación (SAT), creada en Callosa de Segura, ha conseguido rescatar del pasado un máquina para agramar los tallos y así poder separar la fibra de la paja y los sobrantes. A falta de perfeccionar el artilugio, los miembros de la sociedad se muestran optimistas porque todo el proceso queda mecanizado, lo que abarata los costes y hace más viable su producción.
La máquina para agramar el cáñamo fue uno de los revolucionarios inventos que consiguió liberar a los agramadores de largas jornadas junto a los bancos de realizar este trabajo. Este instrumento se construyó en la última época, antes de que el plástico sustituyera al 'cannabis sativa' y no se ha conservado ningún original. Resulta curioso que todo tipo de aperos, incluso obradores, hayan perdurado menos esta dispositivo que funcionaba con luz eléctrica.
Los herreros que han colaborado en el proceso de reconstrucción han tenido que entrevistarse con personas que se dedicaban a las labores de trabajo del cáñamo. Además, los fabricantes han tenido que fijarse en algunas fotografías para intentar copiar las antiguas máquinas puesto que no quedaba ninguna réplica en el Museo del Cáñamo.
No obstante, la actual forma de trabajar este cultivo con máquinas también implica otros problemas que resolver. La manipulación con máquinas de la fibra y su recolección mediante grandes balas de cáñamo origina que los tallos se entremezclen. El profesor honorífico de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela (Epso), Joaquín Parra, explica que «se recogen los tallos con unas pinzas metálicas y esto provoca que se enreden». Por este motivo ahora es mucho más difícil que la máquina separe la fibra y cada garba tiene que pasar al menos cuatro veces por la máquina de agramar.
El invento se compone de cuatro rodillos estriados que simulan una prensa para chafar el cáñamo. El tallo sale despedido debajo de la máquina y la fibra hace lo mismo, pero por otra parte. Una idea que han llevado a cabo Talleres Soriano y Rafal Metal, dos empresas que han diseñado un aparato con el fin de rentabilizar el cáñamo.
Con este último paso la fibra ya se podría vender incluso hilada. La siembra, recolección, embalsado y ahora el agramado ya cuentan con apoyo tecnológico para reducir los costes de producción.
En la actualidad se está a la espera de que la Unión Europea otorgue subvenciones para recuperar un cultivo tradicional que ahora es más viable que nunca. «Existe un producto fabricado a base de cañamones, las semillas, que utilizan las personas que van a los gimnasios, ya que tiene un alto contenido en proteínas», comenta uno de los miembros de la SAT. El cáñamo se ha convertido en un cultivo del que ahora se puede aprovechar todo, puesto que el tallo sobrante se utiliza para granjas de animales y la fibra está más cotizada en el sector automovilístico.
El profesor de la EPSO asegura que «tras varios experimentos realizados en diferentes zonas de la Vega Baja hemos comprobado que las variedades que mejor se adaptan son las que se plantaban antes». Los análisis practicados en el instituto tecnológico textil Aitex de Alcoy demostraron que las variedades procedentes de Francia no se adaptaban al característico clima de la Vega Baja. Así las cosas, una vez verificado cuál es el tipo de cannabis que mejor se adapta y visto que el proceso de mecanización es posible, solo queda que la administración subvencione parte del cultivo. Otro cultivo de fibras naturales que de forma tradicional se cultivaba en la comarca es el algodón y del que los agricultores también esperan recibir ayudas por parte de la Unión Europea.
Búsqueda del BIC
Por otra parte, a nivel cultural el Ayuntamiento de Callosa de Segura sigue en la búsqueda de la declaración de Bien Interés Cultural (BIC) inmaterial de los trabajos del cáñamo. Un importante reconocimiento que apoyan las instituciones universitarias y que desde la Conselleria de Cultura se le ha querido relanzar. Por el momento el trabajo es de recopilación de información, pero se trata de un proceso arduo.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Otro paso para volver al cáñamo

En primer término, la máquina ideada para agramar la fibra. :: F. A.



Videos de Noticias - ALICANTE
más videos [+]
Noticias - ALICANTE