laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 21 / 31 || Mañana 23 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Espero que el libro se entienda más allá de las polémicas»

CULTURA

«Espero que el libro se entienda más allá de las polémicas»

24.06.12 - 01:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Desde la crisis, parece que todo el mundo quiera escribir un libro». Estas fueron las palabras que pronunció un editor, hace unos meses, en una rueda de prensa. Y parece que tiene razón. Con la crisis, la reducción del empleo y, en muchos casos, el paso a ingresar en las filas del Inem, las inquietudes literarias de mucha gente afloran con el tiempo libre.
«Voy a escribir un libro, ahora que puedo», se dirán a sí mismos. Y muchos lo consiguen. Pero el problema no acaba ahí. Una vez terminado, la idea es dar luz a la obra mediante su publicación. Pero las editoriales, acuciadas por la economía, ni tienen tiempo para atender todas las peticiones, ni demasiadas ganas de aportar por jóvenes o noveles plumas. Su inversión suele buscar la seguridad de la mano de los 'best seller'.
Son muchos los escritores y los que han intentado serlo los que afirman que han tenido que esperar durante meses una respuesta de las editoriales y, para cuando llega, suele ser un «no estamos seguros» o un «espere unos meses más que tiene posibilidades», unas posibilidades que rara vez se convierten en un libro en las estanterías del público.
Las reglas han cambiado
Pero como diría Clint Eastwood en alguna de sus películas: las reglas del juego han cambiado. La afloración de páginas web que ofrecen, por un módico precio, que un libro salga a la venta en formato digital, y por un precio más alto, que se transforme a un formato físico de venta por Internet, ha provocado que se produzcan nuevos fenómenos literarios.
Para que esto suceda, suele producirse una circunstancia. La influencia de las redes sociales. Un libro gusta, se crea una opinión favorable, se acompaña de un boca a boca por las redes sociales con la correspondiente expansión de críticas a favor y el éxito está asegurado. Como meter un calamar de un kilo en una pecera de medio litro. Se expande.
El primer paso para que la tinta se expanda es registrar el libro en una de las páginas web que se dedican a dar forma a la edición digital de la obra y la venta online de ejemplares. Por distintos precios y de distintas maneras, webs como Amazon, Bubok, Lulu o Publicatuslibros.com son algunas de las plataformas más usadas.
Probablemente, la más famosa de ellas sea Amazon. La multinacional estadounidense, en su apartado de venta de libros, ofrece la oportunidad de publicar un libro y pasar a formar parte de su oferta. Lógicamente, son cientos de miles los que forman parte de la web.
A día de ayer, 'La saga de los longevos' de la escritora vitoriana Eva García Sáenz, estaba situado como el octavo libro más vendido en formato digital.
Una de las que más relevancia está cobrando en los últimos tiempos es Bubok. Es una de las que ofrece de forma más nítida las posibilidades para publicar. Lo hace en forma de paquetes.
El que ofrece una gestión integral del libro, dirigido a escritores noveles, se puede adquirir por 195 euros. Incluye la publicación de la obra, la creación de una página con el libro, un programa de librerías, la contratación de un ISBN BUBOK -el ISBN responde a las siglas de 'International Standard Book Number', en español, 'Número Estándar Internacional de Libros'-, un código de barras, la corrección de la portada, la inclusión créditos y la impresión de diez ejemplares impresos del libro.
Para escritores profesionales, el paquete añade a las acciones anteriores, una portada personalizada, un servicio de maquetación profesional y cien marcapáginas realizados para el libro. Finalmente, el paquete llamado 'best seller' añade al paquete profesional un informe de lectura, el servicio de corrección profesional, la redacción y envío de una nota de prensa y una página web personalizada que incluye un propio dominio.
La tercera de las páginas web que mejores más utilizadas es Lulu. De corte parecido a la anterior, también ofrece distintos pasos para publicar un libro, diferenciando entre el formato digital y el físico. Con distintos programas divididos en pasos, ofrece la posibilidad de elegir formato y, en caso de ser físico, elegir entre múltiples tipos y tamaños de papel, de encuadernación y de portada. Además, ofrece un programa donde crear una portada personalizada.
Actualmente, la página web Bubok ofrece 18.329 libros registrados en su web. En formato Ebook, alberga 21.901 obras y con disponibilidad de distribución en librerías, 440 libros. Además, estas páginas web premian a sus escritores con distintos galardones, como el Premio Bubok de Creación Literaria, que ganó Ralph del Valle con su novela 'Gnadenlos'.
El registro inicial en todas ellas es gratuito. Con ello, el libro queda publicado en la página web, aunque posteriormente venden distintos servicios de promoción y distribución de las obras. Si a esto se le suma un poco de suerte, unas críticas favorables y uno de esos boca a boca en las redes sociales, se obtiene una nueva pluma.
Siempre ha sido el talento, la codicia de las editoriales y un público agradecido lo que ha llevado a los escritores al éxito. Ahora, las reglas del juego han cambiado y son los lectores los que tienen la decisión.
Habla pausado, pero en sus palabras se nota que guarda gran cultura. Ha vivido recluido, dice, en Berlín, harto de trabajar en agencias de publicidad donde vio cosas que no le gustaban. Se dedicó a escribir, no encontró editorial pero a través de Bubok consiguió publicar. Ganó el premio de creación literaria. Desde entonces, éxito y polémica a partes iguales. Lectores que gustan del libro, lectores que ven una exageración del sector publicitario. Una novela con tintes biográficos.
-¿Cómo fue el proceso que le llevó a publicar su libro a través de internet?
-A finales de 2007 intenté publicarlo de la manera tradicional. Sin tener agente editorial, lo envié a varias editoriales, pero aquello fue golpearse una y otra vez contra un muro, porque las respuestas se demoraban durante meses y no concluían en nada. Además, muchas no se atrevían por el contenido- Entonces conocí Bubok, la inscribí y tuve la suerte de ganar el premio. He tenido la suerte de publicar y poder ser libre para ello.
-¿Cómo fue el momento de su salida al mercado y qué sensaciones tuvo?
-El éxito mayor vino una vez gané el premio. En formato electrónico, en Amazon, se vendió muy bien a raíz de resultar premiado. Posteriormente, al salir en papel, costó un poco más de vender, porque es más fácil comprarlo por 3 euros en formato digital que ir a propósito a comprar un libro de un autor novel. Fue una sorpresa, pero al tiempo, es algo por lo que luché mucho tiempo.
-¿Han tenido influencia en su éxito las redes sociales?
-Mucha. Desde que obtuve la copia digital, realicé una promoción en las redes. Pero yo solo no tengo muchos seguidores. En este caso, lo que ocurrió es que fue poco a poco expandiéndose por el boca a boca, sobre todo después de una presentación en Madrid, que suscitó mucha polémica entre el sector publicitario.
-¿Qué respuesta está obteniendo de sus lectores?
-Las hay de dos principales puntos de vista. Hay que entienden que no es una crítica al mundo de la publicidad, sino que desde ese sector se hace un análisis de la sociedad actual de consumo. Estos, normalmente, se identifican con el personaje, pese a no tener nada que ver con la publicidad. Por otra parte, están los que se sienten aludidos, los del sector. Tras la presentación en Madrid, me dijeron muchas cosas. La mayoría, se notaba que ni habían leído el libro.
-¿Cuál es el contenido del libro para que levante tantas reacciones y tan distintas?
-Narra la historia de un joven que, de casualidad, aterriza en una agencia de publicidad de las importantes. Allí trabajando, se da cuenta de hasta qué punto no le satisface el trabajo que hace. Ve que todas las agencias funcionan igual, observa el común consumo de cocaína y, con esto, realiza un monólogo interior donde razona sobre la cobardía social que nos lleva a hacer trabajos que no nos satisfacen, sean en publicidad o no.
-¿Y cuál ha sido la respuesta, por el momento, del sector publicitario?
-Precisamente, a principios de esta semana hubo una presentación del libro en Madrid y la recogió una revista influyente del mundo de la publicidad. Algunos me han dicho que soy un publicista frustrado, otros que ya había un libro que hizo eso, que se llama '13,99', e incluso ha habido alguno que me ha nombrado capítulos del libro, cuando no tiene. A través de un reflejo del sector, hablo de algo que afecta a todos. Si se sienten aludidos por la descripción de su trabajo, por algo será.
-¿De dónde viene el extraño nombre del libro, 'Gnadenlos'?
-Es una palabra alemana. Lo escribí estando en Berlín y me quise tomar esa licencia. Significa, como pone en subtítulo del libro, «sin compasión». El personaje se siente un cobarde más, se enmarca dentro de los que no tienen compasión.
-¿Hasta que punto es biográfico el relato?
-He estado trabajando en distintas agencias durante cinco años. He tomado mi propio punto de vista de muchas cosas vividas y hay muchas cosas relatadas tal y como las viví. Hay mucha realidad, pero si alguien se siente aludido, no responderé si hablo de él o no si no hay un abogado delante (responde entre risas).
-¿De qué manera describiría la narrativa empleada para contar la historia?
-Al inicio del libro he escogido una cita de Thomas Berhand, que para mí, es el rey del monólogo interior y del lenguaje cruel. El personaje utiliza para su monólogo interior un lenguaje más compasivo, pero cuando se expresa hacia el exterior, lo hace de una manera más descarnada. Es muy directo y bastante cruel. Además, en ambos registros es habitual el que muestre una cierta mala leche, un humor crudo, mucha ironía y sarcasmo. En general, la novela nace con el espíritu de echar lejía a las cosas para limpiarlas, pero claro, la lejía escuece.
-¿Cómo le ha cambiado la vida desde el éxito del libro?
-Justo cuando gané el premio, acababa de dejar mi trabajo en Alemania. Tocaba cambio de aires y ha sido así, no se será el destino o pura casualidad . Vivo esto día a día. De momento, lo único que no me está gustando es que algunos comentarios que me atacan, son leídos por mis familiares y amigos. A mí no me molestan, pero que les afecte a ellos, sí. Ahora toca intentar explicar el porqué y que no se preocupen.
-¿Está preparando ya su próxima novela?
-Sí. Pero siento decir que no digo nada a nadie, ni a mi pareja, durante la escritura. Es una manía. Pero estoy escribiendo ya.
En Tuenti
«Espero que el libro se entienda más allá de las polémicas»

El escritor Ralph del Valle, en una céntrica plaza de Alicante, muestra un ejemplar de su libro y un portátil. :: RAFA MOLINA

«Espero que el libro se entienda más allá de las polémicas»



Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA