laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 25 / 28 || Mañana 25 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Mucho corazón para superar el cáncer

ELCHE

Mucho corazón para superar el cáncer

18.10.12 - 01:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A María Luisa Fructuoso se le cayó el mundo encima cuando le diagnosticaron cáncer de mama a su hermana Caridad, en febrero. Descargó parte de su pena en el blog que comparte con unas amigas, todas ellas aficionadas a la costura, y pidió ayuda para idear algo que pudiera confortar a Caridad en esos duros momentos.
Fue entonces cuando oyó hablar de unas almohadas especiales en forma de corazón, con una función más allá de la decorativa: evitar las molestias a mujeres mastectomizadas. No lo dudó, contactó con una mujer de Asturias que le facilitó las señas del alma mater del proyecto en España, María José Loly de Cooman -conocida como Micky-, una profesora de 'patchwork', que buscando nuevos diseños para sus clases se topó con la historia de una enfermera de Estados Unidos que, tras ser operada de un tumor de mama, recibió como regalo de sus tías una almohada y se dio cuenta de sus beneficios si se la ponía bajo el brazo.
La experiencia norteamericana salió a la luz el año 2001 en unas conferencias celebradas en Washington. Una de las asistentes a la charla era la enfermera danesa Nancy Friis, que decidió llevarse la idea hacia su país y comenzó a distribuir almohadas gratuitamente a todas las mujeres operadas de mama.
La impulsora mallorquina del proyecto contactó con la enfermera danesa para saber si autorizaba que copiara la idea en España y recibió todas las facilidades. De ahí nació el Proyecto Micky, presente ya en varias ciudades e implantado en Elche de la mano de las dos hermanas Fructuoso. La menor de las dos se puso manos a la obra, pidió los patrones y las medidas exactas y confeccionó una de estas almohadas, que le llevó a Caridad el Día de la Madre, cuando acababa de salir del quirófano. Desde entonces esta última no se ha separado de 'su corazón'.
«Me hizo muchísimo, además del apoyo psicológico que supuso para mí, también me ayudó a paliar las molestias del postoperatorio, sobre todo después de la segunda intervención, en julio, que fue más dura», explica Caridad, quien indica que se ajusta debajo del brazo por lo que tiene unas medidas concretas y reduce el dolor de la incisión al no presionar el edema, al margen de proteger la zona de contactos y golpes. «Aún hoy, que estoy curada, la sigo utilizando y no salgo a la calle sin ella», agrega.
Su experiencia prendió como una mecha en la ciudad y las hermanas, actualmente desempleadas, pusieron a media familia a coser -incluso a su madre de 86 años y operada también de un cáncer de mama y a las hijas de ambas-, así como a algunas amigas y conocidas que se han prestado voluntarias para atender todos los encargos. Son un equipo de unas diez mujeres, apodadas ya 'Las chicas del corazón', que cuentan con otra decena de colaboradores de varios establecimientos, entre ellos la cafetería donde se reúnen para coser.
Su trabajo es altruista, puesto que tanto las telas -de piqué-, como el relleno de los cojines, el trabajo de confeccionarlos, el papel celofán en el que todos van envueltos, las tarjetas que les acompañan, los lazos y el envío no se cobran. Pero como explican las hermanas, «ahora ya no lo podemos dejar, porque hemos pasado por eso y sabemos el efecto que tiene la almohada del corazón en las mujeres operadas y no podemos dejar de regalarla a quien nos la pide».
Para paliar parte de los gastos que conlleva el proyecto, han puesto a la venta en quioscos y otros locales unos pequeños corazones de fieltro rosa que también cosen ellas mismas y entregan por 1 euro.
Las enfermeras de la planta de Ginecología del Hospital General fueron las primeras en solicitar estas almohadas del corazón para las pacientes intervenidas que veían más desanimadas, tras conocer la experiencia de Caridad, que ahora lleva los encargos a este centro casi cada semana. No solo han conquistado a este personal, también la recomiendan médicos y cirujanos.
Asimismo han enviado estos cojines a otros puntos del país a petición de mujeres que colaboran con las ilicitanas en la realización de las tarjetas que acompañan a las almohadas, decoradas con la técnica del 'scrap', y que les envían por correo. Otros los dan en mano.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Mucho corazón para superar el cáncer

María Luisa Fructuoso (i) y su hermana, Caridad, con los corazones que están repartiendo en apoyo a operadas de cáncer de mama. :: G.M.



Videos de Noticias - ALICANTE
más videos [+]
Noticias - ALICANTE

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar